ALETEOS DE MARIPOSA

¿Te gusta? ¡Compártelo!

ALETEOS DE MARIPOSA

AUTOR: ANGEL JORGE MÍNGUEZ PEROMARTA

INDICE

Pagina

INTRODUCCIÓN 6

ALETEOS

Los primeros Aleteos 13

ANVERSO

Las Fichas 15

De Aleteos de Mariposa y Escenas en familia 30

Avatares 45

La Palanca 59

Movimientos 61

Destinos 87

REVERSO

Reverso 111

EPILOGO

Epilogo 133

1973

1973.España 138

1973.Mundo 156

AGRADECIMIENTOS Y DEDICATORIAS: A mi padre Ángel (padre, amigo, compañero), esté donde esté. A mí madre Alicia, por su paciencia, cariño, generosidad y apoyo en todo momento y circunstancia (en estas líneas hay mucho de papá y de ti, también de nuestros recuerdos, es un pequeño homenaje con todo mi cariño). A mis hijos Héctor y Laura con todo el amor que soy capaz de entregar. A mis hermanas Alicia, Gloria y Cristina, cuñados y sobrinos, aquí hay unas gotitas de vosotras, tatas, cuando todos éramos aún niños. A mi abuela Patro, mi abuelo Felipe, mi tía Andresa, revivisteis al reactivar mis recuerdos y a ti mi abuela Felisa, he traído a estas páginas un poquito de tu carácter con todo mi cariño (ya se sabe genio y figura…) desde el más allá, no os olvido yayos. A mis amigos, gracias por estar ahí y en especial a Antonio Avellana, te tengo en mi corazón. A Adolfo “el Chileno”. A mi sobrino Pablo Moreno Mínguez, sin su ayuda y búsqueda incesante buceando en Internet esta novela estaría llena de lagunas.  A Jesús García Jiménez por su búsqueda en Internet. A Verónica que me ayudó a trasladar a los usos chilenos los diálogos de Adolfo y Helena. A todos los que, desinteresadamente, respondieron vía Internet a mis preguntas, resolvieron mis dudas y aportaron datos vitales para la documentación de esta novela sin tan siquiera mencionar sus nombres.  A las Bibliotecas, Hemerotecas e Internet. A los recuerdos.

NOTA: Esta novela es una ficción. Sus personajes no corresponden a personalidades reales ya que cada uno de sus caracteres está conformado por el de dos o más personas. El autor ni se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones o apreciaciones efectuadas por los mismos, están en la calle, solo hace falta oír y querer escuchar. Los hechos reales y datos históricos que aquí se citan están entresacados de las fuentes o bibliografía que se mencionan al final de la obra, salvo error u omisión la mayoría de ellos se han reflejado prácticamente de forma literal. Tanto los recuerdos como las impresiones extraídas de los mismos pueden llegar a ser subjetivos. La memoria tiene sus caprichos, supongo que es humano.

El aleteo de una mariposa podría derribar la primera ficha de dominó

de la inmensa hilera. La última, al caer, golpear el mecanismo que

acciona la palanca que mueve nuestro destino.

A.J.M.

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

Estimado lector/lectora:

¿Alguna vez te has preguntado cómo nació una novela?, ¿qué la inspiró?, ¿qué mecanismos mentales llevaron al autor a escribirla tal cual puedes leerla?.

Quisiera invitarte a un pequeño viaje por el proceso de creación de Aleteos de Mariposa.

Para empezar he de decirte que no transitaremos por un camino llano, el nuestro está plagado de idas y venidas, de vaivenes sucesivos por la sencilla razón de que fue así, precisamente, como fue creada: a impulsos a veces irrefrenables.

En ella verás desfilar muchos de mis recuerdos y vivencias, personas a las que conocí y con las que conviví pero no te lleves a engaño. No se trata de un libro de memorias al uso. La imaginación se abrió paso arrolladora y los personajes, cobrando vida propia, comenzaron a moverse a su libre albedrío por la trama.

Antes de comenzar a andar quisiera proponerte hacer algún que otro alto en el camino con el fin de seguir el hilo de las reflexiones que me asaltaron al escribir Aleteos de Mariposa y que fueron moldeándola hasta dejarla tal cual está.

Y ahora si estás de acuerdo y lo deseas podemos iniciar nuestro recorrido.

En primer lugar, he de confesar que mi idea inicial al comenzar a escribir mi novela fue dar vida a un relato corto.

Partía de un borroso recuerdo de mi infancia: un SIMCA 1000 pasando temerariamente junto a un camión en llamas. Al volante mi padre y junto a él mi madre, mis tres hermanas y yo. Éramos unos niños y aquella vivencia debió de quedar grabada en algún recóndito lugar de mi cerebro. Mi madre aún se pone nerviosa al rememorarlo.

Casi instantáneamente y sin saber muy bien porqué, acudieron a mi memoria dos pequeños sucesos de mi juventud. El primero nos ocurrió a mi padre, que en paz descanse, y a mí en el transcurso de uno de los muchos viajes que hicimos como compañeros, amigos y colegas. Éramos comerciales de una firma de Barcelona muy importante por aquel entonces y desgraciadamente hoy desaparecida: SAP.

Por cierto, allí conocí un chileno con el que entablé una gran amistad: Mi Director Comercial. Él me contó su historia y la de su familia. Una parte de la misma y otra parte inventada conforman la de uno de los personajes de esta narración.

Querido amigo Adolfo, si aun vives y todavía resides en tu querida Viña del Mar, quiero que sepas que, a pesar de los muchos años transcurridos desde entonces, como verás no te he olvidado.

Volvíamos, pues, mi padre y yo de Monzón hacia Zaragoza cuando una extraña luz surgió en el cielo estrellado de una noche primaveral. Al principio no le hicimos caso pero el fenómeno era tan persistente que incluso mi padre se percató de ello y eso que era casi tan despistado como yo. Aquella luz pareció acompañarnos hasta la entrada a la ciudad y su rara evolución, flotando solitaria en el firmamento, nos dió tema de conversación en casa durante bastantes días.

El segundo suceso alcanzó bastante más repercusión y ocurrió ante multitud de testigos. Debía de transcurrir 1980 o el 1981, por fijar más o menos la fecha, te diré que el Tubular Bells de Mike Oldfield se había puesto de moda aquel año y se escuchaba por todas partes.

Pues bien, estábamos toda la familia en Benidorm disfrutando de las vacaciones veraniegas. Recuerdo que caminaba por su avenida principal junto a una pandilla. Atardecía.

En un momento dado giré la vista hacia el mar y me percaté de la presencia de otra extraña luz en el cielo. Era muy similar a la antes citada pero sensiblemente mayor.

Medio en broma medio en serio les comenté a los amigos que aquello parecía un OVNI y al principio nos lo tomamos a risa pero…Llegamos a tomar referencias y comprobamos que, lo que fuese, se movía lentamente, como flotando.

Lo increíble sucedió al volver la mirada hacia el paseo.

No éramos los únicos que nos habíamos percatado de la presencia del extraño objeto.

Me dió la impresión de estar viviendo el episodio de una película americana de ciencia ficción. Los semáforos estaban en verde pero los abundantes coches permanecían, detenidos, en medio de la calzada. Sus ocupantes habían descendido de sus vehículos y miraban al cielo extrañados. Todo semejó paralizarse, la gente salía de las terrazas, de los establecimientos y se paraban en medio de la calle a mirar. Éramos cientos y el fenómeno se observó en todo Benidorm con idénticos o similares resultados.

Y entonces, aquella fuente luminosa suspendida del cielo, aumentó momentáneamente su tamaño, comenzó a tomar un tono anaranjado, después rojo brillante y súbitamente, a una velocidad endiablada, desapareció misteriosamente.

Al día siguiente los periódicos regionales concedieron abundante cobertura

informativa a la noticia. La explicación de las autoridades, como no, fue la tantas veces utilizada: Un simple globo sonda.

Curiosamente leí no hace mucho que se habían desclasificado varios expedientes X en España y uno de ellos se correspondía precisamente con la fecha y el lugar: la costa levantina.

Según las conclusiones publicadas, parece que aquello se trató efectivamente de un auténtico OVNI.

A todas estas vivencias se unió en mi mente la visión de una asombrosa fotografía efectuada, creo recordar, en la NASA y cuyo contenido no revelaré ahora ya que forma parte de uno de los capítulos de esta historia. Tengo que reconocer que aquella instantánea en nuestro periódico local me impresionó sobremanera y en cierta forma me dejó una marca indeleble.

No sé muy bien porque pero a continuación, caprichos de las musas, empecé a pensar en las casualidades del destino. Un pequeño avatar sin importancia de forma aislada, unido a otros de similares características, puede llegar a trastocar una vida.

Permíteme que nos detengamos un momento para plasmar una pequeña reflexión personal: Soy de la opinión de que el destino, si lo tenemos escrito cada uno de antemano, no discurre por una vía única. Creo que siempre es posible tomar atajos, desvíos y cambiar de camino o simplemente cruzarnos a una carretera paralela. Y puede que al final de cada una de las posibles variantes sí que esté escrita alguna de nuestras metas finales ¿o tal vez no?.

Tras esta breve pausa, ¿continuamos de nuevo nuestro trayecto?

Bien, ya tenía el armazón del todavía relato y solo me quedaba ubicarlo en el tiempo.

Siempre he pensado que una de mis mejores épocas fue, posiblemente, la década de los 70. El año surgió por casualidad, consulté un almanaque y elegí 1973 casi al azar.

Me dispuse a recopilar datos, sucesos…¿Qué ocurrió en 1973?.

Aquí empezaron las casualidades y yo comencé a complicarme la vida, el relato creció y creció hasta convertirse en lo que es ahora: esta novela.

Y se me ocurrió algo inquietante: Al documentarme sobre lo que entonces sucedió, que fue mucho, tuve la desagradable impresión de que todo parecía recobrar singular actualidad.

Desgraciadamente.

Cambiaban los escenarios pero no el fondo de las situaciones.

En el mundo: la guerra de Vietnam se convertía en la de Iraq pero los protagonistas principales seguían siendo los mismos: Los americanos.

Oriente Medio estaba entonces tan convulso o más que ahora, el terrorismo era como hoy desgraciado protagonista e incluso alguno de los personajes colaterales de la novela saltaban de nuevo a la actualidad más candente, por ejemplo Pinochet fallecía poco después de haber aparecido en uno de los capítulos.

En la España de 1973 la corrupción urbanística estaba en pleno apogeo, los incendios intencionados también. La Iglesia se movía por sus fueros con un poder impresionante, hoy incluso se lanzaba a las calles. La derecha más recalcitrante parecía resurgir en la actualidad del oscuro pasado y, aparentemente, con las mismas intenciones.

Sinceramente, me dió la impresión de que el hombre es el único animal al que parece encantarle tropezar una y mil veces en la misma piedra. Definitivamente los humanos en general no aprendemos de nuestros errores, ponemos especial empeño en repetirlos una y otra vez.

Y así, error tras error, volvemos a embaldosar nuestra propia senda camino de quien sabe dónde. ¿Quizás de repetir la historia?.

Los viejos fantasmas tanto en el mundo como en España, parecían seguir junto a nosotros, agitando sus descarnadas miserias, reclamando un tozudo y peligroso protagonismo en nuestras vidas, en nuestra sociedad.

¿Tanto hemos cambiado?. ¿ Acaso treinta y seis años nos han enseñado algo?.

Parafraseando la famosa serie de televisión, creo sinceramente que la respuesta está

ahí fuera, a la vuelta de la esquina, solo hay que desear mirar.

Pero dejemos que la vida siga su curso y retomemos nuestro viaje virtual por mi proceso de creación de Aleteos de Mariposa allí donde lo habíamos dejado:

Decidí que lo mejor sería aparcar unas reflexiones que amenazaban con apartarme del objetivo y que quizás diesen de si para escribir un relato de corte histórico, pero yo me había propuesto escribir una novela, una ficción.

Y sin embargo he de reconocer que no pude sustraerme a realizar un pequeño ensayo sobre lo que fue 1973. ¿Cómo éramos por aquel entonces?, ¿qué nos divertía o preocupaba?, ¿cuáles eran el cine, la televisión y radio que disfrutábamos?, ¿y la situación política?, ¿qué fue noticia aquel año?.

He intentado dar algunas respuestas, bajo mi óptica personal y seguramente sesgada por las convicciones que aún me quedan, en el capítulo aparte que engarzo al final de esta obra bajo el escueto titulo de 1973.

Sinceramente, no he podido evitar el repaginar las hojas del almanaque de la vida.

Al fin y al cabo, tal y como suele ocurrir cíclica y habitualmente, estamos sumergidos en plena fiebre revival: Cuéntame, reedición de los archivos del Nodo, la celebración de los 70 años de Radio Nacional de España y el 51 aniversario de TVE, La tele de tu vida, Historia del Pop Español, muy recientemente las Canciones de tu Vida de José Ramón Pardo y José María Íñigo…

Para aquellos que la vivieron, mi ensayo 1973 puede servir como recordatorio de una época y tal vez, para el resto, como llave útil para intentar entendernos o quizás comprendernos.

¿Seguimos?.

Ya tenía, pues, un año en el cual ubicar la trama, ahora solo me quedaba elegir un mes y una fecha.

Pensé que el momento más esperado por la casi totalidad de los españoles ha sido siempre y es la llegada de las vacaciones. En especial las de verano.

Así que elegí el mes de Agosto, y como día, el 15 ¿por qué no?. Esa era la fecha señalada por muchos como inicio o final de sus vacaciones.

Comencé a escribir y retrocedí al pasado:

Con la llegada del calor muchos seguían trabajando, mal remedio les quedaba.

En cuanto a los demás, quien más quien menos aprovechaba esos días de descanso para disfrutar de su particular veraneo. Por supuesto siempre según las posibilidades de cada cual.

Unos aprovechaban para retornar a sus raíces o regresar a los pueblos, ciudades y aldeas que les habían visto emigrar un día en busca de un futuro mejor. Otros se quedaban solos en la ciudad mientras el resto de la familia veraneaba lejos: Los Rodríguez… Y algunos, los más pudientes, disfrutaban del sol y del mar, playa y suecas, ¡Ay las suecas!. Botijo y porrón, sol y sombra, sangría y olé.

Ese verano resultó cálido y largo pero no tranquilo.

Cambio 16 lo describió muy gráficamente. Copio casi literalmente: “… El verano de 1973 estuvo iluminado por los incendios forestales, fue por otro lado un verano excepcionalmente largo y seco. Los fascistas de la ultraderecha, colmaron sus muchas inquietudes intelectuales y culturales apedreando librerías e intimidando editoriales. Lo de entrar cobardemente armados con cadenas en las Facultades o esparcir paladas de sal en las heridas abiertas, sin cicatrizar y demasiadas veces todavía sangrantes ya solían hacerlo y seguirían haciéndolo habitualmente.

Murieron miles de aves en el Coto de Doñana por culpa de la contaminación de las aguas y secaronse o casi las Tablas de Daimiel…

Un verano para incendiar, cuando un monte se quema ¿quién lo quema?. Nunca se supo claramente si los montes ardían solos o quién los quemaba con nombres y apellidos. Falleció mucha gente en las carreteras. El ecosistema comenzaba a fallar en España, como en el mundo entero. Al cambiar de aires el español cambia de catástrofes pero no se redime de su condición catastrófica. Un verano para incendiar, para asustar, para contaminar, un verano para todo menos para veranear….”.

Y es precisamente en este verano de 1973 cuando comienza nuestra historia. Una fábula novelada, medio en broma medio en serio, con la España de 1973 al fondo.

ALETEOS

El aleteo de una mariposa………

LOS PRIMEROS ALETEOS

Jesse Cavitt, definitivamente, no se encontraba en las mejores condiciones posibles.

Algo en la cena le había sentado mal y se había pasado toda la noche en vela con un fuerte dolor de estomago. Cuando se incorporó a su puesto de trabajo en la fábrica, se sentía adormilado, cansado y torpe.

Comenzó a soldar maquinalmente los componentes en la placa electrónica. Al final del proceso no quedó satisfecho con el resultado. Otro cualquiera hubiese dado por finalizado el control pero él se consideraba un perfeccionista.

Sabía por experiencia que una falsa soldadura era a muy difícil de detectar. Una vibración anómala sufrida por un falso contacto podía tener consecuencias absolutamente impredecibles y sin embargo un pequeño golpe en el lugar apropiado era suficiente, a veces, para que todo encajase a la perfección.

Al fin y al cabo uno nunca sabía dónde iría a parar aquella humilde placa. La empresa para la que trabajaba era puntera en su sector y tenía muchísimos clientes, varios de ellos encuadrados en el campo de la tecnología avanzada.

Definitivamente dejo la placa apartada en una esquina de su mesa de trabajo y salió disparado hacia la máquina de café. Necesitaba despejarse. Allí se encontró con su supervisor, un buen amigo y estuvieron cambiando impresiones unos minutos… Cuando volvió la placa había desaparecido. Alguien la había mezclado entre varios cientos, todas iguales y metido en una caja. En ese momento, dicha caja descansaba en una de las inmensas estanterías del almacén. Lista para su envío y facturación.

Paco Ramírez se había incorporado al almacén de hierros y chapa recientemente como aprendiz. Aquella mañana el encargado le ordeno cortar unas chapas de acero en la cizalla. El resto del personal estaba prácticamente saturado de trabajo, el pedido era urgente y al día siguiente era festivo: En España se celebraba la fiesta de la Asunción.

Paco no sabía manejar la maquina como hubiese deseado pero puso todo su empeño e interés. A pesar de ello la primera salió defectuosa. En una esquina había quedado una rebaba punzante y afilada como un bisturí. Las prisas y su inexperiencia le impidieron percatarse de ello.

ANVERSO

podría derribar la primera ficha de domino

de la inmensa hilera……….

LAS FICHAS

TONY “CHARLES” LAUGHTON

Tony “Charles” Laughton se rascó el cogote meditabundo. Desde luego tenía su gracia. La mañana anterior habían estado probando el tractor John Deere 1120 LS  que su padre había comprado dos días antes para el rancho. Franck Laughton era un enamorado de la mecánica y le había transmitido dicha afición a su hijo. Claro que a Tony lo que le iban eran los coches y no los tractores.

Lo cierto es que en medio de una apasionada disertación sobre las características del vehículo: – Está equipado con un motor Diésel tricilindrico de inyección directa y la caja de cambios LS dispone de dieciséis marchas adelante y ocho atrás… -, el motor de 51 CV se paró en seco. Su padre, lejos de inmutarse, le dijo: – esto es cosa de los “Gremlins” hijo, pero estos malditos duendecillos que todo lo estropean no saben que poseo mis dos armas secretas: Una vieja danza apache que me enseñó mi abuelo y este amuleto -.

Ante la atónita mirada de su hijo comenzó a bailotear alrededor del motor,

moviendo exageradamente los brazos. Tarareaba, a su manera, algo muy parecido al “The Witch Queen of New Orleáns” de Redbon y terminó golpeteando la carrocería al ritmo del “Popcorn” de Hot Butter. – Esto último es cosecha mía, dale marcha a este engreído motor -. Por increíble que pareciese, este se puso a ronronear como un gatito.

Tony se rió por lo bajo mientras daba cuenta del par de huevos fritos con beicon y patatas que constituían su desayuno habitual y pidió un café bien cargado.

Desde el televisor Richard Nixon se declaraba inocente en el caso “Watergate” y únicamente reconocía su responsabilidad en los “abusos” cometidos por sus asesores. A pesar de los esfuerzos no terminaba de resultar convincente y eso que se estaba jugando su futuro en aquel discurso televisado. Tony chasqueó la lengua. – Mal asunto -.

Abonó la cuenta y se encaminó a la puerta. En la televisión un comentarista informaba del cese de los bombardeos USA en Camboya. Al parecer el último ataque de los

“B- 52” había sido de tal intensidad que las sacudidas repercutieron en Phnom Penh. Todo indicaba que la paz camboyana podía estar cerca. El final de la guerra de Vietnam, tardaría aún mucho tiempo en plasmarse en una realidad. – Demasiado -, se dijo.

Aquella era una certeza emanada de varios factores. El primero de ellos la

necesidad íntima de estudiar para intentar comprender (cosa que no había

conseguido en absoluto), el segundo una apreciación practica y de

primera mano de la situación y por ultimo y no menos importante, su propia experiencia personal. Tony había combatido en Vietnam y su última estancia en aquel país, dos años atrás, nunca la olvidaría. Una fea cicatriz en el pecho y dos altas condecoraciones, se encargarían de recordárselo el resto de sus días.

Corrían los últimos meses de 1971 y en plena retirada de las fuerzas estadounidenses, tuvo lugar una nueva concentración de tropas en Vietnam del Norte. Aquello se parecía demasiado a los preparativos de una gran incursión desde Laos y Camboya a través de la Ruta Ho Chi Minh. Estados Unidos respondió con bombardeos masivos en toda el área.

Salió al exterior, hacía frío a aquella hora de la mañana. Subió la cremallera de su cazadora Bomber hasta el cuello. Rebuscó en sus bolsillos y extrajo un cigarrillo Malboro. Lo encendió cuidadosamente.- Como dice mi padre: “La historia es tozuda y las asignaturas pendientes siempre terminan pasando factura”-.

Aspiró el humo hasta hacerlo penetrar en lo más profundo de sus pulmones y lo expulsó lentamente por la nariz. – Y la Guerra de Indochina era una de esas asignaturas pendientes, ¡ya lo creo que sí! -.

Vietnam seguía en pie de guerra. Es verdad que en aquel mes de Agosto los combates entre ambos mandos vietnamitas parecían haber amainado pero Tony “Charles” Laughton no las tenía todas consigo. Su experiencia le dictaba que la situación de guerra en aquel país, se mantendría durante mucho tiempo más. – Demasiado – volvió a repetirse.

Se había detenido largo rato, al pie de un árbol, perdido en sus meditaciones y poco a poco salió de su ensimismamiento.- ¡Dios quiera que nunca jamás repitamos los mismos errores! – . Sacudió la cabeza como espantando amargos fantasmas y crudos presentimientos.

El empleado le hizo un gesto desde el surtidor. El depósito estaba lleno.

- Bonito coche, sí señor. Nueva tracción a las ruedas delanteras y control de nivel automático. ¿Frenos de disco? – .

Tony asintió admirando con arrobo el centelleante juego de ruedas con el

neumático cromado de su Cadillac Eldorado Cupe. – Es mi bebe -. – No me extraña, también lo sería el mío – . Pagó al tiempo que calaba la visera de su querida gorra de béisbol hasta las cejas. Era de los Mets de Nueva York y tenía la firma del mismísimo Tom Seaver.

- Demonios de hombre… – . Se colocó, con sumo cuidado, las gafas Ray – Ban y lanzó un escupitajo mezcla de saliva y tabaco. -… Una casualidad, eso es lo que fue. Redomado viejo, que manera de tomarme el pelo… Pero y si… – . Por si acaso, se dijo y palpó en el bolsillo de la camisa. Sí, ahí estaba el famoso amuleto de su padre.

Desde que había salido muy temprano del rancho familiar en Ruidoso, cerca del Mezcalero Apache, le había acometido una especie de mal presagio y no conseguía quitárselo de la cabeza.

Atravesó las Sacramento Mountains taciturno, inquieto. Únicamente, consiguió amagar una sonrisa y esbozar un saludo al pasar por aquel desvío, tal y como solía hacer otras veces.

Ahora estaba a punto de abandonar la carretera federal 70 y se disponía a tomar la 380 camino de Dallas.

-Con el estómago lleno las cosas tienen mejor aspecto.-.  Estiró los largos brazos y puso en movimiento su gran corpachón metiéndose en el coche. – ¡A trabajar!, hay que aprovechar el fresquito de la mañana antes de que todo esto se convierta en un infierno-.

Conectó el autorradio: – “… Saludos a los que se incorporan ahora a nuestra sintonía en este Miércoles 15 de Agosto de 1973. Empieza a hacer calor amigos, dentro de poco hervirá el asfalto. Para hoy se esperan temperaturas muy altas y cielos despejados, el tráfico a estas horas es todo lo fluido que suele ser siempre a estas horas…” – . Cambió de emisora. – “… El Frente Popular de Liberación de Palestina, por boca de su dirigente el Doctor George Habash, nos acusa a Estados Unidos de complicidad con Israel. Por otro lado, desde Israel, Moshe Dayan reconoció que el citado dirigente era el objetivo del secuestro del avión civil “Caravelle” de nacionalidad Iraquí el pasado viernes. Como recordarán el avión fue obligado a aterrizar en una base militar Israelí pero George Habash no se encontraba a bordo…”. Se encendió otro Malboro y se arrellanó en el asiento.

- “… Este incidente, uno más del conflicto de Oriente Medio ha sido el detonante de la protesta efectuada por el Líbano ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El debate sobre el secuestro del avión Iraquí podría acabar con una más que probable condena de la ONU. a Israel…

Y cambiamos de asunto… funcionarios del Centro Espacial de Houston dijeron ayer que la estación espacial “Skylab 2 “podría completar su misión espacial récord de 59 días y seguir fotografiando la tierra…” – . Subió el volumen del autorradio y escuchó atentamente.  – “… La tripulación tendrá que reparar la nave Apollo 9 en la que llegaron pero se cree que no será necesario el vuelo de rescate preparado para ayudarles a volver a la tierra…. El comandante del “Skylab 2” Alan I. Bean comentó que ellos también “aquí arriba” compartían el optimismo… – . Miró al cielo y levantó su pulgar en señal de “OK”. Accionó la llave de contacto y cambió de nuevo de emisora.

Los 340 CV de potencia del motor rugieron y el Cadillac se puso en marcha. Tony agitó su corpachón al ritmo del “Rock The Boat” de The Hues Corporation y acarició el volante.- Vamos pequeño, disfrutemos un poco tu y yo. Demuestra de lo que eres capaz. Tengo un duro trabajo por delante y nos queda mucho camino por recorrer -.

El Cadillac Eldorado Cupe se fundió con el horizonte.

FERNANDO PRADES

Muy lejos de allí, en España, Fernando Prades examinó detenidamente su viejo camión Ebro de 1.500 Kg, con caja de madera. Llevaba unos días barruntando algo y aquel extraño olorcillo a chamuscado no ayudaba mucho, la verdad.

Tampoco le podía pedir demasiado al pobre vehículo, tenía entendido que la suya era la tercera mano por la que pasaba. Lo extraño era que aún siguiese funcionando.

La verdad es que el seguro le había costado un montón de duros pero nunca se sabía.

Revisó la carga de chapas de acero y bidones de disolvente que tenía que trasladar al puerto de Tarragona muy temprano y se subió a la destartalada cabina…

-Y pensar que todo el mundo está hoy de fiesta. Menuda festividad de la Asunción voy a tener yo – .

DON JOSÉ VIL

Don José Vil, por entonces “Pepe el ovejero”, llevaba levantado desde el alba.

Pastor de profesión aunque no de vocación se encontraba en aquellos momentos sentado bajo una higuera y masticaba con fruición un enorme trozo de queso con pan de hogaza.

De cuando en cuando se “echaba al gaznate”, un generoso trago de vino de la bota de cuero. No perdía ojo al rebaño ni a Mario, su fiel perro pastor y posiblemente el único amigo que tenía en el mundo.

Había heredado aquel pedazo de tierra; con la casa, el establo y el pequeño

bosquecillo que los rodeaba, de su padre que en paz descansase. El buen hombre fue toda su vida pastor y tuvo la desgracia de quedarse viudo demasiado pronto.

Catalina, su mujer, murió durante el parto de su único hijo: Pepe.

El hombre, a su muerte, dejó a su hijo todo lo que poseía. Lo que, muy a su pesar, nunca pudo ofrecerle fue aquello de lo que carecía: una educación, unos estudios y tal vez, solo tal vez, un poco de cariño. Demasiado había hecho enseñándole las “cuatro reglas” y criándole sano y fuerte. Dadas las circunstancias Pepe se había convertido en lo que sería y es aun hoy en día: un absoluto zote y un auténtico zafio.

La naturaleza, empero, le dotó de un extraño don: carecía absolutamente de moral, sentimientos y escrúpulos de ninguna clase. Pepe era ambicioso y soñaba con huir de allí a toda costa. Solo tenía que esperar su oportunidad.

- Algún día padre, algún día todo cambiará… -

Miró al cielo, limpio y extremadamente azul, al tiempo que frotaba el chisquero y encendía su primer “celtas” sin filtro del día.

DOÑA PURA

Doña Pura pasaba parsimoniosamente, una tras otra, las cuentas de su rosario bendecido. Mascullaba por lo bajito sus oraciones luchando contra el sueño. La mujer no había conseguido dormir en toda la noche. El calor se le antojaba asfixiante y aquello no podía ser bueno para su tensión. Sin embargo, ahora no podía dejarse ganar por la somnolencia bajo ningún concepto: A las 9,15 emitían la Santa Misa y no estaba dispuesta a perdérsela, le costase lo que le costase.

Era Miércoles 15 de Agosto y se celebraba la muerte natural de María, la

preservación de su cuerpo de la corrupción del sepulcro, la Asunción de

su cuerpo y su alma y su exaltación en la gloria de Dios. ¡Nada más y nada

menos!.

Aquél era el último día de vacaciones, mañana estaría de nuevo en su querido Madrid con sus viejas amigas de Acción Católica y podrían seguir enlazando novena tras novena. – ¡Nunca se reza lo suficiente no señor!, ¡El mundo está bajo las garras del mismísimo Lucifer! -.

Su difunto marido, que en gloria estuviese, había tenido un gran acierto comprando aquel Más en Blanes.  Era una delicia casi todo el año, sin embargo, para Doña Pura el verano constituía una auténtica prueba impuesta por el Señor. Y no solo por el calor sofocante no. Para una auténtica beata de rompe y rasga, antigua y activa miembro de la Sección Femenina, eso de tener que bajar a la playa cada mañana era un verdadero calvario.

- ¡Qué desorden moral y cuanta corrupción!. ¡Aquellas muchachas en bikini enseñándolo todo sin ningún pudor!. Y los hombres, ¡Ay Señor los hombres con aquellos taparrabos tan ceñidos! -.

La culpa había sido del turismo y de las extranjeras, ¡guarras más que guarras!. Ellas habían pervertido a los españoles. ¿Cómo si no podía entenderse que se bañasen todos juntos, ellos y ellas?, ¡y delante de sus hijos!. ¿Pero que les estaban enseñando a aquellas criaturas de Dios?.

¡Así, ¿cómo iban a convertirse en la salvaguardia de las esencias de España y los eternos valores de la Patria? !.

- ¡Si mi Manolo levantase la cabeza!-.  Pensó.

En realidad don Manuel, que había amasado su enorme fortuna merced al

estraperlo durante la posguerra, era de sobra conocido en lo más granado de los lupanares de Madrid.

Claro que ella no lo sabía… o nunca había querido saberlo. Para doña Pura aquello del sexo siempre constituyó una dura prueba por la que se tenía que pasar. Por desgracia no existía otra manera de traer hijos al mundo y a ello se había prestado siempre con cristiana resignación. Puede que una o dos veces hubiese llegado a sentir algo especial pero lo había reprimido con ahínco y no sin esfuerzo. ¡ Aquello eran cosas del Diablo, del demonio de la carne!.

Escuchó ruidos en el piso superior, seguro que ya se habían levantado el

“calzonazos” de su hijo y la “pelandusca” de su nuera.

Doña Pura no se llevaba a engaño con su querido retoño. Terminó a trancas y a barrancas la carrera de Derecho y su padre le había abierto bufete propio.

El hombre tenía la “peregrina” idea de que algún día, su hijo, le sacaría gratis de apuros si alguno de sus muchos “trapicheos” salía mal. Visto así, pagarle la carrera y montarle el negocio constituía una buena inversión.

Por suerte o por desgracia don Manuel había pasado a mejor vida, a causa de un infarto, tres años atrás.

Gracias a Dios había dejado a su familia en una muy desahogada situación económica, tanto que les permitiría vivir de rentas durante una generación o dos más.

De cualquier manera doña Pura sabía que su hijo Alejandrito nunca brillaría con luz propia y menos al lado de su mujer.

Alejandro y Concha se conocieron en uno de aquellos obscenos “guateques” que tanto se habían puesto de moda. Se enamoraron perdidamente, se casaron y de aquella unión había nacido lo único bueno que, seguramente, saldría de Alejandrito en toda su vida: Alfonsín.

Para doña Pura su nieto constituía su mayor tesoro. El no había salido a su madre, una mujer moderna con iniciativa e ideas propias y para colmo nada religiosa (estaba segura de que Conchita era atea o peor aún ¡comunista!). Para colmo tuvo la osadía de montar su propio negocio: una mercería.

¿Pero qué necesidad tenía una mujer de trabajar para ganarse la vida?. Su sitio estaba en casa, cuidando de su marido y de su hijito. Como solía decir su difunto Manolo: “la mujer en casa………….y con la pata quebrada”.

Alfonsín había salido de otra pasta, la de su abuela y doña Pura se sentía muy orgullosa de su influencia benefactora. Al niño le encantaban el catecismo y la Biblia y en lugar de leer tebeos devoraba Historias de Santos y Vidas Ejemplares. En el colegio siempre sacaba sobresaliente en religión y gracias a ello, sin dudarlo, el padre tutor don Eulogio sentía por él aquella especial predilección.

Siempre estaban juntos, aún en horas fuera de clase y se les veía muy unidos.

La radio crepitó, la voz del locutor anunció, ¡por fin!, la transmisión de la Santa Misa. El cura comenzó a hablar. – “…. La Virgen María ha sido llevada al cielo en el día de hoy. La Madre de Dios es figura y primicia de la Iglesia, que un día será glorificada. Ella es consuelo y esperanza de su pueblo, todavía peregrino en la tierra… –.

… Y doña Pura se quedó profundamente dormida.

ADOLFO TANEMBAUN Y HELENA

Adolfo Tanembaun y su mujer Helena salieron a la terraza del precioso chalé que sus buenos amigos los Argemi poseían en Sagaró. Ante sus ojos se extendía una de las más bellas bahías de la Costa Brava.

Tanto Adolfo como Ricardo eran profesores en la Universidad. Adolfo acudió un buen día como invitado de honor a la de Barcelona, desde su Chile natal y allí se habían conocido. Congeniaron de inmediato y jamás habían perdido el contacto. Su amistad era tan fuerte que, al casarse, ambos fueron padrinos en sus respectivas bodas.

Ricardo ejercía en Barcelona y Adolfo en la Universidad Técnica del Estado (UTE) de Santiago de Chile.

Adolfo comenzó su andadura en la escuela de Artes y Oficios de Santiago y había llegado a formar parte del Teknos, la compañía de teatro de la UTE fundada en 1958. En 1967 se implicó activamente en el apoyo que académicos y funcionarios prestaron al prolongado movimiento de los estudiantes.  Unidos, consiguieron la creación de la Comisión de Reforma del Estatuto Orgánico de la UTE, con participación estudiantil, bajo la presidencia de Eduardo Frei.

En 1968 formó parte del Claustro Pleno de docentes y estudiantes que eligieron Rector a Enrique Kirberg. Ya en 1971, durante el gobierno del Dr. Salvador Allende Gossens se implicó a su vez en el desarrollo del estatuto Reformado de la UTE. Amigo personal de varios de los componentes de Inti Illimani y de Víctor Jara, siempre se había caracterizado por su amplia visión de izquierdas y cercanía a sus alumnos. Todo ello le había llevado a convertirse en un personaje muy popular.

No estaba nada de mal para alguien perteneciente a una rica familia, propietaria de grandes posesiones en Viña del Mar y sus alrededores.

En aquellos días Adolfo y Helena habían estado disfrutando de unas merecidas vacaciones en España, país que ambos adoraban. Habían aterrizado en el Aeropuerto de Barajas en Madrid y allí mismo alquilado un Dodge 3700 de 6 velocidades.

Les encantaba viajar a su aire y pararse en cualquier ciudad, pueblo o paraje que llamase su atención.

Aquel 15 de agosto era el último día de sus vacaciones. Nada más terminar

de comer partirían rumbo a Madrid. Ya tenían los billetes y esperaban despegar de Barajas a primeras horas del día siguiente.

Ricardo Argemi y Clara, su esposa, abrieron la puerta corredera y aparecieron con el desayuno. Adolfo se dio cuenta, rápidamente, de que algo no iba bien.

- Veamos, que ocurre, soltadlo ya -. Ricardo esbozó una sonrisa. – Me conoces demasiado bien Adolfo -. – Deben de ser los años sin duda. Contadme, veamos qué pasa, déjalo hay-. Se sentaron a la mesa y Clara pasó a Helena la leche y el azúcar. Ricardo repartió la abundante bollería y miró fijamente a su amigo. – La cosa se complica en tu país, querido Adolfo, la verdad es que está que arde… – .

Adolfo untó el cruasán en el café

- No me cuentas ninguna novedad. Veamos, por culpa del mal plan de la derecha solo funciona el cuarenta por ciento de la Industria y la más importante que tenemos allá, es del automóvil, está con problema por la falta de combustible. Por esto no hay calefacción en los hospitales y eso como ves en Chile estamos en temporada de invierno. Para terminar con todo se ha producido también la escasez de productos alimenticios por la huelga que están ocasionando los camioneros y que ha dejado como consecuencia cinco muertos y al menos, treinta y un heridos de gravedad… además que se siguen produciendo ataques contra camiones, autobuses, líneas férreas y puentes…-.

A lo lejos una manada de gaviotas, sobrevolaban las olas acechando a sus presas.

Adolfo continuó: – Para terminar de explicar todo, está la organización

de derechas “Patria y libertad”, que atacó a fines de Junio la Casa del Gobierno con la complicidad de la unidad del ejército y seguro que tienen que ver con el asesinato del comandante Araya, quien como sabes, además de Oficial Naval era Jefe de la Casa Presidencial… ¿quieres que siga?-.

La sirena de un barco resonó en la lejanía.

Ricardo miró con tristeza a sus amigos y por unos instantes estuvo tentado de ocultarles todo lo que sabía. ¡Ya se enterarán por ellos mismos!, se

dijo. No pudo callarse, la situación era muy grave.

- Me temo que sí. Parece que los de “Patria y Libertad” volaron ayer tres torres de alta tensión en Santiago de Chile mientras Allende se dirigía a la Nación por radio y televisión. Estaba advirtiendo del peligro en que las derechas han puesto a la democracia con las continuas tácticas de sabotaje y boicot de la economía y a lo que llevaba unos cuarenta minutos de discurso, la capital y otras zonas de la provincia quedaron totalmente a oscuras a causa de las explosiones… Y todo esto unos minutos después de que vuestro presidente, con voz entrecortada, afirmase que el país se encuentra al borde de una guerra civil… -.

Helena se abrazó a Clara sollozando.

- ¿Qué va a pasar con nosotros?. Adolfo tomó entre sus manos las de su mujer y suspiró profundamente. – Tenemos que volver… Mi familia puede perder mucho, me preocupa mi papá, mi mamá y el resto de la familia… y luego están mis alumnos. Sí, hay que volver, antes de que sea demasiado tarde – .

Una extraña sensación se apoderó de él mientras observaba el Mar Mediterráneo y soñaba con su Océano Pacifico.

IKER BENÍTEZ DEL OSO

Iker Benítez del Oso abrió los ojos muy lentamente, le escocían a rabiar. Sentía la boca como un zapato, el estómago se quejaba a gritos y su cabeza parecía estar a punto de estallar. Se sintió tremendamente aliviado al comprobar que se encontraba sano y salvo en su habitación del hostal.

Al incorporarse se dió cuenta de que se había dormido vestido con los zapatos y todo. -¡Menuda resaca, Buuuf!-. Se quitó la ropa y caminando a trompicones entró en la ducha. A pesar del malestar se rió por lo bajo

- ¡Vaya juerga y menuda trompa de campeonato!, bueno, al fin y al cabo era mi fiesta de despedida -. Así fue, en efecto.

Recién terminada la carrera de Periodismo con excelentes calificaciones, había conseguido su primer trabajo en un diario de provincias cercano a Madrid.

Tenía que incorporarse al día siguiente y con tan fausto motivo tanto él como su grupo de amigos habían decidido “correrse” la ultima juerga antes de dar su primer paso en la vida profesional. ¡ Y vaya si se la “corrieron” !.

Salvo Dani, que vivía en la calle Libreros, ninguno de ellos residía en Barcelona.

Iker venía de San Sebastián, Jorge y Antonio de Zaragoza, el J.J. era madrileño y Pedro de Málaga.

Se conocieron, en una numerosa “colla”, durante unas vacaciones de verano de hacia ahora seis años. Sus familias, unas enamoradas de la Costa Brava, solían veranear habitualmente en Rosas y fue allí, precisamente, donde iniciaron su amistad. Desde entonces mantenían el contacto.

La casualidad o el destino, propiciaron además que tres de ellos estudiasen sus carreras en la Ciudad Condal, aunque no en la misma facultad.

Sin embargo, aquella era la primera vez que coincidían los seis en Barcelona y además Iker partiría al día siguiente para los “madriles” rumbo a su primer trabajo.

Así es que “el Dani” decidió que no podía desaprovechar aquella ocasión única y decidió ejercer de anfitrión y enseñarles “su ciudad” a todo el grupo. ¡Y vaya si lo hizo!. ¡Aquello fue un auténtico maratón!.

Comenzaron en la Sagrada Familia, de allí al Parque Güell. Tranvía, funicular y visita con comida en el Tibidabo. Por la tarde recorrido turístico por Las Ramblas (con parada obligatoria para beber en la fuente de Canaletas) y el Barrio Gótico.

Fotografías en la Catedral, nueva sesión fotográfica ante el monumento a Colon y paseo marítimo a bordo de una de las famosas “Golondrinas” del Puerto. De allí, en el teleférico, a Montjuich, bajada en taxi al Pueblo Español y cena picoteando por las callejuelas de la Barceloneta.

Una vez saciados partieron rumbo al Paralelo. Penúltima parada, también obligatoria, en El Molino y fin de fiesta en el Barrio Chino. – Desde luego entre la excursión y el alcohol, ¡Menudo cocktail!-.

No recordaba muy bien a qué hora llegó al Hostal ni como y mucho menos de que extraña manera había terminado acostado en la cama, vestido y hasta con los zapatos puestos. – ¡Qué demonios, la ocasión merecía la pena. Ha sido una de las mejores noches de mi vida. Solo nos ha faltado ir a una discoteca, con lo que a mí me gustan!- .

Para Iker Benítez del Oso la ducha actúo cual bálsamo milagroso. Se vistió y salió al balcón de la habitación. Apoyado en la balaustrada de piedra se tomó su tiempo para admirar la bella panorámica que se ofrecía ante sus ojos. Desde allí se dominaba gran parte de Barcelona y a sus pies, justo donde se entrecruzaban Paseo de Gracia, Avenida del Generalísimo y Mayor de Gracia, el obelisco del centro de la plaza se erguía orgulloso y altivo, como aupándose para tocar, con su puntiagudo extremo, el cielo. Quince minutos después pagaba la cuenta y abandonaba el Hostal Montserrat.

Se plantó ante su coche dudando. Había introducido el equipaje en el maletero del Morris MG 1300 y en principio pensó subirse en el vehículo pero la idea de un paseíto en el Metro le sedujo de veras. – Bueno, aquí te quedas muy bien aparcado – .

Enfiló Paseo de Gracia en busca de la boca del Metro.

Le quedaban unas horas por delante y estaba decidido a aprovecharlas. Lo tenía claro, comería cerca de la Plaza Cataluña, se despediría de la fuente de Canaletas con un hasta luego (dicen que quien bebe de ella siempre vuelve) y después al cine, a la primera sesión de la tarde. A la salida de nuevo al coche y carretera y manta.

Iker es un cinéfilo empedernido y en lo iba de mes ya había visto unas cuantas películas: “Cuatro Moscas Sobre Terciopelo Gris” con Michael Brandon (curiosa teoría la de las últimas imágenes detenidas en la retina de la victima antes de morir), “Ana y Los Lobos” de Saura (¡Cómo está la Geraldine Chaplin!), “La Muerte Tenia Un Precio” (la ultima de Sergio Leone con el Clint Eastwood) y se había reído un montón con Giancarlo Giannini y la Melato en “Mimí Metalúrgico Herido En Su Honor”. ¿Qué ver?. Las películas de “Arte y ensayo” descartadas. A pesar de estar de moda entre la gente mas “in” a él, casi siempre, le aburren una barbaridad.

A Iker le gusta el cine como espectáculo a lo grande. – Y hablando de espectáculo, puede que sea un auténtico peñazo pero eso del Tod- Ao, los 70 mm y el sonido estereofónico tiene que ser una verdadera “pasada”. Creo que me arriesgaré con “Los Diez Mandamientos”. La acaban de reestrenar y además actúa el Charlton Heston que me encanta como actor-. No tenía a mano una cartelera ni sabia donde la proyectaban – Da igual, ya me enteraré-.

El Metro se puso en marcha y retornó a la oscuridad de los túneles.

ÁNGEL Y ALICIA

Ángel y Alicia miraban alborozados desde la hamaca, bajo la enorme sombrilla de listas amarillas y negras, a sus hijos. Angelito, Ali, Glori y Cris, luchaban por subirse al colchón hinchable sin demasiado éxito. Se les veía felices y emocionados, a pesar de los revolcones y los tragos de agua.

Aquel año habían tenido su “bautismo” de mar y se lo estaban pasando “de rechupete” luchando con las olas.

Había sido una enorme suerte que les correspondiese la estancia de quince días en aquella residencia de las Hermandades del Trabajo de Educación y Descanso en la Playa Larga de Tarragona. Muy pocos eran los elegidos.

Jamás olvidarían las caras de los pequeños al ver por primera vez el mar desde el “Balcón del Mediterráneo” al final de la Rambla Nueva.

Mañana, Ángel, se incorporaría a su trabajo como funcionario del Instituto

Nacional de Previsión en Zaragoza y Alicia a las duras tareas del hogar. Pero hoy era hoy y todavía estaban allí, disfrutando del sol y el mar, tumbados sobre la arena de la playa.

Quince días dan para mucho: largos paseos por la playa, visitas a las Murallas y el Circo Romano de Tarragona. Bailes de Sardana en la Rambla y juegos en el Parque de las Ranas, encima del mar justo debajo del hotel Imperial Tarraco.

Meriendas con sabor a pan y paté de olivas. Aroma a pinos, eucaliptos, brea y brisa marina. El sabor delicioso a cucurucho de helado de máquina y a horchata en los veladores …

No todo había sido perfecto, también hubo tiempo para algún que otro susto. Como cuando Angelito y Ali se perdieron en la playa o la mañana en que Ángel y sus cuatro hijos, montados en el colchón hinchable, se alejaron demasiado de la orilla por culpa de la resaca.

Ángel jamás olvidaría el supremo esfuerzo que le supuso volver, empujando brazada a brazada hijos y colchón. Los pequeños vivieron aquella experiencia como un juego más pero su padre, una vez en tierra firme, cayó extenuado sobre la toalla y allí permaneció tendido durante casi una hora.

Alicia miró el reloj.- ¡Caray!, casi son las dos. ¡A recoger chicos, a recogeeeer o nos quedaremos sin comer!. Desde luego, parecemos extranjeros con estos horarios -.

MARCO AURELIO

Marco Aurelio removía en el aceite bien caliente unos pimientos y los retiró cuando los vio bien fritos. A continuación, fue esparciendo, con sumo cuidado unos pedazos de pollo, pato y lomo de cerdo que previamente había preparado. Esperó a que estuviesen dorados y añadió tres dientes de ajo mondados y cortados.

Miró desde el balcón, el mar estaba realmente precioso y el cielo totalmente

despejado. Su sobrino Aurelio jugaba en el agua con Pedrito, su hijo.

En la orilla Fernandito y Amparito construían castillos de arena. Josefina, su sobrina y Amparo, su mujer, charlaban tranquilamente, sin perder de vista a sus pequeños.

Había invitado a sus sobrinos a comer en su apartamento de El Perelló. Solía hacerlo a menudo pero aquel día era especial. Miércoles y festivo todo un regalo a disfrutar… por casi todos.  A última hora de la tarde tenían que estar, tanto él como Aurelio, en la Base Aérea de Manises. Gajes del oficio de piloto.

En realidad aquello no suponía ningún sacrificio, para ambos su profesión

era su vocación y el volar, desde luego, una pasión…

Fue echando en la paellera tomate, perejil, pimentón encarnado, sal, azafrán y un poco de pimienta y clavo y removió casi amorosamente. Se tomaba muy en serio la cocina. Para él hacer una paella era casi un rito, además de un auténtico placer.

Ahora le tocaba el turno a la huerta: alcachofas, guisantes, judías verdes y unos judiones de regalo. Lo rehogó bien todo dándole un par de vueltas, aumentó el caldo que le había preparado su mujer para la ocasión y lo dejó hervir.

Salió, de nuevo, al balcón y saludó con la mano – ¡Ya casi esta aviada! -. – ¡Llámanos cuando este lista! – . – ¡No os preocupéis que os avisaré con tiempo! – .

Estaba ya todo bien cocido. Aspiró el aroma, aquello ya estaba tomando el cuerpo suficiente. Avivó el fuego, aumentó más caldo y cuando estaba en ebullición añadió el arroz. Fue meneándolo con sumo cuidado con la cuchara de madera hasta que comprobó que esta se mantenía derecha en el centro. Avivó, de nuevo el fuego, añadió los pimientos y su toque mágico: abundantes trozos de anguila.

Estaba ya todo a medio cocer, disminuyó el fuego y lo dejó marchar poco a poco. Lo hizo como un auténtico maestro, sin tocarlo ni menearlo.

Ya estaba a punto y lo retiró gozoso. Probó un poco, lo había conseguido una vez más, aquella paella estaba para “morirse de gusto”. La dejó reposar. Ahora era el momento de tomarse una buena jarra de cerveza bien fría. – Me la merezco, estoy hecho todo un

chef -.

Abrió la nevera y observó con deleite una jarra cuidadosamente tapada con un paño. – Y esto para acompañar al postre, la mejor horchata valenciana. ¡La del Perelló! -.

No le hizo falta decir nada. En cuanto lo vieron salir al balcón se pusieron en marcha. Parecía como si tuviesen prisa. – ¿Les habrá llegado el olor?-.

LOS MARTÍNEZ

Los Martínez caminaban en fila india detrás de los Molina. Antonio cogía por el talle a Pilar, su mujer, mientras pensaba lo bien que les venía que su cuñado tuviese tanta

pasta. Aquello era un verdadero chollo, llevaban una semana, a todo tren y con todos los gastos pagados, en el apartamento que Carlos Molina y Teresa tenían en Miami Playa. Eso sí que eran unas vacaciones y lo demás cuentos.

Carlos y Teresa no tenían hijos y prácticamente habían adoptado a Julito y

Anita, sus únicos sobrinos. De hecho, se encargaban de todos los gastos de su educación incluido el colegio y los libros.

Ahora se encaminaban todos hacia un restaurante. Los Martínez se habían invitado a comer, gratis por supuesto.

Miró de reojo su R8 algo gastado y el SEAT 1500 de su cuñado. -Todo llegará, cada cosa a su tiempo-.

Antonio, que era funcionario a dedo gracias a Carlos, no miraba nunca más allá de su barriga y sus propios intereses. Dentro de su puro egoísmo se consideraba simple y llanamente igual que los demás. En  realidad se trataba de un espécimen bastante especial por lo impresentable.

DE ALETEOS DE MARIPOSA Y ESCENAS EN FAMILIA

ESCENAS EN FAMILIA

Doña Pura no conseguía recuperar el resuello. En aquellos momentos subía, cargada con la hamaca, la maldita cuesta y le estaba costando Dios y ayuda. Sus sesenta y ocho años y algo de sobrepeso parecían querer pasarle factura. – Y encima tengo un sueño horrible. ¡Jesús que cruz!-.

Lo cierto es que llevaba durmiendo un par de horas escasas cuando su nieto la había despertado para ir a la playa. Bien sabía Dios que a punto estuvo de dejarlo correr y sin embargo decidió sacrificarse.

Se había impuesto el sagrado deber de retener en su retina y en la memoria aquel auténtico “aquelarre” playero. Tenía que contárselo todo con pelos y señales a sus amigas. – Así rezaremos juntas con mayor fervor por la salvación de las almas de esta gente tan perdida y descarriada. Ya dormiré por la tarde, después de comer -.

Una vez en el Más, ella y Concha se metieron en la cocina para preparar la comida y mientras Alejandro y Alfonsín quedaron en el salón para ver la televisión.

Las saetas del reloj de pared marcaban las tres y diez de la tarde. En la primera cadena de Televisión Española ya estarían dando las noticias. Alejandro pulsó el botón de encendido y la pantalla en blanco y negro comenzó a iluminarse lentamente.

La voz del locutor pareció salir de muy lejos. En imagen aparecían varios ministros del gobierno. – “…Los Ministros de la Gobernación regresaron a Madrid, interrumpiendo sus vacaciones, para asistir al Consejo de Ministros celebrado ayer en Presidencia del Gobierno. Dicho Consejo de Ministros estuvo presidido por don Luís Carrero Blanco…”-.

En la televisión el Presidente del Gobierno.

– “… El Almirante Carrero Blanco llegó hoy a La Coruña. Aquí le vemos

saliendo del tren que había tomado en la capital de España…”-.

Los ministros seguían acaparando la pantalla, esta vez ante aviones o simplemente saludando.

– “… Ya se encuentran en La Coruña el Subsecretario de la Presidencia don José María Gamazo Manglano y el Vicepresidente y Ministro Secretario General del Movimiento don Torcuato Fernández Miranda y Hevia. Por su parte, ha llegado a Santiago de Compostela el Ministro de asuntos Exteriores vía aérea” –.

Don Laureano López Rodó, saluda desde las escalinatas del avión.

– “… y a La Coruña don Enrique García- Ramal, ministro de Relaciones Sindicales, acompañado del Ministro del Ejército don Julio Coloma Gallego…” – .

Alfonsín no paraba quieto, aquellos señores que continuaban saludando en pantalla debían de ser muy importantes, pero estaba claro que, de momento, la política no le interesaba ni una pizca.

“…Se espera la llegada a Pontevedra, a primeras horas de esta tarde, del Ministro de Obras Públicas don Gonzalo Fernández de la Mora.

Mañana por la mañana está previsto que tomen el Expreso de la Coruña, desde la Estación del Norte de Madrid varios ministros, entre otros: el de la Gobernación don Carlos Arias Navarro, Agricultura don Tomas Allende García-Baxter.

El de Industria don José María López de Letona, Información y Turismo don Fernando de Liñán y Zofío, el ministro de Planificación y Desarrollo don Cruz Martínez Esteruelas, el del Ejército del Aire don Julio Salvador y Díaz Benjumea y el de la Marina Almirante Gabriel Pita da Veiga como ministro de jornada …” -.

Alfonsín jugaba con un camioncito de juguete encima de la mesa y Alejandro miraba, distraídamente, al techo.

– “… Por fin, al mismo tren se unirá en Ávila el ministro de Trabajo don Licinio de la Fuente. Tanto ellos como el resto de los Ministros del Gobierno, asistirán en el Pazo de Meiras al Consejo de Ministros que ha de celebrarse el próximo viernes día 17 bajo la presidencia del Jefe del Estado Generalísimo Franco …”-.

Se escucharon los compases del Himno Nacional y Alejandro estuvo a punto de levantarse brazo en alto, dando un taconazo y todo. Se lo impidió la llegada de su mujer, Concha, con el mantel.

Sabía que a ella no le gustaban demasiado aquellos “ardores patrióticos”. Y eso que en imagen había aparecido nada más y nada menos que el mismísimo Generalísimo Franco Bahamonde al lado de Doña Carmen Polo de Franco “la collares”, según el malicioso comentario popular.

- “… El Jefe del Estado, acompañado de su esposa, llegó a última hora de la mañana de hoy a la explanada del club Náutico de la Coruña donde sus excelencias, como podrán observar, han sido cumplimentadas por el Capitán General de la octava región Militar Teniente General Carlos Fernández Vallespín, el Director General de la Guardia Civil

Teniente General Iniesta Cano y otras autoridades y representaciones …”-.

Varios grupos de personas vitoreaban, agitando banderitas españolas y se

acercaban lo que podían a sus excelencias.

– “… Fueron numerosas las personas que se congregaron en el muelle “Almirante Vierna” para dedicarles numerosas y sinceras muestras de adhesión y simpatía …”-.

La imagen cambió de repente y Alfonsín salió disparado llamando a su abuela a gritos. – ¡Abuela, abuela, que está saliendo el Papa en la tele corre!-. Doña Pura, apareció al instante. En efecto, en pantalla se veía a Pablo VI dirigiéndose a los fieles.

– “… su Santidad el Papa Paulo VI, conmemoró en Castelgandolfo la Asunción de María con una misa en la Iglesia Parroquial. Durante la homilía afirmó: “Nos adherimos a la Asunción Corpórea de la Virgen Santísima con la certidumbre de la fe. No es una leyenda, no es un mito. Es verdad”. Insistiendo sobre la festividad mariana añadió: “Debe servirnos como motivo de inspiración para convertirnos en un solo cuerpo, una única alma, un mismo sentimiento y una misma fe”. Y recordó, a su vez, que la Virgen María “Vive ahora plenamente en el cielo, en cuerpo y alma”-.

Se sentaron todos a comer y Alfonsín tuvo el privilegio de bendecir la mesa ante la mirada de aprobación de su abuelita.

Antonio y familia engullían una paellita de marisco. Anita miraba, asombrada, con sus enormes ojos grises una cigala enorme. ¿Y esto se come?, parecía decir.

Julito atacaba las gambas. Pilar charlaba, animadamente, con su cuñada Teresa y Carlos miraba la televisión que presidía el comedor del restaurante, en silencio.

-”… Y lamentamos abrir el capítulo de sucesos. Han sido rescatados todos los cadáveres del avión de la AVIACO que se estrelló el lunes pasado en la zona de Montrove, Ayuntamiento de Oleiros, muy cerca del Aeropuerto de Alavedro (La Coruña). Como recordarán el aparato, un “Caravelle” AO-118 de línea regular Madrid- La Coruña, hizo explosión cuando esperaba que levantase la niebla para tomar tierra.  Por desgracia no hubo supervivientes entre los ochenta y cinco ocupantes”-.

En el aparato de televisión, se veían imágenes del avión siniestrado, fotografías de la tripulación: el Comandante del avión don Rafael López Pascual, el Copiloto don Carlos Ruiz de Apodaca y Baus y las azafatas: María Luisa Requeña, Carmen Villaescuso y Cristina Martínez.

A continuación se dio paso a unos planos generales de las edificaciones afectadas por la catástrofe aérea. -…”Hasta el momento se han identificado unas cuarenta de las ochenta y cinco personas que viajaban a bordo. La esposa del Caudillo presidió el funeral celebrado en la iglesia de San Jorge”-. Imágenes de la triste ceremonia.

Doña Pura comenzaba a palidecer. – “… El Juez de Pamplona don Andrés Fernández Salinas ha publicado un edicto de comparecencia de los súbditos alemanes implicados en el ya tristemente célebre caso del “Crimen de Velate”. Al parecer fueron vistos en Dinamarca, Suecia e Italia y ahora podían haberse refugiado en España…”-. Concha carraspeó, algo que solía hacer con frecuencia cuando quería atraer la atención estando delante su suegra. – Pobre mujer Pilar Cano. Bien muerta está y mucho me temo que algo ha tenido que ver su marido en todo esto. Me da en la nariz. Ya veréis como tengo razón ya-.

Nadie hizo ni un comentario, estaban absortos ante el televisor.

En pantalla una fotografía del maníaco homosexual Dean Corll e imágenes de la policía registrando un cobertizo.

-”… Nuevos hallazgos en la matanza de Houston. Se ha encontrado una tabla de tortura utilizada por el maníaco sexual Dean Corll. De momento llevan exhumados veintisiete cadáveres. Los jóvenes Henley y Brooks que descubrieron al mundo el mayor balance de perversión sexual de la historia en América, han sido acusados a su vez de asesinato y complicidad. Como recordarán, la macabra historia fue descubierta el pasado 9 de Agosto cuando el joven de 17 años Elmer Wayne Henley …”-. En fotografía y primer plano. – “… se presentó a la policía de Houston declarando que había matado a Corll en defensa propia …”-.

Doña Pura se puso colorada como la grana. – ¡Virgen santa, Madre de Dios!, Apagar ese televisor. Así no hay quien coma. ¡Ay Señor, Señor, donde vamos a llegar!. Al infierno, seguro. ¡De ahí han salido estos aparatos, un invento del mismísimo Lucifer son las televisiones!….-. Alejandro se levantó y bajó el volumen.

- Ya está mamá. Tú come tranquila que ya subiremos el volumen cuando pase todo esto-. Ella asintió a regañadientes y el resto de la comida transcurrió con absoluta normalidad. Unos minutos más tarde, doña Pura levantó los ojos del plato justo a tiempo. – Los toros hijo mío. Sube el volumen que esto me interesa-. Alfonsín se levantó raudo y veloz.

Las imágenes en blanco y negro mostraron al famoso matador de toros

Manuel Benítez “El Cordobés” ejecutando su célebre “salto de la rana” y el locutor se hacía eco de los insistentes rumores de reaparición del popular diestro, en América. Al parecer había firmado en exclusiva con “Los Chopera”. Alejandro, Concha y Alfonsín miraban de reojo a doña Pura. Sabían exactamente lo que iba a decir. – ¡Vaya una forma de torear!, ¡Una charlotada eso es lo que es!. Vaya vergüenza para el mundo de los toros!-. Hubo risitas por lo bajo. Todos sabían que Pura no se había perdido una sola corrida en la que “El Cordobés” figurase en cartel, ya fuese en la misma plaza o en las retransmisiones por televisión.

- “…. Excelente actuación de Francisco Rivera “Paquirri” en la Semana Grande Donostiarra. Informa nuestro corresponsal en San Sebastián: “Cuarta corrida de feria, casi tres cuartos de plaza. Se lidiaron seis toros seis de la ganadería de Ramón Sánchez de Sevilla, que dieron buen juego a excepción del segundo”-.

Imágenes de “Paquirri” banderilleando a su primero y sobresaliendo en el último par.

-”…. Mató de tres pinchazos y descabello al quinto intento. Un aviso, ovación y saludo. Faena magnífica en su segundo con derroche de valor…”-.

Doña Pura era tan aficionada a la Fiesta Nacional como lo fue su difunto marido.

- Mira, mira Alfonsín, eso sí que es torear. ¡Así se aguanta en los naturales si señor y mira que derechazos!…¡Eso es una estocada, olé!- .

-”…Estocada casi entera. Ovación y dos orejas. Julio Vega “El Marismeño” y José Luís Galioso……”-.

Concha se levantó de la mesa, no le gustaba ni mucho ni poco aquella ceremonia de sangre y arena. – Voy a por el postre -.

-”…Primera corrida de la Feria de Gijón. Buen tiempo y buena entrada. Seis toros de Alonso Moreno, bien presentados pero difíciles en el último tercio. Cartel de “relumbrón”: Santiago Martín “El Viti”, Sebastián Palomo Linares y Julián García…” -.

Aparecer los pasteles y el helado y olvidarse de la televisión fue todo uno. Un rato después Alejandro casi se atraganta con un trozo de pastel al intentar gritar -¡Los deportes!-.

-¡El fútbol, callar un momento que empiezan con el fútbol!-.

-”… No se sabrá, probablemente nunca, si el traspaso de Cruyff ha costado los setenta millones de pesetas que se dan como cifra oficiosa en círculos cercanos al Barcelona o los cien que, dicen, estaba dispuesto a pagar como tope el club azulgrana. Lo que sí está claro es que hoy se reunirá la Federación Holandesa de Fútbol en Zeist, cerca de Utrecht, a las 16,30 horas GMT, para tratar del traspaso del As del fútbol holandés, el delantero del Ajax Johann Cruyff, de 26 años …-.

En pantalla, imágenes del jugador: un muchacho fibroso y melenudo.

Antonio había “devorado” su parte de paella y casi toda la que no se pudieron terminar sus hijos y su mujer. Carlos Molina observaba fijamente el televisor, con la sana intención de que nadie de la familia se percatase de la cara de sumo asco que se le estaba poniendo de ver a su cuñado. -Menudo cerdo es el tío. No sé que pudo ver mi hermana en él -, pensó para sus adentros.

- “…Los periódicos holandeses publican fotografías de los directivos del Ajax y del Barcelona, brindando con champaña en un hotel de Ámsterdam, por haber llegado a un acuerdo para el traspaso del jugador al club catalán. Sin embargo, no es totalmente seguro que se autorice el traspaso ya que, pese a haber llegado a un acuerdo los respectivos clubes, Cruyff no podrá ser traspasado hasta tanto la Federación Holandesa le dé permiso oficial. Con el comienzo de la Liga el pasado Domingo en Holanda, quedó cerrado el traspaso de jugadores…-.

Antonio contó un chistecillo al tiempo que escupía algunos granos de arroz al hacerlo. – A los seguidores del Barcelona ya no les llaman “culés”…Ja, ja, ja,…Les llaman “grillos”…Ja, ja, ja…. porque se pasan todo el día llamando “Cruyff”, “Cruyff”, “Cruyff”…. Ja, ja, ja -.

Casi todos rieron. Carlos Molina no. Miraba, horrorizado la manga de su traje recién estrenado. Le habían salpicado varios granos de arroz desde la boca de Antonio. Sintió náuseas y se levantó de la mesa con la excusa de ir al lavabo.

Sabía que aquello no era de buena educación pero tenía que limpiarse el traje cuanto antes.

-… Y nos vamos a Bilbao. El Bayern de Múnich venció ayer al Real Madrid por cinco goles a uno en el encuentro correspondiente a la semifinal del torneo “75 aniversario de la fundación del Athletic de Bilbao”, celebrada en el estadio de San Mamés. Como podrán comprobar por las imágenes, lleno en el estadio y el terreno de juego en perfectas condiciones. Al habla nuestro corresponsal.

-”…Buenas tardes. El colegiado extremeño Sánchez Ibáñez cumplió con su

cometido en líneas generales. No así los jugadores del Real Madrid y si no

observen la lentitud de movimientos, la falta de ideas y la pobre acción del

conjunto …”-.

Ciertamente, García Remón, Touriño, Benito, Rubiñan, Pirri, Zunzunegui,

Aguilar, Velázquez, Santillana, Nezter y Más se mostraban realmente torpes y parecían acusar demasiado las ausencias de Zoco y Amancio. En el televisor se veía a Gerardorf centrando por la izquierda y a Zobel rematando a puerta. Holmes jugaba con Muller y este último, desde dentro del área, lanzando raso y engañando a García Remón, marcaba el segundo gol. -”…Transcurrido el minuto 44, centro de Aguilar desde la banda derecha, despeje de un defensa alemán que recoge Touriño y centra de cabeza sobre Pirri”-. La cámara se recrea en Pirri, disparando a media vuelta y logrando el único gol del conjunto Madrileño.

Para Alejandro, aquello es más que suficiente. – ¡Vaya desastre¡ -. Y concentra toda su atención en el helado de vainilla y chocolate que tiene ante sí. Rebaña el plato cuando desde el televisor dan cuenta del empate del Atlético de Madrid con la Selección Nacional Argentina en el estadio Vicente Calderón. -¡Se acabó ¡-.

Se levanta y apaga el aparato pese a las ruidosas protestas de su hijo Alfonsín. – No apagues la tele ahora papa, que empieza la película “El Escuadrón De La Muerte”. ¡Hala papa, que es de aviadores y sale Errol Flynn¡-.

Ángel, Alicia y sus cuatro hijos entran en el salón de la TV justo en el momento en que la pantalla muestra los títulos de crédito del Largometraje Especial que Televisión Española ha programado para esta tarde de fiesta: “El Escuadrón de la Muerte”. Director Michael Curtiz.

Entre los pequeños hay división de opiniones. Cris, la más pequeña, quiere que pongan La Hormiga Atómica, Porqui Pig, Bugs Bunny y los Picapiedra. Angelito imita la voz de Pedro – ¡Vilma, abre la puerta Vilmaaaaa!-. Gloria es de la opinión de que deberían poner La Casa del reloj y Furia. Ali contraataca,-¡Los Chiripitifláuticos!, ¡yo quiero ver Los Chiripitifláuticos!- , y todos cantan al unísono.- “… Chiripitifláutica es la sonrisa de mama……” -. Seguido del –“… Somos malos malasombra somos malos de verdad y somos como una espina que solo sabe pinchar y más malos que la quina……-. Angelito es ahora el Capitán Tan. – “…En uno de mis viajes por todo lo ancho y alto de este mundo…-. Ali y Cris, asumen los roles de Valentina y Locomotoro.

Demasiada algarabía. Ángel y Alicia les mandan callar. – ¡Silencio, por favor, que no estáis solos, no dejáis oír nada a nadie y vais a despertar hasta a los que están durmiendo la siesta!-.

Los críos salen del salón cantando y jugando a las adivinanzas. – Ha llegado el momento de que los peques nos vayamos a la cama, ¡Ále!…Vamos a la cama que hay que descansar para que mañana podamos madrugar -. -¡Cléo, Teté, Maripí, Pelusín, Colitas y Cuquín…La familia Teleríííín…-. ¡¿Y cómo están ustedeeees!, ¡cómo están ustedeeees!?-. ¡Los payasos de la tele: Gaby, Fofo y Miliki!-.

Angelito deja bien clara su opinión.- Pues a mí lo que más me gusta es OVNI, Planeta Azul con Félix Rodríguez de la Fuente y esa serie que solo emiten en el UHF: Hawái 5–0. Además, no se recibe la señal de UHF en todos los sitios y nosotros sí que la tenemos en casa.- .

Ahora son los padres lo que se unen al juego. Ángel mete baza rápidamente, ¡faltaría más!. – No tenéis ni idea, lo mejor de la tele es el Semanal Informativo de Pedro Erquicia, Crónicas de un Pueblo con el maestro y el cartero ese tan majo que interpreta Jesús Guzmán y sobre todo “Cannon”, el anti detective que interpreta ese tan gordo…- .

-Se llama William Conrad pero hoy no lo echan porque es fiesta. En su lugar ponen Estelar, lo presentan José Sacristán y Jesús Puente y actúan Cherries Twins, Los Indianos, ese grupo de Afro-Rock que te gusta tanto: Osibisa, Andrés Pajares y Tip y Coll -. -¡Ja, ya salió el Pitagorín de la tele!-.

-¡Hey chicos, sin discutir!…Pues a mí los programas que más me gustan son las obras de teatro de Estudio Uno, el concurso ese de nuevos cantantes: La Gran Ocasión, La Novela, Historias de Juan Español y Mónica de Media Noche -.

Esta vez la opinión entre los pequeños es unánime. -¡Puaf!, mamá que rollos, ¡eso duerme hasta las marmotas! -. Ali aprovecha para tomarle el pelo a su madre. – Que va, que va. Los que le gustan a mamá son el Rodríguez de la Fuente y sobre todo, sobre todo, José María Íñigo y su bigote -. Risas generalizadas.

-¡Campana y se acabó!, ¡Cinco respuestas acertadas a 20 pesetas cada una, 100 pesetas!, ¡Un, doos, treees!-. – ¡Yo soy Doña Ruperta la calabaza!-. – ¡Pues yo Kiko Ledgar!-. – ¡Un dos tres, responda otra vez! -.

- ¡Yo quiero ser Don Cicuta! – . – ¡Pues nosotras los tacañones! – .

No hay lugar a dudas, el concurso dirigido por Narciso Ibáñez Serrador es un éxito rotundo. Desde el primer programa emitido un año antes, ha conseguido reunir ante el televisor a toda la familia al completo, sin límite de edad. Ángel prefería a Chicho haciendo cosas como “¿Es usted el asesino?” o “Historias Para No Dormir” y le cuesta admitirlo. Sin embargo, y haciendo honor a la verdad, se lo pasa “pipa” con el concurso. Sobre todo cuando salen las secretarias con sus enormes gafas. – Ellas sí que están enormes…¡de buenas!-.

La familia se dirige, entre risas y bromas a la playa. Quieren decirle adiós al mar, o mejor dicho, ¡Hasta pronto!.

Iker Benítez del Oso compra, en estos momentos, su entrada en la taquilla del cine.

Doña Pura se ha quedado dormida en la mecedora como un angelito. Alejandro mira el reloj preocupado. – Menudas horas de dormirse, ya veremos a qué hora salimos…pero cualquiera la despierta ahora-.

El resto de la familia está durmiendo plácidamente la siesta y él se dispone a pasar un buen rato leyendo un libro.

Se dirige a la estantería y lee los títulos sin saber cual elegir. – A ver, “Hijos de Torremolinos” de J.A.Michener, “Pantaleón y las Visitadoras” de Mario Vargas Llosa, “Chacal” y “Odessa” ambos de Frederick Forsyth, “Banco” de Henri Charriere. – Caray con Concha, que libritos se compra, cualquiera se los lee y este menos “Los Pecados de Summers” del Manuel Summers. Vaya, una revista de Hermano Lobo, ¡Puaf! .

A ver… este es de mí madre seguro “Yo creo en la esperanza” del Padre Diez Alegría…¡Esto, esto es lo que estaba buscando!: “A estos que los fusilen al amanecer”… de Pérez Moran…Seguro que se refiere a los rojos… -.

Alejandro es claramente de derechas rozando el ultra, herencia sin duda de su padre.

Ángel, Alicia y sus cuatro hijos llevan un buen rato a bordo de su SIMCA 1000 Gl color rojo metalizado. Ángel conduce con los cinco sentidos, cada vez hay más coches por las carreteras…y más ineptos, suicidas y domingueros. Alicia está muy preocupada por los accidentes.

Se había dejado de fabricar el humilde 600, los automóviles cada vez más potentes y veloces llenaban las carreteras y las recién estrenadas autopistas. Habría muchos muertos aquel año pero la peor parte se la llevaron los peatones. Y eso a pesar de la Campaña de la Jefatura Central de Tráfico: “Peatón hágase ver”. “¡Peatón! no espere en la calzada” y “Saber andar no basta, enséñale a circular”.

Alicia guarda en su mano el plano de carreteras por si acaso y se repite mentalmente – Procura no confundir derecha con izquierda a la hora de indicarle a tu marido los desvíos -.

Los pequeños se entretienen como pueden en el asiento trasero y Ángel busca en el dial algo de música. Está cansado de la dichosa “Embajada de la alegría”, la radio alegre y feliz para todos…Va saltando de emisora en emisora: Un Especial Vacaciones, interferencias, publicidad de las poblaciones cercanas, más interferencias, ruidos horribles y distorsionados, más publicidad, noticias, tertulias, interferencias, “La Hora Francis”…- ¡A no, eso sí que no!. Lo siento Alicia pero no lo soporto -. Parece que Ángel, al fin, ha conseguido cazar una emisora que radia música más frecuentemente que las demás…¡Y en FM!, vaya lujo. Solo se emite así durante unas pocas horas al día.

De los altavoces surgen las voces de Nuestro Pequeño Mundo cantando “Los Campanilleros”, a continuación Patxi Andión interpreta el “Uno, Dos y Tres” lo que usted no quiera pá mi calle es, Santa Bárbara cantan a “Charly” la paloma que encontraron herida en la calle y Mocedades entonan su “Eres tú”.

A ver si encuentro algo más movidito-. Y lo consigue. – “…Un rayo de sol oh, oh, oh. Me lo dio tu amor …” -. ¡Bien por los Diablos! -. No han terminado la canción cuando los de Formula V arremeten con su “Eva María se fue buscando el sol en la playa, con su maleta de piel y su bikini de rallaaas.

El coche se convierte en una extraña mezcla de discoteca diminuta y coro estrafalario. – “…Ella se marchó y solo me dejó recuerdos de su ausenciaaa. Sin la menor indulgencia Eva María se fue…” -.

ALETEANDO SOBRE LOS TANENBAUM

Se escuchó un ruido sordo, como una pequeña explosión y el Dodge 3700 comenzó a cabecear. Adolfo consiguió dominar el vehículo y parar en la cuneta. – ¡La rueda cuidado, se nos pincho la rueda!- . Salió del coche y abrió el maletero contrariado.

Helena todavía no se había recuperado del susto cuando un grito de su marido la sobresaltó. – ¡El gato!, ¡El gato!-. Helena no sabía si reírse llorar. Pero que tenía que ver, ahora, un gato. – ¿No me dijiste que había sido la rueda? – . – No está el gato ¿puedo ser posible?. ¡No hay gato!, ¿Y ahora como cambiamos la rueda?-.

Helena salió del coche muy preocupada. Se encontraban en una vieja carretera bastante apartada y solitaria en aquellas horas, ¿Quién iba a pasar por allí?. Al ver a su mujer tan azorada, Adolfo se contuvo como pudo e intentó analizar la situación observando el terreno.

Justo al lado, se iniciaba un camino de tierra que desembocaba en un campo. Con la mirada encontró lo que buscaba.

-Ya lo tengo. No te preocupes. Nos demoraremos un rato pero saldremos de esta – . Acercó el coche a un ribazo seco hasta dejar la rueda pinchada suspendida en el aire.

La idea consistía en afianzar el vehículo. Con la inestimable ayuda de su mujer y armándose de paciencia, irían colocando piedras y ramas hasta conseguirlo.

Era una labor propia de artesanos chinos pero gracias a ella saldrían de allí. De lo que no tenían ni idea era de cuanto les costaría.

ALETEANDO SOBRE LOS MARTÍNEZ

Hace mucho rato que tendrían que haber salido de Miami Playa, camino de su casa. No ha podido ser, el cabeza de familia, Antonio, está acostado y quejándose ostentosamente. Literalmente, se ha empachado con la paella y lo está pasando fatal.

Julito y Anita están junto a él, intentando consolarle. Teresa prepara una infusión de manzanilla con anises mientras sigue charlando animadamente con Pilar. Esta no le hace demasiado caso a su marido, ya está acostumbrada. Carlos Molina, en el fondo, se alegra – Que bien se le ha estado, por cerdo. ¡Un cerdo es lo que es, sí señor!. ¿Pero que le habrá visto mi hermana a este zángano que solo sirve para chupar la sangre de toda la familia como si fuese una sanguijuela? -.

ALETEANDO SOBRE ANGEL Y ALICIA

El SIMCA 1000 Gl atraviesa el puerto con serias dificultades. Justo cuando llegan a la cima se escucha un siniestro burbujeo y el radiador comienza a echar humo. La aguja de la temperatura salta de golpe.

- ¿Qué ha sido eso papá? -. – Me temo que se ha roto el radiador, tenemos que parar -. – ¡Métete a la derecha Ángel!, en ese caminito… si a la derecha que lo he dicho bien -.

Ángel le hace caso y se detiene junto a la carretera. Abre el capó y una nube de vapor asciende, cegándole momentáneamente. – ¿Y ahora qué hacemos?, no vamos a quedarnos aquí, mira la hora que es, pronto será de noche -.

Varios coches pasan a su lado y uno de ellos, un SEAT 1430 se detiene.

-¿Qué ocurre, les puedo ayudar en algo? – . Ángel se acerca a la ventanilla del conductor. – No lo sé, parece cosa del radiador. Me gustaría encontrar un taller o una gasolinera a ver si pueden hacer algo -. – Un poco más adelante hay una, a la entrada de Mont Blanc…y varios bares por allí cerca. Si quieren, les acerco allí y vuelve usted con la grúa -. –De acuerdo, será lo mejor. Vamos Alicia, pásate con los chicos al coche de este señor tan amable -. – Un poco justos vamos a ir…-.

- No se preocupe señora, el coche ya está acostumbrado. Tengo familia numerosa.  Seis hijos seis y espere… – .

ALETEANDO SOBRE ALEJANDRO

Reprime a duras penas su impaciencia. Concha masculla, por lo bajo, no se distingue

muy bien si son oraciones o algo bastante menos piadoso.

Alfonsín y doña Pura, escuchan extasiados el sermón de la Santa Misa.

El sacerdote lo ha iniciado ensalzando a la Virgen María, tal y como corresponde en el día de la Asunción.

A continuación, en lo que él considera una ingeniosa cabriola dialéctica, ha

encauzado su oratoria hacia el relato sobre la vida del profeta Elías. Ha descrito su lucha contra la idolatría del dios Fenicio Baal, a quien Ajab (rey de Israel) había adorado y la contienda de milagros que inició con los profetas de Baal, ocasionando una sequía de tres años. Ha narrado la convocatoria de Elías del pueblo de Israel en el Monte Carmelo, demostrando con tal sequía, la supremacía de Dios sobre Baal. Después ha pasado “de puntillas” sobre su orden de matanza de los profetas Baalistas y resaltado, eso sí, el inmediato retorno de las lluvias:

-”…Hay una nube como la palma de un hombre, que sube del mar”. Entonces dijo: “sube a decir a Ajab, unce tu carro y baja, no te detenga la lluvia”. Poco a poco se fue oscureciendo el cielo por las nubes y el viento y se produjo una gran lluvia…”-.

Ha dejado constancia de la profecía del retorno de Elías a la tierra, tras su muerte, como precursor del Mesías y por fin ha recreado (según él vigorosamente), el relato de la elevación del profeta a los cielos en un carro de fuego.

En este último pasaje se ha empeñado en plasmar un portentoso retrato mezcla de mística y realismo mágico. Todo ello aderezado con las pinceladas tremendistas de rigor.

- “…Iban caminando mientras hablaban, cuando un carro de fuego se interpuso entre ellos; y Elías subió al cielo en un torbellino …” – .

Momentos después, animado por el interés que presume detectar en los fieles, aborda otro de sus temas favoritos: Los Ángeles.

Describe un mundo a medio camino entre el cielo y la tierra, poblado de mensajeros divinos, guardianes y guerreros. Seres luminosos, deslumbrantes, con apariencia humana. Criaturas dotadas de alas, volando tanto en el plano terrenal como sobrenatural.

- “Vestidos de lino puro, resplandecientes, ceñido el talle con cinturones de oro…” -.

Ángeles magnánimos, también justicieros, portadores de buenas nuevas o de la Apocalipsis. Instruyendo, informando y protegiendo las almas de los pobres mortales. Entes celestiales, casi colosos, de amplios ropajes y espadas de fuego.

- “…Después de esto, oí bajar del cielo a otro Ángel que tenía gran poder y la tierra quedó iluminada con su resplandor …” -.

Coros de Serafines, Querubines, Ángeles y Arcángeles conviviendo entre nosotros, intermediando entre Dios y la humanidad. Auténticos ejércitos celestes, en lucha perpetua con el mal, capitaneados por los prodigiosos Arcángeles Miguel y Gabriel.

El sacerdote es amigo de los golpes de efecto y como broche final a su sermón recita un último pasaje de la Biblia. Lo hace recalcando cada frase, cada sílaba.

Alza la voz hasta escuchar su propio eco rebotando entre las columnas del templo.

- “…¡Vi también otro Ángel, poderoso, que bajaba del cielo envuelto en una nube, con el Arco Iris sobre la cabeza; su rostro como el sol y sus piernas como columnas de fuego! …” -.

El Padre Juan, se siente capacitado para percibir la empatía que emana de los fieles y así, alarga o acorta sus alocuciones. Según lo que esta le transmite.

En esta tarde, se ha alargado lo suyo y cuando termina solo echa en falta una cosa: los aplausos. Añoranzas, sin duda, de los años mozos y sus escarceos como actor de teatro aficionado.

Definitivamente le encantan estos momentos. Allí, de pie ante el altar, con un público que él cree entregado. Es como si sintiese en su interior el poder.  Ese poder de la Iglesia entre su pueblo: Aquella Patria llamada España. Una, Grande, Libre …y Nacional-Católica. Una Nación dirigida con puño de hierro – Merced al Señor -, se dice, por El Caudillo. Un Caudillo bajo Palio por la gracia de Dios.

El padre Juan se encoge de hombros. Al fin y al cabo en la Península Ibérica, dentro de nuestra vieja Piel de Toro, las cosas en aquel año de 1973 estaban así.

Alejandro, resopla, bajo la mirada “asesina” de su madre. Hubiese querido salir hacia Madrid mucho antes. De hecho, esos eran sus planes: tenía previsto acompañar a misa a doña Pura temprano por la mañana. Tal y como solían hacer siempre. Sin embargo, hoy, las cosas han transcurrido por otros derroteros.

Su madre no ha dormido en toda la noche y se ha levantado con el tiempo justo para ir a la playa. Y no ha consentido perderse el último contacto con la arena y el mar. – ¿No podía haberse quedado durmiendo?. ¡Pues no!-. Para colmo sí que lo ha hecho nada más comer, en la mecedora, durante varias horas y cuando le han insinuado que se preparase las maletas para marchar…Se ha puesto echa una furia. – ¡Cómo!, ¿irnos ahora?. Ni hablar, herejes más que herejes. Lo primero es cumplir con Dios y con su madre.

¡Faltaría más! -.

No ha habido forma humana de convencerla y para terminarlo de arreglar, Alfonsín se ha puesto de su parte, ¡Cómo no! .

-¡Vaya horas! -. Piensa. – Menudo retraso llevamos y este cura parece que no va a terminar nunca -.

ALETEANDO SOBRE IKER BENITEZ DEL OSO

Sale del cine. La película le ha gustado bastante, sobre todo la escena en que Charlton Heston en su papel de Moisés, toca con la vara el Mar Rojo, separando sus aguas. – Está muy bien hecho si señor y eso que es una película antigua…¡La madre que me parió!, ¡No es posible! – .

Iker acaba de mirar el reloj, son casi las nueve de la noche. Ha encontrado una sala donde proyectaban la película pero no se ha fijado en los horarios. Era tan larga que solo hacían dos sesiones: a las cinco y a las nueve. Para colmo se ha quedado dormido justo antes de empezar el descanso y se ha despertado una vez reanudada la película.

- ¡Que putádaaa!, ¡Vaya faena!, no sé a qué hora llegaré a Madrid. ¡Será posible!, ¡Menudo despiste el mío! – .

Toma el Metro y poco después se encuentra al volante de su automóvil. El Morris MG 1300 lo ha comprado de segunda mano pero está perfecto. Su anterior propietario fue un mecánico aficionado a los rallyes y según se puede ver por los escudos metálicos atornillados en el portón trasero, el coche ha participado en varios de ellos. Iker acaricia el exterior del techo, forrado de eskay negro y da unas palmaditas.

-Querido amigo Morris…¡Nos toca volar! -.

Una vez en el interior enciende el radiocasete y coloca una cinta. – Vamos a poner un poco de Glam Rock. Dejemos que los del Gay Power le pongan banda sonora al viajecito – .

AVATARES

Adolfo y Helena han conseguido salir de la trampa. Cansados, sudorosos y hambrientos han parado en el primer pueblo y buscado un bar, como quien busca un Oasis en medio del desierto. Se han atiborrado de bocadillos y refrescado con unas jarras de cerveza con gaseosa bien fresquitas. Los cafés, muy cargados, les han estimulado lo suficiente como para reanudar el viaje.

Adolfo está preocupado. – No vamos a llegar a tiempo, Helena. si surge otro problema no llegamos_.

Su mujer le tranquiliza, a pesar de no tenerlas todas consigo. Rebusca en la

guantera. Elige al azar una de las casettes que siempre suelen llevar consigo.  La música acompaña mucho en los viajes.

Primero “Tie a Yellow Ribbon” en la voz de Dawn, después Albert Hammond y su “Nunca llueve al sur de California”: “…Seems it never rains in Southern California. Seems I’ve often heard that kind of talk before. It never rains in California …” – .

La bella Lynsey de Paul se empeña en que la endulcen con su “Sugar Me”, Gilbert

O´Sullivan entona “Get Down”, Paul Simón canta en solitario, sin Garfunkhel, “Kodachrome”, Liza Minelli afirma que la vida es un “Cabaret” sin fin. Demis Roussos se despide con un “God by my love good bye”.

-Tranquilo Adolfo, no te apures tanto, lo importante es que lleguemos… aunque sea un poco tarde – .

Andy Williams interpreta “Amor háblame dulcemente”, el tema de amor de la película “El Padrino”, en español. Michael Fugain cuenta “Une belle Histoire”. Billy Paul narra su historia “Me and Mrs. Jones”. Roberto Carlos se queja de que su “Gato esta triste y azul”, Bobby Vinton lo sella todo con un beso “Sealed with a Kiss” y el Dodge 3700 reduce la velocidad poco a poco.

En el autorradio del SEAT 132 modelo 1800 lo que se escucha es, ¡Por supuesto!, “La hora Francis”. ¿Qué se va a escuchar si no, estando en el coche doña Pura?. Pues o eso o algún rosario y si no la misa.

Llevan más de dos horas de retraso sobre la hora prevista y Alejandro se sube por las paredes. Concha, en el asiento de atrás, tiene apoyado en su regazo a Alfonsín, que se ha quedado dormido y anda perdida en sus pensamientos.

-Seguro que encima nos encontramos con algún atasco. ¡Seguro! – . -¡Válgame el cielo Alejandrito!, pero mira que eres cenizo. A quien habrás salido, hijo mío. A mí no, desde luego y a tu padre que en paz descanse menos aún – .

Alejandro escucha, concentrado, el “Radio gaceta de los deportes” de Radio Nacional de España. – “ … Ángel Nieto se ha proclamado vencedor absoluto del XVIII premio motorista de La Coruña. Ha ganado las pruebas Sénior en 75 y 250 CC… y pasamos a atletismo. Ha comenzado en Moscú la Universiada 73. Un auténtico récord de participación, se espera la asistencia de 4000 participantes de 70 países …” – .

-¡Tengo pis! -. – Enseguida pararemos Alfonsito -.

- “…. El equipo BIC participará en la vuelta ciclista a Cantabria. Entre los

corredores inscritos se encuentra Ocaña. Hablamos ahora de Natación y lo

hacemos con buenas noticias. En el “Match” Internacional de Natación de

selecciones “B” entre Francia y España, Santos quedó segundo en 200 metros espalda …” – .

- Papa que tengo pipí – . – “Presiones sobre la Federación Holandesa de Fútbol para que no se autorice el traspaso de Cruyff …” – .

- ¡Aún les joderán a esos Culés!, ¡Polacos más que polacos! – .

Antonio Martínez está totalmente recuperado. La infusión y una siesta de un par de horas lo han dejado como nuevo. Claro que a Carlos Molina le hubiese gustado perderle de vista mucho antes. Cuando ha oído a su mujer Teresa decirle a Pilar que volviesen cuando quisiesen, que estaban en su casa por poco da un salto y no precisamente de alegría.

Ahora, Pilar, intenta dormitar con la cabeza apoyada en la ventanilla. En el asiento de atrás Julito y Anita discuten. – ¡Rediós!, ¡Callaos de una vez que no me dejáis oír los deportes! – .

- “… Para el Bayern el trofeo “75 Aniversario del Athletic”. En un gran partido ha ganado al equipo vasco 2 a 1. Por otro lado, un Madrid decepcionante quedó el último. Al Club de Fútbol Barcelona, no le han ido mejor las cosas en el partido Internacional amistoso celebrado en la ciudad holandesa de Rotterdam. Ha caído vencido ante el Sparta por 2 a 0 …”- .

-¡Papaaa que tengo mucho pipí! – . – ¡Ya te he dicho que pararemos enseguida Alfonsito, que se nos ha hecho muy tarde! – .

Doña Pura golpea el hombro de su hijo. – ¡Haz el favor de parar ahora mismo que tu hijo tiene pis y yo también – . – Pero mamá que ya nos has hecho parar tres veces – . – Tiene razón tu madre Alejandro. Ella no tiene la culpa de que el movimiento del coche le haga ir al baño. Además, son muchas horas de viaje – .

- Pero Concha – . – ¡Ni peros ni nada! . Paras y así aprovecharemos para cenar que empiezo a tener hambre – .- ¡Eso es, a cenar, a cenar! – . Repiten a coro doña Pura y Alfonsín. Alejandro intenta protestar pero es absolutamente en vano. Se han puesto todos de acuerdo. Resignado, se detiene en la primera gasolinera con restaurante que les sale al paso.

Fernando Prades canta a dúo con Vicente Fernández: -…Y volver, volver, voolveeer, a tus brazos otra vez. Llegaré hasta donde estées yo sé perder quiero volver, volver, volvéerrr -.

El calor aprieta y lleva las ventanillas bajadas pero las sube de cuando en cuando.

-¡Menuda peste a disolvente…y la caja empapada, joder! – .

Al descargar se ha dado cuenta de que una de las chapas de acero ha perforado un bidón. – ¡Medio depósito!, medio depósito encima de la caja de madera del camión…y ahora hasta casa con este jodido olor…¡Cagüen sus muertos! – .

Lo cierto es que, pese a ese contratiempo, no le ha ido nada de mal.

Si que ha tenido que madrugar un montón, pero después le ha quedado casi todo el día libre. No está casado, por lo tanto, nadie le espera en casa y ya que estaba junto al mar ha aprovechado la ocasión. ¡Menudos chapuzones se ha dado en la playa de Cambrils!. Después a comer, que allí se come muy bien, una siestecita, un paseo para estirar las piernas y cuando ha comenzado a oscurecer se ha puesto en camino.

Se lo ha tomado con calma, disfrutando del viaje y ha parado varias veces. La última hace unos minutos, para cenar. – Cuando me canse me quedó a dormir en cualquier Motel, cerca de la carretera. ¡Mañana será otro día Santa Lucía!. Qué coño, mañana me toca a mí guardar fiesta que también tengo derecho -.

Olisquea inquieto. – Vaya, vaya, ahora no huele solo a disolvente. Otra vez el dichoso olor a chamusquina – . Se dice, preocupado, pero se anima a sí mismo. – Bueno, ya ha olido así otras veces y nunca ha pasado nada – . Mira de reojo el San Cristóbal que lleva pegado en la guantera. Sacude la cabeza y vuelve a cantar. – …Y era de latón, de latón de latonera, era de latón el cacharro de mi abueeláaa – .

Iker Benítez del Oso ha parado a repostar en la gasolinera. Su vejiga estaba a punto de reventar y el estómago le pedía, desesperadamente, alimento. Ha consultado en reloj. – En fin, de perdidos al río, que se le va a hacer -.

Ha entrado en el Área de Servicio. Hambre tenía, desde luego. La cena ha desaparecido del plato en un santiamén. – Un café bien cargado y al volante-.

Sube el volumen casi al máximo. – ¡Caña al mono!, a ver lo que trae la cinta que me ha regalado mi amigo el americano -.

La E.C.O. toca el rock sinfónico “Roll over Beethoven”, después Cozy Powel ataca con su “Dance with the devil” y a continuación descarga de adrenalina pura a cargo de los The Sweet y su “The Ballroon Blitz”.

Iker arranca, mete la primera y con el embrague metido, acelera a tope.

Desembraga de golpe y las ruedas chirrían soltando humo. El MG 1300 sale disparado como una bala. – ¡Vamos pallá querido Morris, vamos pallá!- .

Cuando Ángel vuelve con el coche al bar donde ha dejado a su familia estos casi han terminado de cenar.

-¿Ya estás aquí?, ¿Qué tal ha ido? – . – Mejor de lo que esperaba Alicia. ¡No hemos visto a nadie!. Al final no se ha roto el radiador. Parece que estaba muy sucio y me lo han purgado. ¡No veas la de barro que ha salido de ahí!. Menos mal que el buen hombre del mecánico estaba por aquí y nos ha hecho el favor de ponerse a trabajar tan tarde. No es normal que alguien, en un día de fiesta, haga algo así. Le he pagado y le he dado una buena propina. ¡Se lo merecía! – .

- Ya lo creo que sí. Querrás cenar algo – . – Sí, ¿está abierta la cocina? …-.

Gracias, me pone, por favor, un bocadillo de tortilla de patata y otro de jamón …¡Y una jarra de cerveza, gracias…! – .

En la tele tienen puesto el UHF. José María Íñigo presenta a “Los Chalchaleros”.

-¿Qué tal ha estado el Estelar? – . – Muy bien papá, hay que ver como tocan los de Osibisa – . – Y como nos hemos reído con Pajares – . – ¡Pues a mí me han gustado más Tip y Coll! – .

En pantalla canta Mochi, aquel de “Escala en Hifi”, después, José María Íñigo entrevista a un Inspector Provincial de Sanidad de Madrid sobre fraudes en la alimentación. -El “Estudio Abierto” de hoy va de la alimentación – . Informa Alicia.

Ángel engulle rápidamente los bocadillos, los pequeños están somnolientos y Alicia bosteza sin parar. Por la pantalla van pasando Los Iberos, Doctor Pop y Micki interpretando su “El chico de la armónica”. “El bigotes” como lo llama Ángel, intercala entrevistas: un vegetariano, un endocrino… Los críos empiezan a gritar. – ¡Torrebruno, es Torrebrunoooo!- . – Chicos, que no son horas – . – Haced caso a mamá, venga – .

Ángel traga el último trozo de bocadillo de jamón cuando al mirar el televisor se le hace la boca agua: un tal Polo, está enseñando como se sirve una “Dorada a la Sal”.

La Compañía canta “El Soldadito” y Ángel se toma un café bien cargado

cuando alguien cambia de canal. En La Primera están a punto de finalizar la

programación. A las 12 de la noche terminan con Oración despedida y cierre.

- ¡Venga chicos a casa, que aún nos queda un buen rato de viaje! – .

Los Tanembaun han terminado de cenar. Adolfo empieza a sentir el cansancio.

Demasiadas emociones para un solo día. Helena se da cuenta de ello. –Adolfo, si tenés ganas de dormir, me dices para buscar un lugar en donde pasar la noche -.

-Vamos a continuar querida, pararemos lo más cerca que podamos de Madrid. así, mañana madrugamos y podremos coger el avión – .

Alfonsito y doña Pura duermen a pierna suelta en el asiento de atrás. Alejandro se concentra en la carretera. Comienza a atacarle el sueño.

-¡Maldito cura y maldito sermón!. ¡Podía haberlo acortado un poco!. Vaya horas de estar conduciendo, que horas Dios mío…No si al final me dormiré al volante, ya verás -. Concha no discute. Sabe que cuando su marido se pone así mejor callada y además no le falta razón.

Los Martínez duermen casi todos, roncando a coro. Antonio se mantiene bien despierto: Efecto, sin duda, de los dos cafés que se ha tomado, los copazos de Soberano y de la Faria con que los ha acompañado.

Fernando Prades se contrae, de repente, alarmado. Eso ya no es olor a

chamusquina…¡Es olor a quemado!.

Mira por el retrovisor y lo que ve le hiela la sangre en las venas.

-¡Dios!, ¡fuego!, ¡el camión está ardiendo! – .

Asustado frena en seco, el camión se bambolea y termina derrapando. Cuando al fin se detiene, ha quedado atravesado en la carretera.

Fernando apaga el motor y salta de la cabina. Se dirige, como una flecha, a la parte trasera.

El fuego se ha iniciado en la rueda izquierda y ha prendido el disolvente que

empapaba la madera de la caja.

Vuelve, como un rayo, a la cabina y busca desesperadamente un extintor.

- ¡No hay!.

Recoge todo lo que puede de sus pertenencias, salta sobre el asfalto y se aleja lo más rápido y lejos que puede. Las llamas están devorando completamente la caja del camión.

- ¡Gracias a Dios que no circula ningún coche por aquí en estos momentos!. ¡Podía haber ocasionado una auténtica tragedia!. ¡Dios mío que desastre!, ¡Dios mío! – .

Poco a poco comienzan a llegar los primeros vehículos: un DIAN 6, un R 8 y un Gordini 12 V. En sentido contrario un SEAT 600 D y un R 4.

Fernando Prades les hace señales para que reduzcan la velocidad y se detengan. No hace demasiada falta, el camión arde cual falla valenciana y las llamas se vislumbran desde bien lejos.

Siguen apareciendo coches en ambos sentidos y uno de ellos, un 4 L, se acerca a Fernando. – ¡Voy a dar aviso en el pueblo de al lado! -. Un Citroën Break tiene la misma idea y se aleja a toda velocidad en sentido contrario.

La caravana crece: Una DKW Diésel de 1000 Kg, dos Siatas, un camión

Barreiros de 7000 Kg, otro camión Mercedes–Benz L 406. Al poco se

incorporan un SIMCA 1000 Gl rojo metalizado, un R 5, un SEAT 132 modelo 1800, un SEAT 600, un R 8 y un Dodge 3700 de 6 velocidades.

Para cuando llega Iker Benítez del Oso, con su MG 1300, la cola es considerable.

Golpetea, nervioso, el volante mirando a su alrededor. – Tiene que haber una salida -. Un poco más allá ve un camino que parece bordear la carretera y no se lo piensa dos veces.- No estoy dispuesto a esperar – .

Se mete en el arcén, adelantando varios vehículos y se introduce en el sendero.

Aquello parece un camino de cabras y discurre relativamente cerca del camión incendiado pero consigue pasar. El camino se alarga paralelo a la calzada pero unos metros más adelante, comienza a desviarse hacia la derecha. – ¡Hum, mal asunto!, será mejor que de media vuelta – .

No puede hacerlo, tras él tiene varios coches y no hay sitio para maniobrar.

– Bueno, me temo que tendré que seguir adelante, ¡a algún sitio llegaremos!- .

Para la cinta, lleva un buen rato escuchando el “American Pie” de Don Macklean y se le está haciendo un poco larga. Le da la vuelta al casete y la va avanzando, rápidamente, escuchando lo que viene a continuación. – Bien, veamos: Ben Thomas: “Harmony”-. Bzzz. – Ike y Tina Turner: “Proud Mary” -. Bzzz. – John Lennon: “Imagine” – . Bzzz. – The Socking Blue: “Venus” – . Bzzz. – Lyn Anderson: “Rose Garden” -. Bzzzz. – y Fifth Dimensión: “Aquarius”. ¡Vaya, la cosa se pone Hippie!, me gusta el menú si señor -. Rebobina…-”…Harmony, Harmonyyy…- .

En el SIMCA 1000 rojo metalizado, los peques duermen unos apoyados en los otros, en el asiento trasero. Alicia mira con cara de susto el camión en llamas y piensa instantáneamente: “Ángel siempre ha sido amigo de la aventura pero no creo que se atreva a …”.

Un Morris MG 1300 les adelanta por el arcén y unos metros más allá se mete por un camino a la derecha.

– Este sabe adónde va Alicia, ¡seguro que es de por aquí! -.

Al Morris le siguen varios coches y Ángel no se lo piensa dos veces uniéndose a ellos.

- Pero Ángel, ¡Por favor!, ¿es que te has vuelto loco?. ¡No sigas que vamos con los chicos!…-.

Demasiado tarde, el coche ya bota por el camino lleno de baches y piedras. Alicia, muerta de miedo, echa una manta encima de los críos con la intención de protegerles.

– Cierra las ventanillas Alicia, que esto esta chupao-.

El coche pasa muy cerca del camión y las llamas iluminan su interior. El calor es muy intenso y los chicos se revuelven en el asiento.

- ¿Qué pasa?, ¿Por qué hace tanto calor?-.

-Tranquilos, no pasa nada. Tumbaos en el suelo, cubríos con la manta y seguid durmiendo-.

Los críos están tan cansados que obedecen, al instante, sin rechistar.

Dejan atrás el camión siniestrado, el peligro ha pasado y el coche sigue por el camino de piedras rumbo no se sabe dónde.

– Caramba, esto se aleja de la carretera y no podemos volver. Espero que todos estos que llevamos delante sepan a donde van …- .

Alicia no dice nada, está demasiado enfadada. A su juicio, su marido ha puesto en un gran peligro a toda la familia, de forma absolutamente temeraria e innecesaria.

Le recordará a Ángel aquella noche durante el resto de sus días.

Pepe el ovejero camina, despreocupadamente, entre los pinos. Los mismos pinos que su padre plantó, tan orgulloso, hace ya demasiado tiempo.

Le acompañan: Mario, el fiel perro pastor y sus dos ovejas preferidas, Lucía y Lucera.

Aquellos paseos nocturnos de los cuatro, constituyen uno de sus pasatiempos favoritos.

Dado su carácter, es su forma de sentirse acompañado y a fe que no necesita a nadie más.

Aspira, profundamente el aire perfumado.

- ¿Qué más se puede pedir de momento?. Bueno, sí un poco de frescor no vendría mal-.

Aquella es una más de las calurosas noches de Agosto en aquel verano

extremadamente cálido y seco.

Observa la luna y el manto de estrellas que cubre el cielo. No lo admira,

simplemente busca algún atisbo de nubes. Ha oído en el bar que Mariano Medina, el hombre del tiempo, había pronosticado riesgo de tormentas.

– Nada, ni rastro. ¡Bah!-.

Súbitamente, Mario se pone tenso, olisquea frenéticamente y comienza a ladrar.

Lucía y Lucera, también parecen inquietas. Pepe gira la cabeza y queda

deslumbrado por las luces de unos faros.

- ¿Coches a estas horas y por aquí?, ¿en medio del campo?, ¿Pero qué cojones? -.

Los vehículos, marchan dando tumbos por el viejo camino de tractores que bordea su finca.

– Estos se han perdido. ¡ Seguro!. ¡Maldita sea! -.

Se oculta entre los árboles, no tiene ni la menor intención de que le vean y mucho menos aún, de hablar con nadie.

-¿De dónde vendrán?. Vaya, ¿qué es eso?. Parece que hay fuego en la carretera. Qué raro -.

Los coches pasan de largo sin verle y desaparecen por la primera curva a la

izquierda. El resplandor de las llamas y el humo son muy intensos.

- Me temo que estos aventureros se han pasado de listos; con tan poca luz y sin conocer el camino, dudo que encuentren el desvío que les devuelva a la carretera – .

Sonríe malicioso y se gira hacia su perro.

- Toma Mario, coge el palo corre-.

El animal se lanza en su busca como una flecha, moviendo, vigorosamente, la cola.

Marco Ambrosio y Ambrosio se encuentran realizando una misión TRN en doble mando, a bordo del Mirage III- D del Ala 11.

Se trata de un sencillo vuelo de instrucción nocturno.

Están establecidos en el radial 127 de Valencia, a 40 NM2 y FL 200 3. Vuelan a la altura de Gandía y todo parece transcurrir con normalidad hasta que …

Marco Ambrosio no da crédito a lo que ven sus ojos y avisa a su sobrino, bastante alterado.

-¿Qué leches es eso? -.

- ¿Pero qué? -.

Justo enfrente, a las 10 en su posición 1, ven un foco luminoso. Aquello, lo que sea, debe de estar a unas cuatro millas del Mirage y en rumbo convergente.

-¡Joder tío, lo tenemos en rumbo de colisión! -.

La extraña y potente luz está situada a la izquierda, aparentemente a su misma altura y vuela directamente hacia ellos. La situación es delicada y maniobran penetrando desde la milla 40 con la idea de aumentar la distancia vertical.

El foco cambia a un rumbo paralelo a ellos, a una distancia de separación de unos 4 NM y entonces aquello desciende.

-¡Coño, esto ya es demasiado, intenta conectar con GCA 4 de Valencia y pide instrucciones! – .

Desde allí les informan de que no tienen ningún eco radar en pantalla y lo que es más extraño, tampoco hay vuelo alguno en su entorno.

El Mirage III–D, está en 14 NM y comunica que el objeto no identificado se desvía a la izquierda.

En ese instante, el operador del radar observa en la pantalla un eco parásito y se les comunica de inmediato. El Mirage desciende a una velocidad vertiginosa.

Iker Benítez del Oso detiene el MG 1300. Se ha perdido. Aquel camino de cabras parece no llevar a ningún sitio.

Desde los altavoces The Animals interpretan “The House of Rising Sun”.

Mira hacia atrás preocupado, los coches que le han seguido continúan allí.

- ¡Buuuf, vaya lío!. ¿Cómo les explico ahora a estos que no sé ni donde estoy ni por donde salir de aquí? -.

Golpetea el volante, nervioso.

– Si por lo menos hubiese algo más de luz. ¡Aquí no se ve ni para jurar! – . The Moody Blues  ensalzan las “Nights in White Satin”.

Alicia está dormida, igual que sus hijos. Ángel no se lo reprocha. Demasiado cansancio.

- Mejor que esté dormida, así no me echará ninguna bronca… Aunque

tenga toda la razón – .

En el fondo se siente culpable. Al principio le ha parecido una buena idea lo que ha hecho pero, a medida que se adentraban en aquel paraje desconocido, su opinión ha ido cambiando aceleradamente.

- Como siempre tiene razón mi mujer. ¡Qué caray! Aunque me joda

reconocerlo – .

Observa el panorama. Aquello no pinta nada de bien.

- ¡Y además he puesto a lo tonto en peligro a toda mi familia!. Mira que

ocurrírseme pasar tan cerca del fuego. ¡Podía haber sucedido una desgracia!, ¡Y al final todo para nada! – .

Está a punto de jurar en Hebreo y en Arameo pero consigue controlarse.

- Y este listillo de ahí delante parece estar tan perdido como yo o más – .

Doña Pura ronca como una posesa. Concha también suelta algún que otro resoplido. Alfonsín duerme plácidamente y Alejandro está que ya no se tiene. ¡Ni tan siquiera se queja!. Se hace cruces intentando comprender como se ha metido en semejante embrollo.

- Pero quién me habrá mandado a mí seguir a ese panoli de ahí delante- .

Cuando han pasado tan cerca de las llamas ha sentido autentico pánico y ahora al pensar que se encuentra perdido, en medio de la nada, nota como se apodera de él la inquietud.

- ¡Joder que día!, ¡Qué día! – .

Un R8 con una mujer, un niño y una niña en su interior, aparentemente

dormidos, le adelanta como un loco.

- ¡Pero donde se cree que va ese chalado!, ¿Será posible? -.

Adolfo y Helena se han detenido en la cola de la caravana.

- ¡Lo que nos faltaba Helena. ¡Ahora sí que la embarramos!. Un camión ardiendo en mitad de la carretera. ¿Pero con qué pie nos hemos levantado hoy? – .

Helena asiente inquieta.

–Adolfo hoy no es nuestro día, que le vamos a hacer. No te alteres que no vamos a conseguir nada – .

En unos instantes, aquello parece convertirse en un escenario de película:

Sirenas, destellos, gentes gritando. Allí no falta de nada: La Guardia Civil de Carretera a bordo de su SEAT 124 D y los Bomberos con su propia ambulancia.

Todos han acudido al lugar del accidente y se mueven de un lado a

otro gesticulando. Los agentes de la Guardia Civil dan ordenes, informan y

ordenan el tráfico como pueden.

Los bomberos salen corriendo del coche y se abalanzan sobre las mangueras. Chorros de agua a presión impactan sobre los restos ardientes del camión, levantando una inmensa nube de vapor. Esta se mezcla con el negro humo, fruto de la combustión.

Fernando Prades dialoga con los Agentes de La Benemérita, ofreciendo todo tipo de explicaciones y disculpas. No para de corretear de un lado a otro intentando ayudar.

El camión es ruina total, de eso no hay duda. Las llamas lo han devorado por completo.

-¡Menos mal que no he ocasionado ninguna desgracia y que aseguré el camión como lo aseguré!. Gracias a Dios no lo he perdido todo. ¡Podría haberme arruinado para siempre –.

Pepe el ovejero frota su chisquero y prende un “celtas” sin filtro. Chupetea la punta y comienza a escupir tabaco.

Parece que los coches del camino se han detenido un poco más adelante.

Comienza a llegarle el olor a quemado y jirones de humo.

- Con lo bien que se respiraba aquí hace un momento. ¡Menuda humareda se ha montado! -.

Hasta él llegan el eco de las sirenas y los destellos azules y naranjas.

- ¡Pues ha tenido que ser algo gordo. Vaya que sí! – .

Marco Ambrosio y Ambrosio se encuentra en estos momentos en pleno “picado” e inician mucho antes de lo normal las maniobras de aterrizaje.

Y entonces sucede lo increíble, aquella esfera luminosa maniobra a una velocidad imposible rumbo tierra adentro. Comienza a adquirir una tonalidad fuertemente rojiza y desaparece, tanto de su vista como del radar del controlador, sin dejar ni rastro.

- ¿Pero qué demonios ha sido eso? – .

– Mucho me temo que acabamos de tener un encuentro con un OVNI Aurelio. Supongo que no nos creerán pero lo sucedido no

tiene otra explicación. Eso era un OVNI. ¡Tal cuál y así como suena, por muy fuerte que parezca! – .

- Pues casi ha sido un encontronazo – .

- Ya lo creo que sí. Nos ha ido muy cerca esta vez. Y no es eso lo malo, espero equivocarme, pero mucho me temo que esto nos va a causar problemas y va a traer cola – .

- ¡Y tanto que va a traer cola!, ¡mucha! – .

– Ambrosio, me parece que se nos ha atragantado la paella – .

Antonio Martínez está disfrutando de lo lindo. Se siente eufórico. Va adelantando a todos los coches uno a uno.

- ¡Toma castaña!, ¡Y con un puto R8. ¡Ja, ahí os quedáis! – .

Coge un bache y derrapa, perdiendo momentáneamente la dirección.

Está a punto de chocar con un SIMCA 1000 Gl pero controla a tiempo el vehículo.

El conductor del SIMCA 1000 se ha dado cuenta de lo que ocurre, maniobra rápidamente y el coche queda con el morro girado a la derecha.

… La última, al caer, golpear el mecanismo

que acciona la palanca…

LA PALANCA

Ecos apagados de sirenas y algún destello perdido azul y anaranjado.

Los vehículos se encuentran parados en el maltrecho camino de tierra.

De sus ventanillas abiertas, escapan sonidos entremezclados de músicas y voces de locutor. La noche es plácida, serena. Miles de estrellas tapizan el cielo inmenso y despejado de Los Monegros.

Una de aquellas estrellas parece aumentar considerablemente de tamaño al

tiempo que se desplaza por el firmamento a enorme velocidad. Es como si una caja de pedrería viajase por el cielo y arrastrase un extraño halo verde azulado.

Súbitamente parece cambiar de rumbo y de color: Rojo, verde, amarillo, azul.

Mario comienza a ladrar y aullar lastimeramente.

Las radios emiten distorsionadamente hasta que una fuerte interferencia bloquea su recepción. No parece estática, es más bien un sonido constante y potente.

Súbitamente los faros se apagan, los motores paran en seco y todo sonido

enmudece.

Segundos después, un enorme estruendo, rompe el silencio en mil pedazos y una gran estela de humo blanco parece caer a la tierra.

La estela, extremadamente luminosa ha ido cambiando de color, adquiriendo diversas tonalidades: amarillo-anaranjado, rojo, rosado y después la oscuridad.

El estruendo se torna en un fuerte silbido que va transformándose en sonido uniforme y apagado, muy similar al producido por las turbinas de energía eléctrica.

Y entonces aparece, como salida de la nada, una astronave de apariencia

metálica. Es de color plateado y se bambolea, levemente, de lado a lado.

Primero observan una singular panza de cuyo interior surgen unas patas

puntiagudas.

Aquella astronave aterriza en medio de un sordo zumbido.

Tiene forma “delta” o triangular y su tamaño es considerablemente superior al de cualquier reactor convencional.

Aquello, lo que sea, se ilumina de repente con un destello fosforescente y

extremadamente brillante que les ciega unos minutos.

Cuando sus ojos se acostumbran al fortísimo resplandor, comprueban que de su interior surgen luces de colores que se encienden y apagan en una rara cadencia.

…que mueve …

MOVIMIENTOS

Iker Benítez del Oso no puede creer lo que ven sus ojos. Allí mismo, a unos treinta y tantos metros, acaba de aterrizar un auténtico OVNI sobre un maizal encharcado y aparentemente abandonado.

Siente como una descarga eléctrica y un extraño hormigueo en todo el cuerpo. Aquello no es natural.

Intenta pensar pero no puede, está prácticamente bloqueado mentalmente.

Su pulso se ha acelerado y comienza a invadirle un temor casi animal.

-¡Tengo que controlarme como sea!. ¡Piensa Iker piensa, por lo que más

quieras, piensa – .

Pepe el ovejero se ha quedado petrificado, como si algo le impidiese realizar cualquier movimiento. El “celtas” que se está fumando, resbala de sus labios y cae al suelo inundado de hojas muertas de pino y malas hiervas resecas. Hace años que no se ha preocupado de limpiarlo.

Mario también se ha quedado paralizado y comienza a temblar.

- ¿Pero qué coño es eso?. Parece un platillo volante de los que salen en la tele. ¡Esto no puede estar pasando en realidad! – .

Pepe no distingue apenas el platillo por culpa del terrible resplandor fosforescente que emite.

Del singular aparato, surge, repentinamente, un horrible zumbido.

Lucera y Lucia corren enloquecidas y escapan campo a través.

Mario salta detrás de ellas y aquello hace reaccionar a Pepe, quien se lanza en su persecución.

Alejandro se ha quedado tieso y con la boca abierta. No termina de dar crédito a lo que está ocurriendo. Nota un extraño malestar, su cuerpo parece electrizado y justo ahí delante, a unos pocos metros, ha aterrizado algo surgido de la oscuridad.

Por principios se niega en redondo a creer lo que está viendo. Se resiste a admitir la terrible idea que va tomando forma en su mente. Aquello es una nave extraterrestre sin duda. A pesar de ello, a pesar de lo que ven sus ojos, se limita a negar la mayor. Para alguien como él lo que tiene delante no puede ser real, va en contra de sus convicciones y sus creencias y además no es serio. Por lo tanto:

- No puede ser. Simplemente, ¡No existen!- .

Concha y doña Pura siguen durmiendo. Aparentemente no se han enterado de nada…¿y el pequeño?.

Alfonsín se ha despertado con el estruendo y sin embargo, por alguna extraña razón que ni él mismo comprende, se hace el dormido.

El padre Eulogio tenía razón y el cura también. Es exactamente como lo ha

descrito en el sermón. Un carro de fuego ha descendido del cielo con un gran resplandor y de él surgen los colores del arcoíris.

- ¡Es un milagro!, ¡Un milagro y yo soy testigo, Dios mío! -.

Comienza a rezar con toda la fe de que es capaz.

Antonio Martínez no hace más que abrir y cerrar los ojos. No distingue muy bien lo que ocurre por culpa de unos árboles. Sin embargo, para su desgracia, ve más de lo que él quisiera.

El corazón le palpita con fuerza y parece que va a salirse de su pecho.

- ¡Me he pasado con el café y los copazos!. Estoy delirando, mecagüen la leche! -.

En el coche, el resto duerme tranquilamente, excepción hecha de Anita. Y no parece impresionada en absoluto.

Aquello, ella, lo ha visto en un montón de películas y lo percibe como algo casi natural. Además, hay otra cosa que le atrae como un imán.

En la ventanilla del coche con el que han estado a punto de chocar hace un

momento, hay un niño. Está vuelto hacia la nave y en su mano sujeta

un muñeco. Y ese muñeco, precisamente, es lo que le llama tan poderosamente la atención.

Alicia duerme relajadamente. Ali, Glori y Cris dormitan a pierna suelta.

Ángel se siente sobreexcitado. La adrenalina fluye, a borbotones, por su

cuerpo mezclada con algo parecido a la electricidad. Nota cierta pesadez en sus miembros, como si la presión atmosférica le oprimiese sobremanera.

Aquello es una fuerte experiencia, una aventura real.

Primero, la radio ha comenzado a hacer cosas raras, antes de enmudecer por completo. Después el motor se ha parado y eso a pesar de que en ese mismo instante estaba acelerando para huir del energúmeno que casi se los traga con el coche.

Los faros se han apagado sin razón aparente …¡Y después aquella nave se ha posado en el campo de al lado!.

El SIMCA, tras la rápida maniobra de evasión que se ha visto obligado a efectuar, ha quedado con el morro enfilando el costado de aquel ingenio.

Siente cierta inquietud pero su curiosidad es mucho mayor que su temor.

Intenta distinguir algo en medio de aquel cegador resplandor.

Angelito se ha despertado, tal vez por el fuerte zumbido y observa en silencio.

Al principio ha pensado que estaba soñando.

- Un OVNI esto es un OVNI como los de la serie de televisión del UHF -, Piensa.

Sin saber muy bien porque, sus manos se aferran a su muñeco favorito.

No puede apartar la vista de aquella luz tan intensa. Se siente como hipnotizado.

El silencio es casi total. Únicamente se escucha un leve zumbido prolongado y cadencioso. Parece como si una extraña calma lo envolviese todo con una manta antinatural.

Entonces se escucha un sonido metálico, como un chasquido. La irreal

luminosidad que envuelve el aparato se hace más intensa.

Y, de improviso, recortado en medio de la luz cegadora, aparece un extraño ser.

Su altura es enorme, parece vestido con un mono metálico, flexible.

Aparentemente su cabeza es mucho mayor de lo que debería ser, en proporción al resto del cuerpo.

No se distingue facción alguna en ella y parece reflejar la luz, fundiéndose

en ocasiones con la misma.

Parece dotado de manos y pies extremadamente grandes.

Aquella criatura aparenta caminar con cierta dificultad y comienza a rodear la nave muy despacio y ejecutando extraños movimientos.

Para Antonio aquello ha sido demasiado. Siente que todo se vuelve negro a su alrededor y eso es lo último que recordará horas más tarde, una vez recobrada la consciencia.

Anita observa con curiosidad la criatura que ha bajado del aparato y dirige su mirada hacia la ventanilla del coche de al lado.

A Ángel parecen dilatársele las pupilas. Se siente en tensión pero no asustado. De la nave ha bajado alguien a tierra y por más que lo intenta no puede creerse lo que está viendo.

Alicia y sus hijas duermen todavía.

Angelito también ha visto bajar al tripulante de la nave. Intenta compararlo con los marcianos que ve en la serie de televisión.

Gira su cabeza, queda como extasiado y todo interés por lo que está ocurriendo desaparece por completo.

Desde la ventanilla del coche que ha estado a punto de golpearlos, los ojos más enormes, bonitos y grises que ha visto en su vida le están mirando fijamente.

Es una niña preciosa y le sonríe. Parece querer decirle algo.

Él observa su muñeco, asiente y lo deja pegado a la ventanilla.

Angelito y Anita permanecen mirándose largo rato hasta que sus ojos se cierran y sus cuerpos son vencidos, definitivamente, por el sueño.

La luna parece escapar de la nube que la había estado ocultando e ilumina con fuerza la escena con su luz de plata.

Aquel gigante extraterrestre pasa delante de unos pequeños árboles y su sombra se cuela entre las retorcidas ramas. Ángel lanza una exclamación de asombro absolutamente perplejo.

- ¡Pero!, ¡Pero! -.

Alejandro se ha quedado definitivamente paralizado de terror. De allí ha salido algo o alguien y se mueve de forma singular. Reza para no ser visto, ¡a saber qué clase de peligro acecha en esos momentos a su familia!.

Se ha dado cuenta que tanto su mujer como su madre ya no roncan pero siguen estando dormidas y da por supuesto que su hijo también.

Alfonsín se siente, literalmente, en el limbo. Del carro de fuego ha salido un ser enorme, vestido todo de un blanco refulgente. ¡Y además, de su espalda surgen unas raras protuberancias!.

- ¡Alas, son alas!-.

No tiene ninguna duda, aquel cura lo ha descrito a la perfección. Alfonsín sabe lo que está viendo: ¡Un Arcángel!.

- Gracias Señor. Esto es una señal. Mi señal – .

Y se queda dormido con una dulce sonrisa dibujada en la cara.

Iker Benítez del Oso siente como una especie de corriente eléctrica recorre su cuerpo y, tras ella, un hormigueo general.

El periodista que lleva dentro parece implosionar en su interior. Rebusca como un loco en la guantera y extrae una vieja cámara de fotos.

-¡Joder, ¿y el flash? !. ¡Mierda, me lo he dejado en el hotel!. Da igual, aquí hay mucha luz, seguro que será suficiente – .

Comienza a hacer fotos una tras otra. Al tercer clic la máquina deja de funcionar.

-¡Cojonudo, menudo periodista estas echo!, el flash en el hotel, el carrete

agotado y no llevas mas encima. ¡Bravo chaval! – .

Intenta relajar unos músculos que parecen agarrotados. Aspira el aire de la noche, repetida y profundamente hasta recuperar su autocontrol. Ahora todo lo que ha aprendido a lo largo de su carrera parece pasar ante sus ojos como en una película a cámara lenta. Sale del coche y abre el

maletero.

De su interior saca un bloc y un par de lapiceros y comienza a tomar nota, de todo lo que observa, sin perder detalle. Da la vuelta a la hoja y se pone a dibujar.

Iker es un excelente dibujante y ejecuta un bosquejo tras otro, maquinal y compulsivamente, con singular maestría. Las imágenes viajan directamente de sus retinas a la punta del lápiz sin ser procesadas por su cerebro.

Sortea, lentamente, los numerosos coches parados que se cruzan en su camino. Al fin se detiene junto a un SIMCA 1000 rojo metalizado, efectúa su último boceto y vuelve sobre sus pasos.

- Lo reconozco, a partir de ahora creo en la providencia. Tengo ante mí el

reportaje de mi vida y no lo pienso dejar escapar. Un OVNI en vivo y en directo, esto solo ocurre una vez en la vida y además ante varios testigos – .

Pepe el ovejero se detiene exhausto y se da por vencido. Sus dos ovejas predilectas parecen haber sido tragadas por la tierra.

Llama a su perro y vuelve sobre sus pasos. Mario le sale al paso inquieto y

agitado.

Se acercan de nuevo a la finca cuando perro y dueño se detienen en seco.

Del platillo volante ha salido un marciano enorme y se mueve alrededor del mismo de una forma muy rara.

El extraño gigante que ha salido del OVNI se detiene súbitamente y gira hacia la astronave. Su imagen se recorta en medio de un resplandor insoportable.

Inesperadamente, se escucha un extraño sonido, como unos golpes. Y entonces, Iker, nota como su pulso se acelera y el ritmo del corazón amenaza con desbocársele.

Aquello parece ser una secuencia definida, como un código.

- ¿Será Morse?. Juraría que ese lo que sea intenta comunicarse con nosotros -.

La secuencia de sonidos se repite por segunda vez.

La iluminación de aquella extraña aeronave, comienza a perder intensidad. La

mayor parte de las luces que parecían salir de su seno se apagan lentamente una a

una y el zumbido da paso a un silbido prolongado.

El tripulante realiza un movimiento extraño como si hubiese tropezado. Se

recupera y vuelve sobre sus pasos, aparentemente corriendo y se introduce en la

nave.

Se escucha un chasquido metálico y el enorme marciano desaparece en el

interior de la trampilla.

El sonido de turbinas híper revolucionadas alcanza un volumen prácticamente

insoportable, el OVNI parece flotar en el aire y se eleva, lentamente, con un

suave bamboleo.

A los pocos instantes asciende a tremenda velocidad, verticalmente. La

luminosidad que parece surgir del mismo comienza a cambiar de tonalidades: rosa

pálido, rojo brillante, rojo anaranjado, amarillo, brillo como de metal al blanco y

finalmente, rojo fuego. El OVNI desaparece en la nada, a una velocidad imposible,

ante los incrédulos ojos de los involuntarios testigos.

-¡Creo que ha llegado el momento de las entrevistas! .

Las luces de los faros se encienden todas a la vez y los motores de los coches se

ponen de nuevo en marcha automáticamente. Las radios vuelven a emitir con total

normalidad.

Antes de desaparecer la nave, esta ha iluminado el camino en el que se encuentran

y Ángel ha podido ver un desvío a la izquierda. Sin pensárselo dos veces acelera y

lo toma rápidamente. Unos minutos más tarde circula ya por la carretera a toda

velocidad.

Alejandro le sigue casi a rueda. Antonio permanece inconsciente pero su coche,

parado, no impide el paso de los demás vehículos.

Pepe da un grito de horror. Al volver la vista atrás se da cuenta de que el pequeño

bosque de su propiedad está ardiendo por los cuatro costados y lo que es peor aún,

las llamas se acercan peligrosamente a la casa.

Lejos de allí Adolfo Tanembaun y Helena se habían quedado atascados en la inmensa cola. Ninguno de los dos hizo ningún comentario. ¿Para qué?, de sobra sabían que no llegarían a tiempo a coger el avión.

Sirenas y destellos rasgaban la noche, varios conductores, enfadados, gritaban y protestaban inútilmente a golpe de claxon. Las fuerzas de seguridad y los bomberos se afanaban en cumplir con sus duras tareas.

Súbitamente se escuchó un gran estruendo, similar a un potente trueno y algo bajo

del cielo.

Desde allí no se distinguía muy bien, la distancia era considerable.

¿Un helicóptero?, ¿Un rayo? ,¿Un fenómeno atmosférico?.

Nadie lo sabía a ciencia cierta y cada uno exponía su propia teoría. De cualquier forma, aquello, fuese lo que fuese, había conseguido captar toda la atención.

Unos minutos después el extraño objeto, en medio de un nuevo estruendo, desapareció de la vista y, simultáneamente, apareció un fuerte resplandor. Se había declarado un nuevo incendio, aparentemente, al lado de donde se había posado el aparato.

Los bomberos, que ya habían dado por terminado su trabajo, salieron disparados hacia el nuevo foco, seguidos de cerca por una patrulla de la guardia civil.

Las emisoras crepitaron.

Adolfo, que había salido del coche con la intención de estirar las piernas escucho parte de la conversación.

-… Solicitamos nuevas órdenes. Se ha producido otro incendio cerca de la carretera,… sí, ya van hacia allí los bomberos y nosotros detrás… Por cierto,

¿les suena que algún tipo extraño de helicóptero o de nave haya sido visto por los alrededores? … No lo sabemos con seguridad pero todo indica que ha tenido que efectuar un aterrizaje de emergencia … si no sé ,.. parecía una nave muy rara, no, no era normal en absoluto … posiblemente haya sido la causa del incendio, si … De

acuerdo, a sus órdenes, vamos para allí y les informamos… – .

En aquel instante, una gran camión-grúa, cargaba los restos de lo que había sido el camión de Fernando Prades y lo retiraba de la carretera.

Cuando el coche de bomberos y el de la guardia civil se disponían a penetrar en el

camino de cabras que bordeaba la carretera, estuvieron casi a punto de ser arrollados por varios vehículos que se acercaban en sentido contrario. El primero desapareció en medio de una gran nube de polvo.

Al segundo consiguieron detenerlo cuando huía despavorido. Pronto pararon los demás. Todos parecían fuera de sí y gritaban frases inconexas y atropelladas.

- ¡Un platillo volante!, ¡Un platillo volante! – . – ¡Y ha salido un marciano enorme y se ha puesto a caminar alrededor de la nave…! – . ¡Llevaba una escafandra muy rara y brillaba mucho! – . – Por detrás llevaba dos tubos metálicos aplanados que salían de una especie de mochila- . – ¡Medía casi tres metros, ha sido horrible, horrible! – .

Tal y como se imaginaban, las complicaciones para Aurelio y Marco Aurelio, comenzaron nada más aterrizar en la Base Aérea de Manises.

Era su obligación y notificaron en su parte de vuelo la “incidencia” sufrida.

Fueron interrogados largamente, el operador del radar también.

Ante lo extraño del suceso, la III Región Aérea había designado un Juez- Informador con el fin de instruir la investigación del caso.

La maquinaria se puso en movimiento, rápidamente. Se nombró un Juez Instructor y entraron en juego los Servicios de Inteligencia del MOA (Mando Operativo Aéreo) y el Centro Superior de Investigación para la Defensa (CESID).

Paralelamente, alguien captó las curiosas emisiones de los bomberos, la Guardia Civil y la Policía Nacional. Las ondas se cruzaron con las transmisiones vía teléfono y el círculo se cerró.

Iker Benítez del Oso llevaba toda la noche sin pegar ojo. Había comenzado a recabar informaciones nada más despegar el platillo volante y ni tan siquiera se había percatado de las horas que llevaba en pie.

La tensión había vencido al cansancio, al sueño y se sentía cargado de energía, en plena forma. Sin duda alguna, estaba disfrutando con todo aquello como un loco.

Muchos de los testigos del singular suceso, habían salido huyendo despavoridos, otros desaparecieron escurriéndose como anguilas y varios hubo que se negaron a abrir la boca. Evidentemente, preferían guardar el más absoluto de los secretos al respecto antes de que se burlasen de ellos o les metiesen en líos. Sin embargo, con la información que había recabado, tenía material más que suficiente para escribir varios artículos y hasta un libro.

Tomaba unas notas en su bloc cuando algo le sacó de su abstracción. Olía fuertemente a quemado. Sobre el suelo vio el reflejo ondulante de un resplandor anaranjado. Alguien grito ¡Fuego! Y se giró en redondo bruscamente.

En efecto, las llamas devoraban lo que había sido un bosquecillo situado junto a un extremo del maizal.

Avanzaban amenazantes hacia una casita rodeada por un murete de piedra, en poco rato alcanzarían lo que parecía un corral. Aparentemente ni en la casa ni en el corral parecía haber ningún ser humano.

La gente se acercó rápidamente al lugar, alguien intento convencerles de que había que hacer algo y varios se le sumaron. La mayoría prefirió mantenerse al margen.

Todos miraban el fuego como hipnotizados. -La irresistible atracción magnética de las llamas, algún día escribiré sobre ello-, pensó Iker.

En ese mismo instante, apareció un camión de bomberos a toda velocidad, sus destellos se mezclaban con los del vehículo de la guardia civil que le seguía detrás.

El ulular de las sirenas resonó con fuerza inusitada.

- Vaya rapidez – , se dijo. Luego recordó el lejano resplandor en la carretera.- Hoy tienen la noche agitada, si señor – .

Los bomberos se aferraron a sus mangueras, las motobombas rugieron y el agua reinició una vez más su sempiterna lucha contra el fuego. Pronto llegaron refuerzos.

Los efectivos de la Guardia Civil se limitaron a alejar del peligro a los curiosos y a pedir calma pero no dejaron marchar a nadie.

Allí habían ocurrido cosas muy raras y querían tomar declaración a todo el mundo.

Los ánimos fueron calmándose e Iker continuó con su labor. Quería recopilar toda la información posible antes de ser interrogado. Se escabulló entre la gente y nadie le molesto de momento.

Las descripciones recogidas sobre el fenómeno y del ser del espacio que pilotaba la extraña nave fueron para todos los gustos y todos los colores.

Hubo momentos en los que Iker se preguntaba asombrado si todos habían vivido el mismo momento y estado en el mismo lugar que él.

El puro terror, la imaginación desbocada y el afán de protagonismo de algunos de los testigos desvirtuaban en gran medida la mayoría de los testimonios. Así, cada persona, parecía haber visto y sentido una cosa diferente.

Unos describieron la nave como una masa sombría, otros como un disco de cuyo

interior emergían tres grandes puntas que parecían constituir los vértices de un

triangulo. Hubo quien lo percibió con forma de luna llena, otros como un cilindro brillante, plateado intenso, con forma de cigarro o zanahoria. El testimonio más extravagante fue el aportado por uno de los últimos testigos. Aparentemente había permanecido más apartado y peor situado con respecto a la línea de observación que los demás y sin embargo aseguraba, sin ningún género de dudas, haber visto unos

Foo-Fighters (bolas de fuego) bailando alrededor de una invisible nave nodriza de origen cósmico.

Pero si asombrosas y divergentes fueron las descripciones de la nave, aún lo fueron mucho más las referentes a la criatura del espacio.

Que si un gigante de tres metros por lo menos, un fantasma de metal provisto de grandes piernas, un “espantajo” con una escafandra y una cabezota enorme ambas traslucidas. El trofeo se lo llevó, sin duda, el que lo describió con enorme vehemencia como un ser con manos y ojos muy grandes con relación a su tamaño, grandes orejas puntiagudas y unos brazos que pendían hasta el suelo y de cuyos extremos surgían unas manos verdes provistas de ¡ocho dedos! .

El testigo que ahora tenía ante sí, lo estaba describiendo como un marciano enorme, vestido con una escafandra formada por escamas metálicas y una gran cabeza, provista de un solo ojo que le miraba fijamente.

Iker tuvo la desagradable sensación de que aquel tipo tosco y desagradable, le

estaba tomando el pelo.

Se lo había topado mientras caminaba sobre los restos humeantes de lo que parecía haber conformado un diminuto bosquecillo.

Estaba allí, tieso, restregando con su alpargata derecha el suelo requemado. Lo extraño fue que mientras duro la entrevista no se había movido de donde se encontraba ni un milímetro. Aquel hombre parecía clavado al terreno como una estaca.

A pesar de todo ello, Iker se despidió del “matraco” lo más cortésmente que pudo.

Después avanzo decidido hacia el camino de tierra…

El cielo se tiñó de rosa, poco a poco tomo un bello tinte añil, después anaranjado y finalmente un precioso azul intenso. El sol se alzaba refulgente, magnífico. Iker lamento no tener carrete en la cámara, aquel amanecer era francamente maravilloso.

Le había parecido vislumbrar un coche semioculto entre los árboles que bordeaban el abandonado maizal. Daba la impresión de que no se había movido de allí en toda la noche.

Y, a pesar de que las Fuerzas de Seguridad del Estado habían acordonado la zona y permanecido de guardia en el lugar, nadie parecía haberse percatado de su presencia. Conforme se acercaba, pudo comprobar que se trataba de un R8.

El Jefe del Estado y su esposa, habían embarcado en una falúa y se habían dirigido al yate “Azor” donde habían almorzado.

A última hora de la tarde, el “Azor” había arribado en el puerto de Sada, donde el Caudillo y señora habían sido recibidos y cumplimentados por las autoridades locales. Una vez más numerosas personas que se encontraban en el lugar dedicaron a Sus Excelencias numerosas muestras de adhesión. Estas se habían repetido al paso de la caravana en la que viajaba Franco, con dirección a su residencia veraniega.

En aquellas horas de la madrugada, Francisco Franco dormía a pierna suelta en su cama del Pazo de Meiras.

Fue despertado delicadamente. – ¡Su Excelencia, despierte, por favor, su Excelencia! – .

-¡Sí!, ¡Ahgf!, ¿Pero qué?, ¡Buuuf!, ¿Qué demonios ocurre?, ¿Cómo se atreve a despertarme? ¿Sabe usted la hora que es? – .

- Lo lamento Su Excelencia pero le llaman al teléfono – . – ¿Al teléfono. A estas horas? -

- Si su Excelencia… y parece que es muy urgente… – .

Franco sintió como su corazón se agitaba. Se levantó, calzo las zapatillas, se puso una bata y salió sumamente malhumorado, mascullando improperios por lo bajini.

Caminaba con dificultad, definitivamente su salud ya no estaba para muchos trotes

y los años pesaban muchísimo más de lo que parecía entreverse en el NODO. Entro

en su despacho y tomo el auricular. – Espero que el asunto sea realmente urgente, por

su propio bien. Me ha despertado usted a estas horas tan intempestivas y me ha

sacado de la cama. ¡Para una vez que estaba durmiendo a gusto! …Sí, ¡Cómo!,

¡¿Pero que me está diciendo usted? … ¿Me está tomando el pelo?.. ¡¿Un OVNI?!, ¡Pero por lo que más quiera usted, serénese y deje de decir tonterías! …¿En serio?,… ¿y dice usted que lo ha perseguido un Mirage?..

¿Y que luego ha aterrizado en plenos Monegros? …¡¿Está usted seguro?! … De acuerdo, actúe según el protocolo establecido, efectúe las llamadas oportunas y manténgame informado. ¡Por supuesto que este asunto debe de permanecer en el más absoluto secreto!

… ¿Cómo dice?, me parece que le he oído mal… ¿Un periodista? … ¡Un periodista allí mismo! … Ocúpese de todo, haga lo que esté en su mano para que este asunto no salga a la luz … al menos de momento …….¡Ah y actúen con la máxima discreción, delicadeza y amabilidad!, estos momentos no nos interesa ningún escándalo …Buenas noches …¡Arriba! .

Francisco Franco meneó la cabeza, si aquello fuese verdad…

En su círculo más intimo, todos sabían de su extremado interés por lo oculto, lo

esotérico. Aquello prometía y por eso le habían informado a aquellas intempestivas horas. Lo que no sabía era que antes de terminar el mes de Septiembre, aquel suceso le iba a deparar más sorpresas.

Doña Carmen apareció en la estancia visiblemente preocupada, llevaba todo el pelo revuelto y unas marcadas ojeras se dibujaban en su rostro.

- ¡Pero Paco, ¿Se puede saber que estás haciendo despierto a estas horas?, Por el amor de Dios que ya no tienes treinta años y ya sabes que los médicos te han dicho que debes de cuidarte – .

Franco informó a su mujer de la noticia y esta se quedó mirándole perpleja.

¿En serio?, ¿Están absolutamente seguros?. Yo también quiero ser informada y ahora a la cama que mañana tienes mucho trabajo. Solo a ti se le ocurre organizar aquí, en nuestra residencia de verano, un Consejo de Ministros estando de

vacaciones – .

Ambos salieron de la habitación en silencio.

Pepe el ovejero vio alejarse a aquel aprendiz de reportero y suspiro aliviado.

No había tenido más remedio que inventarse una historia rocambolesca para quitárselo de encima. Se preguntaba si aquel muchacho sería tan tonto como para habérsela tragado. Le daba absolutamente igual, había conseguido su propósito, alejarlo cuanto antes de allí. ¡Por poco no le había cogido con las manos en la masa! .

Los bomberos ya hacía rato que habían sofocado el incendio. Un reten permanecía

cerca de allí por si acaso. Se acercó, despistando a su manera, a lo que poco antes había constituido su pequeño bosque. Buscaba lo que, estaba seguro, había provocado el fuego.

Justo cuando la había localizado apareció el periodista. Le dio justo tiempo de pisar los restos de la colilla de “Celtas” sin filtro y no se había movido de allí.

Ahora que este se había largado, se agachó fingiendo atarse las alpargatas, cogió la colilla y la deslizo entre la planta del pie y la suela.

Miro a ambos lados, nadie le había visto.

Antonio Martínez se había desperezado inconscientemente y se arrebujó en el asiento. Estiro los brazos al tiempo que soltaba un sonoro eructo seguido de un pedo descomunal. El olor nauseabundo le despejo en el acto. En el asiento de atrás, Pilar, Julito y Anita protestaron airados, al tiempo que abrían las ventanillas a toda

prisa. -¡Papá, por favor! – .

Antonio consiguió abrir los ojos lentamente. Los tímidos rayos del sol del amanecer, parecían lacerar sus pupilas. Al fin se acostumbró a la luz. Le dolía terriblemente la cabeza.

Le costaba recordar, no sabía que hacia allí, dentro del coche, con toda su familia y en medio del campo.

Imágenes confusas tomaban forma en su cerebro, cual retazos de un cuadro inacabado.

Recordó el camión incendiado y su escapada por el camino de tierra, luego fue adelantando coches hasta que estuvo a punto de chocar con uno. No, no estaba allí.

¿Y después?, debió de quedarse dormido y tuvo una pesadilla horrible.

No le cabía duda, el dolor de cabeza, la sequedad y el sabor en su boca lo delataban. Tenía una resaca de mil demonios. El cansancio y el exceso de alcohol habían podido con él.

Volvió a estirarse y a punto estuvo de tirase otro pedo pero se contuvo, no quería discutir a aquellas horas de la madrugada.

Le dolía todo el cuerpo. Bajo del coche lentamente y escupió un gargajo enorme y verdoso.

Se rascó el trasero al tiempo que se acercaba a un árbol y bajaba su bragueta.

-¡Por Dios, que a gusto se queda uno, cuando mea! – . Notó como una lluvia de

gotas de orina salpicaban sus pantalones. – Mierda, ¿Qué es esto? – .

No se había fijado en la cinta de apariencia plástica situada a la altura de las rodillas y atada entre los arbustos y los árboles.

-¿Qué coño?, esto parece un símbolo de las Fuerzas de Seguridad del Estado- .

Aparentemente la cinta acordonaba todo el perímetro de aquel campo de maíz semi abandonado. Miro más allá y comprobó estupefacto los restos humeantes de lo que parecía un pequeño bosque. Un coche de bomberos permanecía vigilante. Observo con aprensión unos vehículos de la Guardia Civil y a varios agentes montando guardia y custodiando el terreno. – Y aquel vehículo de ahí es de… – .

Subió rápidamente la bragueta. Aquí ha pasado algo muy gordo y yo no me he enterado de nada. Se dijo para sus adentros.

Un joven con una cámara de fotos cruzada sobre los hombros y un bloc de notas bajo el brazo parecía dirigirse hacia allí. Tras él caminaba una pareja de la Guardia Civil y parecían tomar la misma dirección.

- ¡Joder!, un periodista y los de la Benemérita. ¡Problemas y grandes!, es hora de desaparecer – .

Sigilosamente se dirigió hacia el coche. Al entrar, su familia como era de esperar, lo cosió a preguntas. No tenía tiempo, no deseaba dar explicaciones y ante todo no quería saber absolutamente nada de todo aquello. Tenían que huir de allí como fuese. – Nada, no ha pasado nada, ¡joder!, todo el mundo a callar y no se hable más – .

Anita intentó decir algo. – ¡He dicho que no ha pasado nada y Sanseacabó. Lo digo yo y punto, para eso soy el que lleva los pantalones en casa! – . Nadie se atrevió a rechistar.

Arranco sin apenas hacer ruido, acelero poco a poco y maniobro con suavidad. No quería llamar la atención.

Iker se dio cuenta de que alguien salía del R 8 y, aparentemente, se ocultaba entre los árboles.

Se dirigió hacia el lugar, lentamente. Entonces escucho unos pasos tras él y oyó, con un sobresalto, que le llamaban.

Antonio siguió por el camino de piedras a tan poca velocidad que a punto estuvo de calar el coche. Miraba con preocupación a través del retrovisor. Al parecer los Guardiaciviles habían detenido al periodista y no parecían haberse percatado de su presencia. Aun así, su corazón latía con fuerza y notaba las gotas de sudor resbalar por su frente.

-Un poco más, un poco más… – .

El coche tomo el desvío y quedó oculto al final de una curva. Antonio aceleró entonces a toda potencia y salió disparado de allí como alma que lleva el diablo.

Iker se detuvo en seco. Había estado esquivándoles toda la noche desde que habían aparecido con el 124 D y el todoterreno Land Rover. Lo cierto era que, hasta aquel momento, no parecía que hubiesen demostrado demasiado interés hacia su persona.

Ahora, la tregua, parecía haber llegado a su fin.

Le saludaron muy amablemente, con un buenos días y le pidieron la documentación. A continuación, con cuidada cortesía, le preguntaron si trabajaba para algún periódico y donde. Iker les dio toda la información que le pedían y además les aporto todos los datos recabados hasta ese momento.

Algo le decía que, en esas circunstancias, lo mejor era colaborar.

Por el rabillo del ojo observo como el R8 desaparecía de la escena.

Mientras hablaban iban caminando y ahora se encontraban, justo, al borde del maizal. Iker estiró el cuello casi imperceptiblemente y su gesto no paso desapercibido para los agentes. El asombro se reflejó en sus rostros.

El campo que tenían ante si estaba prácticamente abandonado y, a pesar de ello, recibía aporte de agua abundante. Esta provenía sin duda, de la acequia semiderruida que lo flanqueaba en uno de sus extremos. La tierra estaba muy húmeda y hasta encharcada en varios puntos.

Justo al lado de donde se encontraban, se apreciaba una especie de calvero en la plantación, de forma circular. Todo apuntaba que aquel era el lugar donde se había posado el misterioso visitante interestelar.

Al borde de la huella crecían unos arbolitos y de uno de ellos pendía una rama completamente deshojada.

Las primeras hileras de maíz que se alzaban en la trayectoria del aparato, aparecían

tendidas en líneas radiales, en el sentido opuesto a las agujas del reloj. Lo extraño era que no parecían arrancadas ni aplastadas, simplemente tendidas, dibujando un torbellino inmóvil.

Y allí, en medio de la superficie de la huella circular, cuatro orificios marcaban el lugar donde se habían clavado unas puntas triangulares.

Un fuerte ruido de motores les hizo girar la cabeza. Por el sendero se acercaba una auténtica caravana de vehículos. Los había militares y también civiles. Cuando se acercaron, Iker tuvo la absoluta certeza de que los SEAT 1500 pintados de negro portaban matriculas oficiales.

Se detuvieron a escasos metros de donde se encontraban. Mandos y tropa se desplegaron rápidamente tomando posiciones.  Botas militares hendieron el barro.

Los efectivos de la Guardia Civil, provenían seguramente de la Comandancia más cercana y rápidamente, restringieron la zona.

De los coches civiles salió un nutrido grupo de personas. Todos vestían trajes oscuros y protegían sus ojos con gafas negras.

Aquellos debían de ser peces gordos: Inspectores y Agentes del CESID sin duda. También reconoció a varios efectivos de la Policía Secreta entre ellos varios Inspectores. Los había visto repetidas veces en acción en Barcelona.

Varios de ellos portaban pequeñas maletas y maletines. Observo que sacaban de los

maleteros una especie de contenedores, especialmente protegidos, aquello sin duda eran equipos o instrumentos delicados.

En contra de lo que podría parecer, los hombres de negro parecían ser los que manejaban el cotarro. Impartían órdenes y dirigían a los hombres hacia una zona u otra.

Uno de ellos saludo militarmente a los Guardia Civiles que custodiaban a Iker y estos le devolvieron el saludo en el acto. A una señal suya, ambos se acercaron al hombre. Se dio cuenta de que deliberadamente permanecían a una distancia prudencial, lo suficiente como para que él no pudiese escuchar la conversación. También se percató de que lo señalaban repetidas veces.

Iker se quedó atónito cuando la mayoría de aquellos hombres oscuros se adentraron en el maizal encharcado. No estaban equipados ni con ropa ni calzado apropiados para ello.

Peinaban el terreno concienzuda y metodológicamente, cada uno parecía tener una zona asignada de antemano.

Uno de aquellos civiles se acercó a los arbolitos de la rama deshojada. Saco unas pinzas y pareció arrancar algo de entre las ramas desnudas. Iker creyó ver unos fragmentos de tejido blanco deshilachado.

El hombre, los introdujo, con destreza, en una pequeña bolsita y se agachó.

Palpaba algo en el suelo y parecía sumamente excitado. Sacó, con rapidez, unos guantes de su bolsillo e instantes después alzo lo que parecía una tosca tablilla.

Desde donde se encontraba no podía distinguir muy bien de lo que se trataba pero daba la impresión de estar constituida por algún tipo de mineral extraño.

No podía quitarse de la cabeza la idea de que aquel trato deferente con que le habían obsequiado y la aparente pasividad que habían mantenido ante sus continuas idas y venidas, obedecían a fin concreto. ¿Esperaban órdenes o las mismas consistían en retenerle hasta la llegada de los extraños hombres de las gafas oscuras? .

El hombre de negro saludo militarmente de nuevo, le hizo un gesto con la mano que Iker devolvió casi maquinalmente, giro sobre sus talones y desapareció camino del maizal.

Los agentes se le acercaron y, tal y como se había estado temiendo, le requisaron la cámara y su bloc.

Todo el cansancio, la tensión y el sueño acumulados parecieron golpearle hasta lo más profundo de su ser. Se sintió débil, vulnerable y hastiado.

Los agentes mantuvieron su postura amable y cortes.

- No se preocupe, le devolveremos sus pertenencias lo antes posible pero, como debe comprender, dada la gravedad y trascendencia del caso, antes tienen que ser analizadas con profundidad. Si me lo permite, se le nota muy cansado. Uno de nuestros hombres le conducirá hasta la Fonda del pueblo. No tiene grandes lujos pero las habitaciones son muy confortables y las camas sumamente cómodas.

Permanezca allí hasta mañana, no se aleje demasiado. En cuanto recibamos las órdenes pertinentes podrá usted marchar – .

Le preguntaron unas señas para devolverle sus cosas y él les dió la dirección del periódico. El trato seguía siendo deferente.

Iker pensó que aquello resultaba un tanto raro pero no quería ni podía darle demasiadas vueltas al asunto, lo único que deseaba con todas sus fuerzas era dormir, descansar.

Su acompañante no abrió la boca en todo el trayecto, media hora después entraban en el pueblo.

Cuando al fin cerró los ojos, todos los sucesos acontecidos durante aquel día, parecieron desfilar a cámara rápida en su cerebro. Desde luego la cama era muy cómoda. Se arrebujó entre las sabanas y cerró los ojos.

Pepe el ovejero pudo dormir en su casa.

No hubo forma humana de hacerle entrar en razón. o se lo llevaban al cuartelillo o lo dejaban allí. Al final, después de consultar con los bomberos y asegurarse de que no había riesgo alguno, cedieron. El foco estaba lo bastante alejado y las llamas no habían afectado a la pequeña vivienda.

Cuando despertó no tenía ni idea del tiempo que llevaba descansando. Fueron muchas horas, sin duda.

Una rabia apenas contenida y una angustia infinita le obligaron a salir al exterior.

Lo había perdido todo. Necesitaba aire puro.

Lo que vio nada más salir al exterior, varió bruscamente su ánimo. Se echó a reír casi descontroladamente. Delante de la puerta estaba su fiel Mario, moviendo la cola desenfrenadamente y a su lado, Lucía y Lucera, intentaban pastar entre las hierbas calcinadas.

Abrazo alborozado a su perro y alzo la vista hasta el maizal. Aquello parecía un campamento militar. No hizo el menor caso, sus problemas eran otros.

Cogió un palo ennegrecido y lo lanzo hacia un lado, Mario saltó como un galgo y Pepe se quedó de una pieza. Lo que tenía ante sí parecía grotesco y si no hubiese sido por las circunstancias, se habría reído bien a gusto.

¿Pero quién jodidas leches eran aquel par de “lechuguinos” ridículos y qué demonios hacían allí en sus tierras? .

Uno de ellos, parecía entretenerse acariciando y olisqueando la madera de los pinos casi carbonizados y el otro caminaba, a grandes zancadas por el campo, con un ímpetu y una energía encomiables. Pepe no salía de su asombro.

El primero en acercarse fue el de los árboles. Le tendió su mano ennegrecida y Pepe la estrecho aturdido. Cuando se hubo marchado se acercó el de las grandes zancadas. Al parecer estaba midiendo, a su manera, el terreno.

Cuando ambos marcharon, Pepe escupió en su mano y la limpio frotando en su pantalón.

Sacudió la cabeza y cuando se cercionó de que nadie le veía, comenzó a dar saltos como un loco.

Acababa de vender el terreno y la madera ennegrecida de su pequeño bosque, también su casita, todo … Y a qué precio. ¡Era casi rico!, ¡rico! .

Apretó los puños y por una vez en su vida, una lágrima furtiva resbaló por su mejilla. Miro al cielo.

- ¡Por fin padre, ha llegado el día! . ¡A partir de ahora todo cambiara! – .

El hombre se puso, tenso, en alerta. Había visto algo colgado de aquella rama.

Parecían restos de tejido. Se puso los guantes y con unas pinzas introdujo cuidadosamente la prueba en una bolsita.

Estaba pensando que era una lástima meterse en aquel barrizal con sus zapatos y pantalones nuevos cuando miro al suelo.

Sus pupilas se dilataron. Allí había algo. Se agachó velozmente y palpo el

objeto. Parecía una especie de tablilla. Se puso las gafas de ver y saco una lupa.

- Este material parece muy raro – .

Le dio la vuelta y paso el guante por encima, apartando el barro.- ¡Joder ¿Qué es esto? . Parece un jeroglífico y esta cosa parece requemada, mejor dicho, esta esquina esta ¡fundida! – .

A su lado, un par de compañeros recogían indicios del suelo. Uno portaba una cámara y el otro una grabadora.

Estaban ante lo que parecía la huella reciente de un aterrizaje. Su contorno era circular y bastante grande. Una parte de la superficie del terreno, no muy extensa, aparecía carbonizada. En el maizal, que parecía abandonado a su suerte, se veían dispersas varias zonas cubiertas de grava y en determinados puntos alguien había amontonado montoncitos de piedras. Y allí, precisamente comenzaban las preguntas y los enigmas.

Sorprendentemente en el lugar del aterrizaje, piedras y piedrecillas de grava eran

friables, como si se hubiesen calcinado a una elevada temperatura. En el resto, el suelo parecía como aspirado. Sobre la tierra removida se agitaban, aún, gusanos blancos, insectos y alguna lombriz.

La tierra arrancada se veía esparcida alrededor del hoyo en terrones. Lo más curioso era que, en el borde interno del mismo, dichos terrones parecían tender hacia el interior.

A pesar de todo ello, ninguna señal de instrumentos explicaba la extracción de aquella masa de tierra.

Las pequeñas raíces y raicillas estaban intactas en toda la superficie del terreno erosionado, ninguna parecía cortada e incluso, en el centro del mismo, se apreciaba tendida una planta de profundas raíces ¡con todas las raicillas al aire intactas! .

Para terminar de embarullar aquel extraordinario rompecabezas estaban las huellas. ¡Porque existían huellas!. Por su forma se podía deducir que aquella criatura era antropomorfa o al menos humanoide, pero su tamaño debía de ser francamente grande. Las marcas en el barro hablaban a gritos. Se correspondían a las dejadas por una especie de botas sin tacón calzadas por un auténtico gigante.

El hombre las fotografió y poco después se dispuso a crear los moldes correspondientes.

Cuando Adolfo Tanembaun y Helena se despertaron ya era muy tarde. Los acontecimientos vividos, la tensión y el cansancio habían hecho mella en sus organismos. Durmieron profundamente.

El primero en saltar de la cama fue Adolfo, se dio una buena ducha y se aseó mientras su mujer remoloneaba en la cama.- vamos cariño que tenemos que comer y salir para Madrid cuanto antes … – . – ¿Has llamado a casa?- . – Lo haré mientras te arreglas -.

Adolfo abrió la ventana de par en par y respiro profundamente. Quedo fascinado por el paisaje agreste, reseco y casi lunar que se desplegaba ante él. Aquello parecía el escenario de una película de John Ford.

– Así que esto son los Monegros – .

Tomo el auricular y pidió línea con Chile a la telefonista del Hotel. Un rato después obtuvo comunicación.

- Hola Papá ¿qué tal estáis?. Mirad, todavía estamos en España, no pudimos salir. te explico, se pinchó la rueda del coche alquilado y después nos topamos con un camión incendiado atravesado en la carretera y estuvimos parados unas horas en el atasco que se formó. Tuvimos que para en este Hotel, creo que se llama El Ciervo – . – Ya, ya hijo… – . – Saldremos para Madrid en cuanto hagamos la comida, intentaremos coger un vuelo esta misma noche … – .

-Ya… ¡No!, ¡no vengáis!… – . – Intentaremos que nos canjeen los billetes pero… ¿Qué dijiste?.. – .- Que no vengáis, quedaos allá… Espera que se ponga tu madre… – . – … Ay hijo mío, donde estáis,… dime que aun estas en España… ¡Qué disgusto, que disgusto más gordo! …. -. Al pobre Adolfo le cambio el semblante. – … ¿Qué ocurrió Mamá?.. ¡Mira mestáis asustando!… ¿alguna desgracia?, ¿algún accidente?..- .

Helena escucho a su marido y salió cubriéndose con una toalla. Algo no marchaba nada de bien.

-¡Hijo mío, decime que sois en España! … -. Adolfo se puso tenso y carraspeo, aclarándose la garganta. – Si Mamá, todavía estamos acá, ya le explique a Papá…- . -¡Un milagro, ha sido un milagro!, Gracias al Señor que estas bien y bien lejos!.. – .

- Pero Mamá, decime que ocurre, por lo que más queras – . A través del auricular sentía a su madre luchando por controlarse. – ¡Vinieron a por vos y a por Helena!…- ¿Que vinieron a por nosotros?, ¿Quiénes? – . Un chasquido, por un momento Adolfo temió que se hubiese cortado la línea.– Mamá, ¿estás ahí? – .

- Si hijo mío. Vinieron a por vos y te aseguro que no traían buenas intenciones. Esa gente es peligrosa. Intentaron localizaros en la Universidad y luego vinieron a la casa … – . – ¿Pero quiénes? – . – ¡Chusma!, esos eran chusma. Varios de ellos agitaban banderas con el dibujo de una araña negra y parecían muy exaltados- .

-¿Los de Patria y Libertad vinieron a por nosotros?… ¡Por Dios que esos gallos deberían de estar definitivamente fondeados, porque son verdaderas culebras!… – .

Adolfo sintió como la cólera se encendía incandescente en su interior. Apretó los puños hasta que sus nodillos tomaron un tono blanquecino, como de cera.

Helena miraba con ojos desorbitados a su marido, presa del terror.

-Tenes razón hijo mío, de sobra se que ellos son pato malo y peligroso. Os habéis librado por poco, no quiero ni pensar lo que os habría sucedido de haber estado acá … ¡Ha sido un milagro, un auténtico milagro! – .

Adolfo sintió una punzada de horror taladrando sus entrañas. Aquella gente había ido a por ellos, sabían que él era de izquierdas, eso no era ningún secreto y aquellos energúmenos eran de la derecha más extrema. Si hubiesen logrado encontrarles…Se sentó en la cama, intentaba pensar.

- Quedaos allá, por lo que más queras, quedaos allá. Esto está muy mal, ayer, mientras Allende nos decía por televisión que estábamos al borde de una guerra civil esos salvajes dinamitaron las torres de la electricidad y todo se hizo oscuro … .- Ya nos enteramos en la casa de Ricardo … – . – ¡Y ahora vienen a por mi hijo! … ¡Júrame que no vendréis acá!. No podéis volver ahora … – .

Adolfo cerró los ojos, las lágrimas recorrían sus mejillas. Helena se sentó junto a él, también sollozaba.

– No volveremos de momento Mamá. ¿Pero qué haremos?. No trajimos dinero suficiente y nos volvíamos para Chile – .

-Tranquilo hijo, tu padre ya ha pensado en ello. Abrid una cuenta en un Banco de allá y nosotros os iremos transfiriendo fondos – .

-Mamá, os quiero, os queremos con toda el alma a ti y a Papa. Prometedme que os cuidaréis mucho… ¡Mucho! … – .

Adolfo notó como el final de la frase se apagaba por el llanto. Su madre lloraba también al otro lado de la línea. Se puso su padre. – Hijos míos, cuidaros vosotros y llamad cuanto antes. Si la cosa se pone peor ya buscaremos alguna línea de comunicación segura. Ahora he de colgar, tu madre está muy afectada. Un beso a los dos … – .

Adolfo colgó el auricular controlando, a duras penas, los espasmos del llanto. Helena, en un mar de lágrimas le abrazo desesperadamente. Su marido hizo un enorme esfuerzo por controlarse y acaricio el cabello de su querida mujer delicadamente.

- Vamos cariño. Al fin y al cabo hemos tenido mucha suerte. Después de todo, los contratiempos de ayer fueron un milagro. De haber vuelto a casa ahora podíamos

estar…-

- ¡Muertos , Adolfo! . ¡Ahora podíamos estar muertos! .

Aquella línea era segura y directa. Se recibieron dos llamadas y un telegrama codificado y urgente. La primera se efectuó desde el mismo corazón de la U. S. Air Force, la segunda y el telegrama provenían del mismísimo Air Technical Inteligente Center (ATIC), Departamento de Investigaciones del Ejército del Aire Estadounidense.

Al Pazo de Meiras llego un telegrama urgente y sumamente confidencial.

El Consejo de Ministros entraba en su recta final. A su fin, Francisco Franco convocó una sesión informal y secreta. No trascendió jamás nada sobre su contenido

pero, al parecer, estuvieron presentes Luís Carrero Blanco, Julio Salvador y Díaz Benjumea, Julio Coloma Gallego, Torcuato Fernández Miranda, José María Gamazo Manglano, Carlos Arias Navarro y a última hora se incorporó Laureano López Rodó.

Iker Benítez del Oso no comió. Cuando por fin fue capaz de levantarse de la cama, casi era la hora de cenar.

Bajó a recepción y pidió línea con el periódico. Se temía lo peor. Su primer trabajo y no se había presentado a tiempo. Tenía una gran historia, la primera de su vida profesional, bajo el brazo y lo más probable era que no pudiese publicarla.

Su sorpresa fue mayúscula, en la redacción no solo estaban al tanto de todo sino que, además, conocían hasta los nombres del pueblo y de la Fonda donde se hospedaba.

Se interesaron por su estado y le preguntaron si necesitaba algo. Por supuesto las facturas de todos los gastos corrían por cuenta del periódico, ¡Faltaría más! .

Envió una amplia crónica de urgencia vía telefónica y quedaron en ampliar el reportaje en cuanto estuviese en la redacción.

La información recogida en el campo de maíz supuso un auténtico galimatías y un quebradero de cabeza para más de uno.

Era como desmontar una muñeca rusa, cada nuevo hallazgo se convertía, indefectiblemente, en un nuevo enigma.

La muestra textil estaba tejida con una fibra desconocida y elaborada con una técnica tal que no fueron capaces de encontrar ninguna empresa capaz de fabricar nada semejante, ni en España ni en el extranjero.

De las huellas en el barro no consiguieron extraer información alguna, salvo la relativa a su tamaño.

La guinda del pastel la puso la dichosa tablilla. Analizaron su composición y cotejaron los resultados innumerables veces. Por si los medios de que disponían en su laboratorio no fuesen suficientes, enviaron muestras a otros mucho más sofisticados y consultaron reputados especialistas en la materia. Tenían carta blanca.

Sin embargo, los resultados se repitieron tozudamente: No existía en la Tierra ni aleación ni metal similar. Además, se encontraron trazas de minerales desconocidos hasta el momento.

Lo del maldito jeroglífico ya fue una auténtica epopeya Homérica. Se sacaron calcos del texto y se enviaron a un sin fin de especialistas, lingüistas y académicos, en todo

el mundo. Nadie fue capaz de descifrar su significado.

Diez días más tarde, Iker golpeteaba distraídamente las teclas de la máquina de escribir. Su pensamiento estaba en otro sitio. Todo parecía haber ido a las mil maravillas.

– Demasiado fácil y demasiado bien – , se dijo. Refrescó la memoria:

Una mañana después de haber enviado su crónica de urgencia, recibió una

llamada: podía irse. Sus cosas las recibiría en el periódico lo antes posible, su coche lo tenía en la puerta de la Fonda.

No se lo pensó dos veces, acepto la invitación y se fue todo lo rápido que pudo, temía que aquella gente cambiase de opinión.

Aun así, tenía la impresión de que alguien parecía estar llevándole de la mano. Pero ¿quién?, ¿por qué?, ¿hacia dónde? .

Dejo a un lado lo que estaba escribiendo, acababan de depositar un paquete encima de su mesa, iba a su nombre.

Lo abrió, dentro estaban su cámara y el bloc. Lo examino todo, intrigado.

Quien fuese, había tenido la deferencia de revelar sus fotos y adjuntarle unas copias. Faltaban las dos últimas, tanto en negativo como en papel, las habían hecho desaparecer. Del bloc también faltaban las hojas de dos de sus dibujos. El resto estaba intacto.

Iker supuso que habían fotocopiado todo lo demás. No terminaba de comprender la razón de aquel proceder y por más que intentaba hacer memoria no conseguía recordar a que correspondía el material perdido.

- Desde luego se han tomado muchas molestias para que todo me llegue en las mejores condiciones, hay que ver la cantidad de relleno que han metido en la caja – .

Efectivamente, el paquete incluía un buen montón de páginas de periódico cuidadosamente arrugadas y apretujadas en forma de bolas regulares, casi

idénticas.

- Que curioso. Parece el trabajo de alguien muy meticuloso. Sí que se han tomado interés si – .

Algo llamó su atención en aquellas pelotas de papel. – Vaya ¿qué es esto?, caramba, caramba – . Alisó las páginas con cuidado y leyó en voz alta. – Parece Francés, veamos: “Soucoupes Volantes”. ¡Coño, platillos volantes!. Esto ya es demasiada casualidad – .

Sus artículos sobre el Platillo Volante de los Monegros, narrados en primera persona alcanzaron gran repercusión. Pronto recibió solicitudes de colaboración de agencias como CIFRA y EFE. Periódicos como Informaciones, Pueblo, Ya y el mismísimo El Caso, se interesaron por su persona

…nuestro destino.

DESTINOS

FERNANDO PRADES

No tardo en rehacerse del golpe recibido. Con el dinero del seguro y lo que pudo reunir compro un camión nuevo a plazos.

A base de trabajo, sacrificio, voluntad y esfuerzo, adquirió otro y otro. Poco a poco se hizo con una pequeña flota.

En los años 70 estaba casi todo por hacer y por supuesto no había la competencia de hoy en día.

Un día conoció a una buena mujer, muy bella: Carmen y se casaron. Después vinieron los hijos: tres.

Trabajo y siguió trabajando noche y día. Su pequeña empresa creció y el número de trabajadores, los sueldos, las responsabilidades y las tensiones también.

Había que pagar los estudios de los pequeños y estos, casi sin darse cuenta, crecían con enorme rapidez. Después les hacía falta una casa nueva y más grande. Después un chalé y a continuación un coche nuevo y otro para la señora, uno más para el hijo que ya se había hecho mayor y trabajaba a su lado. Trabajo, trabajo y más trabajo.

-Pues nos vendrían muy bien un chalecito en la playa y otro en la montaña. Y ahora una moto, y un Mercedes y una avioneta y…- .

Un mal día se quedó en blanco, sencillamente no alcanzaba a imaginar que era lo que necesitaba y quería a continuación.

Además, llego a la conclusión de que se había perdido los mejores años de sus hijos y de su mujer. Tanto esfuerzo, trabajo, responsabilidad, kilómetros, le habían anulado como persona.

¿Y ahora que quiero, que necesito, que necesitamos más? ……

Se le cruzaron los cables.

Cuando la situación se hizo insostenible tuvo la suficiente lucidez como para escuchar y seguir los consejos de Carmen y de su familia, se internó voluntariamente en una “casa de reposo” donde recibió asistencia psiquiátrica.

Al salir de allí, se había convertido en un hombre nuevo.

Aprendió a delegar en otros, se rodeó de colaboradores competentes a los que supo pagar y motivar bien y dejo las riendas en manos de sus hijos, pausadamente.

Llegó a ostentar la Presidencia de una Asociación de Pequeños y Medianos Transportistas.

Hoy vive retirado y feliz en su “finquita” de Cambrils. Rodeado de los suyos y acompañado de su mujer, inseparable compañera y apoyo eterno.

La empresa va viento en popa pero son sus hijos quienes manejan, diestramente, el timón.

Su vida, transcurre serena y apacible. Disfrutando de los amigos y de sus grandes pasiones: las partidas de guiñote, la pesca deportiva, sobre todo en el puerto y la

navegación.

Posee un pequeño yate con el que surca muy a menudo las olas cual avezado lobo de

mar. Le puso de nombre ¡Fuego! A la finca la llamó Asunción.

Fue su pequeño, agradecido homenaje al día en que empezó todo. Aquel lejano 15 de Agosto de 1973, festividad del día de la Asunción.

PEPE EL OVEJERO

Emigró. Tomo un tren a Galicia, dejando atrás su pasado. Su casa, el terreno, su bosquecillo, quedaron lejos. Mario, Lucía y Lucera abandonados a su suerte.

No sintió remordimientos, simplemente no cabían en su equipaje.

En su mente neutra, falta de valores, lisergizada y sin conciencia, asoció incendio con dinero. Pepe “el ovejero” pasó a llamarse Pepe “el fuegos” y le fue muy bien en tierras gallegas. Allí alguien como él tenía mucho futuro.

A veces se sentía como el rey Midas (aunque no tenía ni idea de la existencia de tal personaje): Todo lo que quemaba se convertía en oro. De los troncos carbonizados surgían aserraderos semiclandestinos. De las cenizas de los bosques, urbanizaciones más o menos fastuosas.

Tuvo un “pequeño” contratiempo con huesos humanos calcinados de por medio. Se compró a un puñado de sus contratadores y no se pudo probar nada.

Sin embargo, aquello lo tomo como una advertencia y desapareció prudentemente.

Un nuevo viaje en tren y reapareció en la Costa del Sol. Allí encontró terreno abonado para su actividad. La marcha del negocio fue sumamente boyante y lucrativa. Su trabajo cada vez era más solicitado.

El fuego trocaba milagrosamente naturaleza virgen, pura e inútil, en ladrillos de oro, platino y diamantes.

Llego un momento en que Pepe “el fuegos” sintió que aquello ya no era lo

mismo. Se cansó de arriesgar el tipo para que otros multiplicasen la pasta a su

costa. Se compró un puñado de incendiarios y ya no se vio en nada.

De tanto roce de empresarios, constructores, intermediarios y Señores del Ladrillo tan amorales y desaprensivos como él, se le pegaron los ladrillos y aprendió los rudimentos del oficio.

Pronto, Pepe “el fuegos”, pasó a ser conocido como Don Pepe “el rajas”. Sus casas tendían a agrietarse justo después de haber sido adquiridas por sus nuevos e incautos propietarios.

Tuvo un “pequeño” percance con huesos humanos machacados y algún “fiambre” de por medio. Se compró un puñado de abogados y no se pudo probar nada.

Lo que hoy conocemos como corrupción inmobiliaria no empezó ayer. Ya en los

años 50 y 60, la recalificación de suelos, la promoción y construcción a escala desorbitada, cimentaron el negocio inmobiliario en nuestro país, cual cáncer imparable. Pepe “el rajas” fue uno más de los seguidores del camino marcado por aquellos pioneros.

Las costas de España bullían y de la naturaleza arrasada surgían enormes bloques de cemento y hormigón, rascacielos majestuosos, lujosas urbanizaciones y negocios descomunales en manos de unos pocos privilegiados. Pepe fue uno de ellos.

Llegado el momento se dio cuenta de que, para seguir prosperando, necesitaba cierto barniz de respetabilidad para alcanzar un estatus social.

Si quería seguir ascendiendo, no tenía más remedio que subir aquel escalón: Necesitaba una familia.

Por aquel tiempo, estaban muy de moda las “Barbies”, se compró una de carne y hueso y la hizo su señora. La verdad es que fue un acierto, quedaba muy bien a su lado y le ayudo a abrir muchas puertas que, de otro modo, hubiesen permanecido cerradas para alguien de su catadura. En el colmo de la utilidad, su señora le dio un hijo.

Pepe “el rajas” pasó a llamarse Don José Vil, al menos en su círculo más cercano.

Para su desgracia, resulto que su “Barbie”, además de un bello rostro y un cuerpo

escultural, estaba dotada de cerebro.

Harta de indiferencia, falta de cariño, cuernos, soledad, hastío y de sentirse mujer objeto, se lió con uno de los abogados de su marido. Arramblo con el hijo, trinco una más que generosa porción de pasta y le dejo colgado.

Curiosamente, Pepe encajó bien el golpe y llego hasta casi, casi, admirarla y

respetarla. Los dejo a los tres en paz y desaparecieron para siempre de su mente y de su vida.

Se concentró en el trabajo, decidiendo que ya era hora de crecer y hacer negocios con el aire. Parecía sencillo y muy provechoso.

El secreto estribaba en recibir dinero de confiados compradores en busca de hogar y entregarles a cambio pisos construidos en el éter de la nada.

La cosa fue, durante bastante tiempo, incluso mejor de lo que había pensado. Hasta que una vez, un grupo de desagradecidos y desesperados estafados estuvieron a punto de lincharle a plena luz del día. Se vio obligado a sacar su pistola en plena calle y la policía intervino. No tuvo más remedio que tensar alguno de sus múltiples “resortes” y todo quedó en nada. Aprendió la lección.

No estaba dispuesto a desaprovechar semejante filón pero tampoco pensaba dar la cara. Se compró un puñado de testaferros, con algún banquero incluido y siguió adelante con sus operaciones.

Mientras el negocio crecía y crecía a ritmo exponencial, en los Bancos le hacían hasta reverencias y perdían el culo por su personal. Sabido es que ante el dinero, venga de donde venga, sea lícito o no, la Banca pone la alfombra y lo que haga falta.

Paralelamente, las recalificaciones de terreno en crudo y en duro y a la carta, los cambios milagrosos del uso de los suelos y las remodelaciones mágicas de planes parciales estaban a la orden del día. Para que todo aquel maná fluyese directamente a sus bolsillos solo le hacía falta una cosa: La bendición de las autoridades.

Don José Vil tenía su propia teoría al respecto: “En todos los tiestos moran manzanas podridas. Es verdad que en aquellos con solera, abolengo y la rancia tradición de la derecha, los de toda la vida vamos, eran más. Sin embargo, en el tiesto de los otros, el ansia y las prisas de los frutos corruptos los convierte en insaciables avariciosos”.

Lo tenía más que claro, meridiano: “A mí solo me interesan las manzanas podridas, con las sanas no se pueden hacer negocios, al menos los míos”.

Cierta vez alguien le pregunto sobre quien entendía había sido antes: el huevo o la gallina. Don José Vil respondió airado y ofendido: “Aquí el que paga manda. Si yo no pongo la pasta, esos ya pueden poner el cazo ya”.

En el tiesto de la Política recogió una excelente cosecha.

Resulto que por aquel entonces algún avispado empresario, José Vil pensaba que del sector agrario y en el Sur, tuvo la genial idea de “importar” mano de obra tirada

de precio, sin papeles claro. Aquello fue la apoteosis total.

Miles de inmigrantes sintieron la llamada y se empeñaron en desembarcar en España a la búsqueda de su particular “El Dorado”. Cayeron, directamente, en las manos de abundantes empresarios como Don José: Faltos de escrúpulos en busca de carne de esclavo y mano de obra a precio de perra gorda.

Los buitres cayeron sobre aquellas gentes ilegales convirtiéndoles en carroña mientras se frotaban las manos enriqueciéndose a su costa a velocidades siderales.

Aquello sí que era un negocio redondo y el respetable Don José Vil no podía dejarlo escapar. Claro que aquellos sin papeles, carecían en su inmensa mayoría de calificación para el ladrillo y dormir en inmundas chabolas sin comer apenas, cobrar una miseria y ser explotados hasta la extenuación, no ayudaba precisamente a mejorar la calidad de las obras. El resultado sería el esperado y Pepe Vil tenía su propia opinión al respecto:

- “Yo no me compraría un piso con menos de nueve años ni harto de vino. Los explotados no suelen tener demasiada experiencia ni trabajar con mucho interés … y además está la calidad de los materiales empleados en la construcción, cuanto más de saldo mejor. Todo “tente mientras cobro”. De sobra sé como he construido y me temo que no he sido el único. Seguro que como yo han sido muchos. Me da la impresión de que este tipo de construcción acabara por caerse a pedazos en cuatro días” – .

Y sin embargo, una especie de locura compradora colectiva pareció adueñarse de todo el país. Dinero fácil y rápido, más especulación y corrupción, más aumento desenfrenado de demanda igual a: – “Caca a precio de oro” – , según una de las frases favoritas acuñadas por el ínclito Don José Vil. La otra frase va dedicada a sus compradores:

- “Y me las quitan de las manos oiga. No me dan ni tiempo a construir, me duran menos que un saco de caramelos en la puerta de un colegio”-.

Don Pepe tenía las cosas bien claras: – “Ya verás tu lo que ocurre cuando los resultados de esta epidemia salgan a la luz: Miles de familias hipotecadas de por vida, morosidad a tope y montones de pisos vacíos por todas partes. Tengo que cubrirme las espaldas y explorar otros campos antes de que todo esto suceda” – .

Mientras tanto, aquella espiral alucinada, seguía retroalimentándose hasta extremos dantescos y sus arcas estaban cada vez más llenas.

Hasta que un aciago día llegó lo que tenía que llegar: miro asombrado e incrédulo a su alrededor y se vio rodeado de una estrambótica cohorte de babosos, aduladores, sinvergüenzas, mandrias, arribistas, lameculos, aprovechados y, en el colmo de la sinrazón, hasta gente de bien y público en general.

Y no se limitaban a perdonarle los pecados y los errores no, además le cubrían sus vergüenzas, le reían las gracias e incluso le servían de voceros a los cuatro vientos.

De aquella extraña, desquiciada y paradójica masa, sobresalió una muchacha tan

bella como falta de moral, tan inteligente como desesperadamente ambiciosa.

Mujer de coño fácil, Lola se tiró a su jefe y Don José Vil callo en su red y la llevo al altar.

Claro que para desgracia de ella, Pepe ya había aprendido la lección y desde el primer día le dejo bien claro lo que de ella esperaba y lo que de él podía sacar.

La letra con sangre entra y Pepe se aplicó esmeradamente en enseñarle, moldearla y enderezarla, moliéndola a palos. Lo de anularla psicológicamente, le costaría bastante más.

Don José Vil se creía muy listo, extremadamente inteligente, inmune a la ley, prácticamente intocable y virtualmente invisible. Comenzó a cometer errores y el casarse con Lola solo fue el primero.

El segundo fue su popularidad creciente. Esta le había situado en el centro de los focos.

Se le vio demasiado y alguien se fijó en él: Un gestor de cuentas honrado y un periodista con ideales asomaron la nariz olisqueando su basura.

Don José Vil se vio obligado a comprase un puñado, reducido pero selecto, de sicarios bien pagados.

El honrado y el idealista, tuvieron a bien sufrir sendos accidentes mortales enormemente oportunos.

Claro que aquello levantó algo de ruido y Don Pepe se vio forzado a rebuscar

manzanas podridas en dos tiestos muy peligrosos: el de las Fuerzas del Orden y el de la Justicia. Ni que decir tiene que el ruido fue silenciándose poco a poco y no se pudo probar nada.

Su tercer error, fue tener dos hijos con su mujer e intentar aplicarles las mismas “recetas” que a su madre. El cuarto fue fruto de la suma de dos ingredientes, a saber: exceso de confianza y ambición desbocada. Una mezcla demasiado explosiva.

Resulto que alguna de “sus” manzanas putrefactas comenzó a atufar con exceso y acabaron por meterla entre rejas. La manzana, una vez dentro, canto hasta La Traviata.

Don José Vil terminó entre barrotes, junto a muchas de “sus” manzanas, con un descomunal escándalo de por medio y gran despliegue mediático.

Cierto que Don Pepe no se muestra demasiado preocupado. Al fin y al cabo aún le quedan otras muchas “manzanitas” en reserva. Además, disfruta de su estancia en el

trullo, al menos de momento, ya se sabe que el dinero lo puede todo incluso en la

cárcel. Se lo toma, pues, con calma y prepara nuevas estrategias.

Lo de la construcción está dispuesto a dejarlo al menos en este país. Por un lado está todo demasiado saturado, la gente empieza a fijarse en empresarios como él y no precisamente para bien y para colmo de males “el péndulo” cambió de lado.

Ahora es muchísimo más difícil contratar ilegales con eso de la regularización de inmigrantes y gabelas por el estilo. Ya se lo dijo hace poco a un compañero de celda:

-“Que me quiten lo bailao, me he forrao de pasta. A mí me importa una puta mierda el ecosistema ese, el medioambiente, el agujero del ozono, la política y la madre que la parió una y mil veces. El problema es que cada vez me cuesta más encontrar un rinconcito vacío a un precio razonable donde construir, que tarde o temprano esto va a estallar y que encima nos quieren obligar a contratar legalmente a los de los cayucos y los autobuses fantasma. En resumidas cuentas “tío”, me pienso largar de aquí más pronto que tarde y seguir en algún país de esos Latinoamericanos, cuanto más República Bananera mejor …y si no entre los “Soviets” o ex “Soviets”, que también se las traen ….¿Me se entiende?…  Joder fíjate en mí, entre rejas. ¡Pues si es que ahora estamos todos los días en los papeles!… y no precisamente en los de “papel coucheée” ese …

¡Y además me tenía que tocar la china a mí, con los pocos empresarios del ladrillo que acaban en la cárcel!, contaus con los dedos de la mano, politiquillos de esos sí pero ¿de los nuestros? … y de los Señores del Ladrillo menos entoavia…

En fin, que en cuanto salga de aquí me piro con viento fresco y a seguir amasando fortuna…. Ya verás que pronto salgo en libertá, questoy moviendo mis hilos. ¿Me sentiende “camarada” ?.. Je, Je” – .

Y ese será, precisamente, su sexto error.

El quinto lo cometió al firmar los papeles del divorcio. No le interesaba poner demasiadas pegas por si la otra abría el pico. Al fin y al cabo estaban también sus hijos:

- “Aunque si la cosa se pone fea no me temblara el pulso no. A mi señora ya me la encontraré por el camino y le enseñaré lo que le ocurre a la gente que se mete con alguien como yo… pero todo eso será cuando salga de la “trena” – .

Con lo que no cuenta es con que su Lola es mucha Lola hasta para él.

Ella siempre ha sabido utilizar el arma infalible que tiene entre las piernas y todo el resto de su exuberante artillería.

Por cada moratón un polvo fuera de la cesta, por cada golpe una información confidencial, por cada cardenal un documento comprometedor. Enseñó bien a sus hijos a ahogar el dolor, la humillación, el temor, las heridas y su odio en la búsqueda de la venganza ciega.

Desde bien pequeñitos supieron lo que era el desprecio y el maltrato de un padre. Y desde la más tierna infancia, aprendieron a rebuscar entre la carroña, los detritus, los desechos, los secretos y los papeles de papá.

Todo el fruto de ese esfuerzo, desesperado y envenenado, de recopilación descansa hoy en varios tomos dentro de un voluminoso paquete sobre la mesa de un lugar secreto. Espera su momento, el de la venganza.

Mientras tanto, madre e hijos, están haciendo su particular agosto en todos y cada

uno de esos programas de “Telemierda y medios de comunicación afines” como los llama ella. A base de airear los malos tratos, sus miserias y algunos trapillos sucios sin importancia de plató en plató, la cuenta engorda y engorda sin cesar. Entre eso y lo que han podido “rescatar” de la fortuna de su marido y padre, tendrán resuelta la vida, al menos por el momento. Después Dios dirá.

Pronto desaparecerán rumbo a un lugar seguro y desconocido, con otra identidad y amparado por el programa de protección a testigos. Los sicarios de su marido provienen ahora de Sudamérica y Lola piensa que, a lo peor, el polvo blanco se lleva mal con el gatillo. Tal vez lo afloje demasiado.

Cuando el paquete llegue a las manos que tienen que llegar, la onda expansiva va a llegar hasta a Singapur. Allí dentro hay pruebas y más pruebas absolutamente fehacientes y más que claras “cristalinas” de las “actividades” de su marido y sus secuaces, a lo largo de todos estos años.

Se equivoca el respetable Don José Vil al luchar por salir de la cárcel. Cuando los papeles caigan en manos de la Justicia, que va a ser muy pero que muy pronto, querrá vivir allí el resto de su vida. Las rejas entre las que se encuentra, constituirán su mejor refugio.

La cárcel será su hotel, su residencia permanente, su castillo y su fortaleza.

Y más le vale.

IKER BENÍTEZ DEL OSO

Apartó la caja de cartón a un lado y recogió su cámara y el bloc.

Después, con paciencia infinita, deshizo una por una las pelotas de papel de periódico y aliso página por página. Las fue amontonando por idiomas.

Un par de detalles llamaron poderosamente su atención: Todas hacían referencia al mismo asunto y correspondían a distintas fechas, algunas eran antiguas. En bastantes de ellas, varias palabras e incluso párrafos enteros, aparecían subrayadas a lapicero y en casi todas había anotaciones al margen, escritas también con el mismo lápiz.

Las hojas de periódico que provenían de Estados Unidos hacían referencia, repetidas

veces a palabras como Unidentified Flying Objet (UFO), USAF, NASA y Nacional Investigations Comité Aerial Phenomena (NICAP). Las de Inglaterra a Unidentified Aerial Objet (UAO), RAF y Flying Saucer Bureau (FSR). Las Italianas a Dischi Volanti y a CIRNOS. Incluso las había de Canadá: RCAF (Royal Canadian Air Force) y Suiza: AMI. Las procedentes de periódicos franceses remarcaban Misterieux Objets Celestes (MOC), CIEO y Groupement d`Etude des Phénomenes Aériens et Objets Spatiaux Insolites (GEPA). Mención aparte, merecían las Portuguesas: Pires Boadores e incluso las Rusas: Letalusche Taréeki.

Por fin, desplegó las correspondientes a diarios Españoles: Platillo Volante,

Objeto No Identificado (ONI), por supuesto Ejército del Aire y también Centro de Estudios Interplanetarios.

Iker no salía de su asombro, aquello era absolutamente increíble. Alguien por alguna razón oculta, había depositado cuidadosamente en su paquete toda aquella documentación, utilizándola como relleno.

¿Se trataba de una broma?, ¿alguna manera de reírse de su artículo o de sus apuntes?, ¿alguien había recopilado todo el material y se había deshecho de él de aquella extraordinaria manera?, ¿Se trataba de un error o había algo más detrás de todo aquello?. ¿Quizás alguien le estaba marcando un camino? .

Decidió tirar de todos aquellos hilos en busca de la gran madeja … Y acertó de lleno.

Con toda aquella documentación, los resultados de sus propias investigaciones y los testimonios recogidos “in situ” el día del aterrizaje de “su OVNI”, escribió un libro. En él incluyo aquella única fotografía borrosa y aquellos dibujos que aún le quedaban.

El libro se convirtió, rápidamente, en un auténtico Best-Seller a nivel mundial .

Con el tiempo, Iker, se ha convertido en un referente en cuanto a Objetos volantes No Identificados, Fenómenos Paranormales y conocimiento de Ciencias Ocultas y Esoterismo.

Ha recorrido el mundo dando conferencias y presentando libros. Actualmente

colabora con varios medios de comunicación, desde periódicos a prensa y revistas especializadas. Sus colaboraciones en numerosos programas de radio y de televisión les han hecho famoso.

En muchas ocasiones le han preguntado por el origen de su enorme vocación y dedicación casi absoluta. No ha dudado jamás ni un segundo: -“Yo vi, personalmente, el aterrizaje de un OVNI casi a mi lado y de él salió un extraterrestre tan real como usted y como yo… incluso llego a intentar comunicarse con todos los que nos convertimos en tan afortunados testigos…” – .

LOS TANEMBAUM

Se afincaron definitivamente en España, como exiliados, tras el Golpe de Estado que protagonizo el sanguinario Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973 y que convirtió Chile en una de las más crueles dictaduras que han existido jamás.

La CIA y Estados Unidos, negaron tener todo conocimiento….por supuesto.

El Presidente Salvador Allende se suicidó en La Casa de la Moneda antes que caer en manos golpistas. Tampoco le hubiesen dejado vivo mucho tiempo, ya se lo dejó bien claro el sátrapa Pinochet a su vicealmirante Carvajal, aquel aciago día:

- Se mantiene el ofrecimiento de sacarlo del país… pero el avión se cae, viejo, cuando vaya volando – .

En aquella misma fecha, también murió asesinado Víctor Jara junto a miles de chilenos.

Los Argemi, tanto Ricardo como Clara, se mantuvieron siempre al lado de Adolfo y Helena. También en los peores momentos. Gracias a su generosidad sin límites y a su profunda amistad, tuvieron un techo digno donde cobijarse y él un trabajo como Director Comercial de una empresa puntera.

Y eso a pesar de que a los Tanembaun les fueron requisados todos sus bienes por el gobierno opresor de la Dictadura Chilena. Nunca les estarán lo suficientemente agradecidos a sus queridos amigos.

En 1990 Chile, volvió a conquistar la Democracia y regresaron a su hogar.

Tuvieron que luchar duro pero consiguieron que se les retornasen todos sus bienes y han sabido recompensar la ayuda recibida con creces.

Hoy viven en su querida Viña del Mar, retirados y felices rodeados de sus hijos y sus nietos. Se sienten orgullosos de su País y la única nube que les ha ensombrecido hasta ahora ha sido contemplar cómo, El Puma Sanguinario, moría de viejo el 10 de Diciembre del pasado año sin haber pagado sus muchas culpas, ni purgado por sus crímenes.

A pesar de todo, recuerdan esperanzados las últimas palabras de Salvador Allende, retransmitidas vía radio la misma noche en que murió: “… Más pronto que tarde, se abrirán las grandes alamedas, por donde pasearan los hombres libres” – .

Y añaden con el corazón en sus gargantas y el alma en la voz:

- A pesar de los asesinados, encarcelados y desaparecidos… tras tu muerte cruel dictador, las canciones de Víctor Jara volverán a escucharse por esas mismas y frondosas alamedas chilenas que tú mancillaste.-

ANGELITO

Se hizo Ángel y encontró su vocación… en el mundo comercial.

En el transcurso de uno de sus muchos viajes por España, se topó un buen día

con una linda muchacha, en la cafetería del hotel donde se hospedaba.

Sintió algo muy especial, como una llamada ancestral y primitiva que le

atraía, que le empujaba hacia tan maravillosa criatura como un auténtico imán.

Aquella preciosidad, evocaba en lo más profundo de su ser otros tiempos teñidos de misterio y aventura. Y sin embargo no conseguía recordar.

Cuando ella giró la cabeza, el se quedó flotando en unos ojos enormes,

hermosos, grises y fascinantes.

Totalmente azorado, con el rubor de sus mejillas a flor de piel, quedó paralizado

por una enorme timidez. Y entonces sucedió el milagro.

Aquellos ojos grises le miraron, primero con asombro, después con evidente

interés. La muchacha le sonrió radiante, se levantó y se dirigió hacia él lenta, pausadamente.

Ángel no daba crédito a lo que estaba sucediendo. – Esos ojos grises… esos ojos grises… – . Ella le saludo divertida, parecía disfrutar del mal trago que estaba haciéndole pasar en aquellos momentos.  – Hola, ¿todavía sigues jugando con tu muñequito Madelman? – .

Y entonces Angelito recordó. Revivió una noche plagada de estrellas y una nave surcando el cielo. Aquella nave aterrizó justo a su lado y de ella salió un extraño ser que paseaba torpemente. Y justo enfrente, dentro del coche que a punto había estado de arrollarles, una linda niña le miraba fijamente con sus ojos tan bonitos, tan enormes, tan grises.

- ¿Pero cómo es posible que me hayas reconocido después de tanto tiempo? – .

- Todos me dicen que soy muy buena fisonomista, además, tampoco has

cambiado tanto – . – Pues tu sí que has cambiado…y a mucho, pero que a

muchísimo mejor ¡caramba! – . – Gracias por el cumplido… tu tampoco estas

demasiado mal … A propósito, me llamo Ana, Anita para los amigos – .

Él tragó saliva y le sonrió cándidamente – Yo me llamo Ángel, Angelito para

amigos y familia… Y sí, todavía conservo mi muñeco Madelman… me trae

buenos recuerdos… – .

Tras aquel encuentro se vieron tres o cuatro veces más. La fuerza del destino

parecía hacerles repetir una y otra vez.

Y al final se casaron, fueron felices y comieron perdices, tal y como terminan casi

todos los bonitos cuentos.

Tuvieron dos hijos preciosos, la parejita que ambos querían. Ellos son su motor, el faro y la luz de sus días.

DOÑA PURA Y FAMILIA

Pura comenzaba a sufrir los achaques propios de sus 70 años bien cumplidos y llegó a la triste conclusión de que ya iba siendo hora de que la cuidasen.

Contaba desde hacia tiempo con la inestimable ayuda de Patro, una mandadera, que a diario se encargaba de los trabajos más duros de la casa pero ya no era suficiente.

Se dio cuenta de que, cada vez, le costaba más esfuerzo valerse por sí misma.

Sí que le gustaba la independencia, llevar su vida, pero tenía que reconocer para sus adentros (hacia fuera nunca, antes muerta) que ya no era la misma y que comenzaba a hacérsele demasiado cuesta arriba eso de vivir sola.

Así es que, con algo de esfuerzo y “china chana”, convenció a su Alejandrito.

Haciendo de tripas corazón dejó el piso que durante tantos años había sido su hogar y se fue a vivir con hijo, nietecito… nuera. Concha, consciente de lo que suponía aquella decisión, se resistió cuanto pudo y lucho a brazo partido para evitarlo, hasta el punto de llegar a discutir con su marido

seriamente. Fue inútil, mamá quería vivir con su hijo y su nieto y no había más que hablar. -Es mamá, me necesita y punto-.

Al principio y durante un tiempo prudencial todo fue bien, incluso mejor de lo que la propia Concha esperaba. Hasta que dona Pura se impuso el sagrado deber de poner el orden en una casa en la que, ella consideraba, todo funcionaba manga por hombro.

Comenzó a caldearse el ambiente y las discusiones se hicieron cada vez más frecuentes.

Pura no estaba dispuesta a perder ni un ápice de su influencia sobre hijo y nieto y Concha, por supuesto, se negaba a acatar unas órdenes y caprichos que su suegra pretendía imponer por la fuerza de los hechos consumados.

Alfonsín se ponía casi siempre de parte de su abuelita y el pobre Alejandro quedó atrapado entre un fuego cruzado. Se sentía absolutamente incapaz de disgustar a su madre pero tampoco era capaz de calmar, agradar a su mujer y mucho menos de controlar la situación.

Las chispas saltaban por todos los lados. Concha llamaba a su marido enmadrado y niño mimado de mamá, doña Pura a su hijo calzonazos y bragazas, según el momento. Alfonsín, que ya se iba haciendo mayor y era consciente de que las brasas comenzaban a azuzarse excesivamente, decidió por su cuenta y riesgo seguir su propia estela y escuchar la voz de su vocación. Ingreso en un seminario ante el absoluto embeleso de su abuela, el estupor de su madre y el silencio de papá.

El chisporroteo se convirtió en incendio cuando Concha le lanzo un ultimátum a su marido: o ella o yo. Se separaron poco después.

La primera en rehacer su vida fue Concha. Conoció por casualidad a un abogado laboralista, Santiago Lorca y pronto congeniaron.

En algo sí que tenía razón doña Pura, Concha no era comunista pero sí que se sentía de izquierdas.

La mercería se amplió a boutique y funcionaba a las mil maravillas. Su visión de futuro, tesón, sagacidad, esfuerzo y fuerza de voluntad dieron sus frutos. La independencia económica que le proporcionaba su pequeño negocio fue crucial para mantener su independencia personal.

Ni Alejandro ni Concha quisieron hacer un drama de su separación por cariño y respeto a su hijo, cosa que éste siempre les agradeció en el alma. Así es que siguieron en contacto y pasaron a ser amigos. Concha por su parte, lo mismo que Alejandro, visitó con gran frecuencia a su hijo y, cosas de la vida, se dio cuenta de que cada vez se sentía más unida a él y él a ella.

Alfonsín, pues, ingreso en el Seminario. Casi de inmediato, destacó en todas las materias. Su capacidad de trabajo, voluntad de sacrificio e inteligencia le hicieron sobresalir muy por encima de sus compañeros seminaristas e incluso de los propios profesores.

Estaba llamado, sin duda alguna, a ocupar importantes cargos en las más altas Jerarquías de la Iglesia.

Sin embargo, ya desde el principio, se dio cuenta de que él no encajaba en semejante entorno. Las razones, motivaciones y afanes sobre los que este giraba, ni eran ni podían ser los suyos.

No estaba a gusto en tal ambiente. Le hastiaban el boato, la cómoda rutina, el afán de riqueza, los vicios, la política, la ambición, los fastos y las servidumbres que lo rodeaban agobiándole.

No, eso no podía ser lo que había predicado Cristo, aquello por lo que había entregado su vida. ¡Si levantase la cabeza y viese en lo que habían convertido sus enseñanzas, su sacrificio supremo y su mensaje! . Seguro que lo arrasaba todo como hizo en el Templo.

Ni hablar, aquello no debía de ser así, al menos no para él.

Alfonso llegó a la definitiva conclusión de que su mundo no era ese y de que su sitio tenía que estar, forzosamente, en otro lugar: entre los “parias” de la tierra.

Así que dicho y hecho: renovó su voto de pobreza, lo abandono todo, se hizo misionero y se entregó a los oprimidos, los hambrientos, los pobres, los desamparados, los injustamente perseguidos y los desheredados. Donde quiera que estos se hallasen.

Su incansable lucha, le ha ido creando muchos y peligrosos enemigos a lo largo de todos estos años. Fuera y dentro de la Iglesia. Pero él no se arredra ni acobarda, sigue manteniéndose fiel a sí mismo, a sus principios.

Dirige una pequeña Misión y esta al cargo de alguna más, en el mismísimo corazón del África más profunda y olvidada. Colabora, a su vez, desde hace mucho tiempo ya, con varias ONG.

A pesar de los años, su vida espartana y algunos achaques, continúa su lucha, infatigable, inasequible al desaliento. Cuando alguien le pregunta, intrigado o simplemente curioso, de dónde saca su fuerza, su entrega y su valor, Alfonso se encoge de hombros y sonríe dulcemente.

Hace mucho que comprobó, fehacientemente, que jamás podría contestar a esa pregunta con absoluta franqueza. Sabe que le tacharían de peligroso visionario o de loco y acabaría sus días en el más remoto y abandonado de los manicomios.

Aunque lo desea de corazón y sueña con ello cientos de veces, no puede tomar sus manos, abrazarles alborozado y contestarles con la verdad, su verdad:

- Yo fui, hace ya mucho tiempo, uno de los ungidos, de los elegidos. Porque fui testigo: yo vi. descender del cielo un carro de fuego, adornado de los colores del arcoíris y la aurora boreal. Y de él descendió refulgente, majestuoso y hermoso un auténtico Arcángel. Y el Arcángel me miró, me señaló, me indico el camino y marco mi destino – .

IKER BENITEZ DEL OSO

En 1992 nuestras fuerzas aéreas iniciaron la desclasificación de los expedientes X españoles. Los informes relativos a los más de cien casos OVNI investigados por las autoridades fueron dándose a conocer con cuentagotas.

Iker, merced a su reputación y a sus muchos contactos ha tenido acceso a varios de ellos. La mayoría todavía se mantienen en secreto y los más siguen apareciendo mutilados, maquillados o tergiversados.

Una fría mañana de Diciembre, como solía hacer habitualmente, encamino sus pasos hacia la Biblioteca del Cuartel General del Aire en Madrid. Quería consultar unos datos para un artículo.

Le encantaba recorrer con la mirada las filas de estanterías, las cajas repletas de expedientes, los archivos de cartón cuidadosamente ordenados y clasificados.

En aquella ocasión buscaba unos documentos concretos pero se entretuvo como siempre leyendo los rótulos más próximos. Abrió los ojos desmesuradamente, le había parecido observar… volvió sobre sus pasos.

-No puede ser, menuda casualidad. Veamos, no hay duda aquí pone 15 de Agosto

de 1973 (Gandía – Valencia). ¿Será posible?- .

Recogió toda la documentación y se dirigió a la sala de lectura. Le temblaban ligeramente las manos, comenzó a estudiar los primeros dossiers: Un expediente oficial y el resumen de los hechos efectuado por un Teniente Coronel y Oficial de Inteligencia del MOA (Mando Operativo Aéreo). Fue pasando lentamente hoja por hoja, el dossier incluía el informe de dos pilotos de un Mirage III – D con base en Manises, también se acompañaba el testimonio de unos controladores de radar, varios mapas y gráficos y el análisis efectuado por un juez informador de la III Región Aérea.

El expediente X quedaba cerrado con la conclusión de un Oficial de Inteligencia del MOA. Lo que aquellos pilotos habían visto era, simple y llanamente el planeta Venus: “ … a la luz de los datos obtenidos, la hipótesis de Venus es razonablemente consistente para la interpretación de los testimonios. CASO CERRADO”.

- ¡ Como siempre!, ¡Qué raro! – .

No le extrañó demasiado. Al fin y al cabo aquella era la excusa más socorrida cuando se trataba de dar una explicación oficial a lo inexplicable y de paso correr un tupido y cómodo velo sobre el asunto en cuestión.

Estaba a punto de coger una nueva carpeta cuando algo se deslizó sobre la mesa. era un sobre de papel de estraza tamaño Din A4 y aspecto vulgar, contenía algo en su interior. – Ejem, que coño será esto … a ver … ya está. ¡Vaya! – . Dio un fuerte respingo, no podía creer lo que veía.

-¡Estas fotocopias me suenan caramba! . ¡Esto sí que es una sorpresa y de las

gordas! – .

Así era en efecto, aquello era la reproducción de unas cuartillas escritas y dibujadas a mano, la letra era la suya y los trazos también. Se incluía una única y borrosa fotografía. – ¿Pero qué coño hace esto aquí? – . El corazón le palpitaba con fuerza, rebusco concienzudamente. No, no había nada más, ni rastro de las hojas arrancadas en su día del viejo bloc que aún conservaba como un tesoro ni de las otras dos fotografías que estaba seguro él mismo había disparado.

-Joder, ¿será posible?, aquí hay gato encerrado – .

Si lo que vieron aquellos pilotos era Venus, ¿Cómo es posible que lo detectasen los radaristas? . Y ¿Qué demonios hacían allí sus cuartillas y dibujos en aquel dossier en particular?, ¿Quién habría recopilado todo en esa carpeta ? . ¿Qué ocurrió realmente aquella noche? . Demasiadas preguntas sin respuesta.

Tomó nota del nombre de los pilotos y de los radaristas. Estaba dispuesto a realizar su propia investigación sobre el caso, a tirar del hilo de tan enmarañada madeja.

Se entrevistaría con los testigos, tenía que descubrir la verdad.

Cerró los ojos pensativo y recordó a un muchacho cansado, cargado de una cámara fotográfica con el carrete gastado y armado con un pequeño bloc y un lapicero… él mismo. Hace años.

CONCHA

Jura y perjura que su boutique le salvo una vez la vida. Había quedado con Santiago Lorca en una cafetería de la Puerta del Sol. Este, según le dijo bromeando, quería presentarla en sociedad. Unos buenos colegas y amigos tenían abierto un despacho de abogados especializados en derecho laboral, en un piso.

Eran de Comisiones Obreras y militaban en el partido comunista de España (PCE) que era todavía ilegal. De la cafetería saldrían directamente camino del bufete que estaba ubicado en la calle de Atocha, concretamente en el número 55.

Cuando Concha ponía el cartel de cerrado en su tienda, apareció por sorpresa una de sus mejores clientas y amigas. Se entretuvieron más de la cuenta y llego bastante tarde a la cita. Santiago se enfadó lo suyo al principio y termino con la típica frase de -¡Mujeres! -.

Cuando estaban a punto de llegar al bufete un montón de coches de policía y ambulancias les impidieron el paso, los grises cortaron todos los accesos y acordonaron la zona.

Un autodenominado comando Roberto Hugo Sosa de la Alianza Apostólica Anticomunista (Triple A), de extrema derecha, había llamado al timbre del piso entre las 22,30 y 22,45 horas. Una vez dentro abrieron fuego contra los presentes asesinando a 5 personas e hiriendo a otras cuatro más. Tres de los muertos eran abogados, el cuarto un estudiante de Derecho y el quinto un administrativo. Entre las víctimas mortales estaban dos de los amigos de Santiago Lorca.

Era la fatídica noche del 24 de enero de 1977 y aquel terrible suceso pasó a la historia de España con el nombre de la Matanza de Atocha.

Curiosamente, en medio del dolor y la rabia, aquel suceso terminó por unirles definitivamente. Son pareja estable desde entonces.

Tuvieron un hijo, engendrado en los intensos y apasionantes días de la transición que tantos esfuerzos, sacrificios, tolerancia, entendimiento, perdón y grandezas, nos costó a la mayor partes de los españoles.

Al pequeño le pusieron de nombre Fidel.

Fidel, con el tiempo, termino la carrera de Medicina y pese al disgusto de sus padres Concha y Santiago Lorca, se enroló nada más doctorarse en Médicos sin Fronteras y marcho hacia donde pensaba más le necesitaban. Hoy sigue ejerciendo por esos mundos lejanos y luchando por lo que él considera justo.

ALEJANDRO

Lo pasó francamente muy mal con lo de la separación, sobre todo al principio. Sin embargo, con la inestimable ayuda de su madre y la alianza del tiempo, consiguió salir poco a poco de su depresión.

Al poco, conoció a la sobrina de una de las amigas de doña Pura.

Merceditas acababa de salir del convento donde había permanecido casi desde

niña. Cupido lanzó sus flechas, Alejandro y Mercedes se casaron y viven felices desde entonces.

No han tenido hijos.

Con bastante esfuerzo y ante el asombro de su madre, consiguió hacerse un nombre entre la abogacía al especializar su bufete en separaciones y divorcios.

Su experiencia personal le indujo y encamino a ello y, todo hay que decirlo, le ha ido bastante bien.

Tanto el cómo su mujer mantienen contacto con su ex esposa y Santiago, el compañero de esta.  De hecho, suelen reunirse cada vez que Alfonsín, ya Alfonso o Fidel, recalan en la ciudad. Lo que no ocurre tantas veces como todos quisieran.

Los dos hermanastros, que se llevan, se entienden y se quieren intensamente a pesar de la diferencia de edad y paternidad, suelen colaborar bastante en sus respectivas ocupaciones. Por desgracia no viajan hasta España todo lo a menudo que sus padres desearían.

En Navidades, vacaciones u onomásticas o simplemente por capricho, han solido visitar, cada uno por su lado o bien todos unidos a doña Pura con la consiguiente alegría de esta.

DOÑA PURA

Resultó que dos de sus inseparables amigas enviudaron con un breve intervalo de tiempo.

- Hay que ver lo poco que nos duran los hombres, pobrecitos -.

Por aquel entonces ninguna de las tres estaba ya para demasiados trotes. Su situación económica era extremadamente holgada pero cada vez les costaba más esfuerzo valerse por sí mismas y el meter gente extraña en sus casas se les hacía demasiado cuesta arriba por mucha ayuda que necesitasen.

En el fondo, a Pura no le hacía ninguna gracia que su hijo Alejandrito hubiese rehecho su vida junto a su nueva mujer, Mercedes y mucho menos que la hubiese metido en casa.

Un día tomó una decisión heroica: Convenció a sus amigas, buscaron una cómoda y selectísima residencia de ancianos, regida por monjitas y se instalaron allí con todos los honores y comodidades.

MARCO AURELIO

Se había retirado del servicio activo y pasado a la reserva recientemente. Sin embargo, mantenía vivos sus contactos y abiertos los canales de información.

Fue a través de estos como conoció a Iker Benítez del Oso.

Estaba este, al parecer, sumamente interesado en hacerle una entrevista. En un principio pensó en declinar la invitación pero le insistieron lo suficiente como para despertar su curiosidad y accedió al fin.

Marco Aurelio se encontró frente a un joven muy preparado, entusiasta e idealista. Creía firmemente en lo que hacía y estaba absolutamente convencido de la existencia de los OVNIS y de la vida inteligente en otras galaxias lejanas.

Pronto se dio cuenta de dos detalles, primero, su entrevistador ya venía con unas ideas firmemente preconcebidas y segundo, sería muy difícil convencerle de algo contrario a lo que dichas ideas le dictasen.

Iker le mostró un informe oficial sobre el caso y un sobre de papel de estraza algo desgastado.

Marco Aurelio lo estudio todo con sumo interés y en el más absoluto silencio durante un buen rato. Su interlocutor no parecía tener demasiada prisa. Cuando hubo finalizado le devolvió la documentación al tiempo que le miraba fijamente a los ojos.

- Muy interesante -.

Iker asintió satisfecho, saco un bloc, un bolígrafo y una grabadora.

- ¿Le importa? – .- No, no, en absoluto – .

Iker depositó sobre la mesa la pequeña grabadora.  Marco Aurelio carraspeo afinando la voz.

- Como puede suponer, me debo todavía a mi juramento militar y a mi antiguo uniforme… Ahora bien, usted afirma que todos estos documentos ya han sido desclasificados y yo le creo. Por lo tanto, no veo ningún inconveniente en narrarle mi versión de los hechos… – .

Iker asintió.

- En primer lugar, quisiera dejar bien claro que tanto mi sobrino Aurelio que en gloria esté, como yo mismo desechamos desde un principio que aquello que vimos fuese Venus. La Astrología entraba de lleno en nuestra formación militar. De hecho, era una de las asignaturas importantes … -

- Eso lo daba por supuesto, además el achacar los supuestos avistamientos a una equivocación del observador, sea este quien sea, es una práctica habitual en estos casos y en ocho de cada diez de ellos, según el MOA, el error se ha cometido o bien con un globo sonda o con el pobre planeta Venus. En fin, continúe si es usted tan amable, por favor … – .

Marco Aurelio, inició su relato.

EN EL PALACIO DEL PARDO

El día 11 de Septiembre de 1973, se recibieron dos llamadas que despertaron un enorme interés.

La primera desde Chile dando noticia del Golpe Militar de Augusto Pinochet y la muerte de Allende.

La otra hacía referencia a cierta tablilla chamuscada grabada con unos extraños jeroglíficos indescifrables.

Desde allí se dictaron las órdenes oportunas.

REVERSO

REVERSO

UN 15 DE AGOSTO DEL 73

Los nuevos sistemas antiaéreos SAM (Surface-to-air missiles, misiles tierra-aire) del enemigo, constituyeron un auténtico quebradero de cabeza para las USAF (United Stats Air Force) mientras les duró la guerra de Vietnam. Aquellos ingenios fueron la causa directa de la mayoría de las enormes bajas sufridas.

No había lugar a dudas, se tenía que poner un remedio a aquella situación lo más urgentemente posible.

Alguien tuvo la brillante idea de crear un avión invisible tanto a los radares enemigos como a sus sistemas IR (Infrarrojos). Aquella idea se plasmó el año 1973 en un proyecto ultra secreto, bajo el nombre en clave de “Have Blue”.

Allá en Vietnam, a Tony “Charles” Laughton su altura de 1,93 y su enorme complexión, acompañadas de una extremada agilidad, le hicieron digno merecedor del apodo de “Colibrí Gigante”. Bromas entre compañeros.

El valor, arrojo y extrema heroicidad demostradas por Tony, le valieron dos altas y justas condecoraciones.

Y todos aquellos factores, unidos a su sagacidad, sangre fría, habilidad e increíble pericia pilotando cualquier tipo de aeronave, sirvieron para ponerle en bandeja su

nuevo trabajo: Piloto especial de prototipos ultra secretos de las Fuerzas Aéreas Norteamericanas.

Aquel día, desde que había salido muy temprano del rancho familiar en Ruidoso cerca del Mezcalero Apache, le había acometido a Tony “Charles” Laughton una especie de mal presagio y no conseguía quitárselo de la cabeza.

Atravesó las Sacramento Mountains taciturno, inquieto. Únicamente, consiguió amagar una sonrisa y esbozar un saludo al pasar por el desvío hacia Roswell tal y como solía hacer otras veces. – Buenos días hombrecitos verdes – .

El nunca los había visto de cerca pero más de una vez había creído observar a en uno de los rincones más secretos de su Base, a enanos. Era posible que procediesen en su mayoría de circos. Protegidos con sus extrañas escafandras y al mando de pequeños prototipos alto secreto de aeronaves a escala reducida, su apariencia debería de resultar sumamente extraña. Menor peso, menor tamaño igual a menores costes. Los prototipos finales a escala real, se fabricarían más adelante. Más de uno de aquellos héroes condenados de por vida al anonimato, habrían perdido la vida en uno de esos vuelos fantasma.

Sobre Roswell se cernían dos leyendas, la más conocida y divulgada hacía referencia al objeto desconocido que el 3 de julio de 1947 exploto produciendo extraños escombros en una finca rural propiedad de Mac Brazel. Al parecer, de entre los restos del misterioso aparato, supuestamente se habían extraído los cuerpos de varios de sus tripulantes, de origen posiblemente extraterrestre.

La otra es prácticamente desconocida, sin embargo, podría ser más inquietante y peligrosa que la primera.

En aquella época la base Roswell, albergaba la única unidad de bombarderos atómicos de los EE. UU. Y en ella se testeaban las bombas. En aquellos tiempos el ejército de los Estados Unidos se encontraba inmerso en plena investigación sobre la energía atómica y sus efectos tanto sobre las cosas como sobre los seres humanos.

Estudios e informes posteriores, algunos de contenidos considerados como alto secreto o estrictamente confidenciales, han apuntado a que para ello se llegó a experimentar con autenticas cobayas humanas: sus propias tropas y civiles de todas las edades.

Lo más grave sería que gran parte de dichos experimentos se llevaron a cabo sin el conocimiento ni el consentimiento de los afectados.

A Tony le producía auténticos escalofríos el solo pensamiento de unir aquellos factores. Las conclusiones resultarían monstruosas. Si realmente se habían encontrado restos de una nave, su experiencia le demostraba cual podría ser su origen. En cuanto a los cuerpos, por muy extraordinarios, deformes o espeluznantes que estos fuesen ¿procedían real y forzosamente de otros mundos? .

Estaba seguro de que dos cosas: uno, los enigmas continuarían para la mayoría de los mortales y dos, si alguien vio algo o sabia realmente, lo más probable es que estuviese muerto o callase por el resto de sus días.

Unos kilómetros más adelante, mientras salía de la gasolinera con zona de servicio de la carretera, encendió la radio. – “ …funcionarios del Centro Espacial de Houston dijeron ayer que la estación espacial “Skylab 2” podría completar su misión espacial récord de 59 días y seguir fotografiando la tierra…” – . Subió el volumen del autorradio y escucho atentamente.  …. El comandante del “Skylab 2” Alan I. Bean comentó que ellos también “aquí arriba” compartían el optimismo… – . Miro al cielo y levanto su pulgar en señal de “OK”. Su viejo amigo Jack Lousma viajaba a bordo de aquella estación espacial. Acciono la llave de contacto y cambio de nuevo de emisora.

Los 340 CV de potencia del motor rugieron y el Cadillac se puso en marcha.

El viaje tocaba a su fin. Al llegar a las afueras de Dallas, Tony “Charles” Laughton se desvió para recoger a su querido compañero Bob García. Dejo aparcado el Cadillac El Dorado Cupe en el garaje de la casa y montaron ambos en un Jeep M 151 “MUT” con ruedas independientes, propiedad del Ejército del Aire. Salieron velozmente rumbo a su destino: La Base de Fort Worth.

Una vez dentro se dirigieron hacia lo que parecía un antiguo aeródromo abandonado y pararon ante un enorme y viejo hangar que daba toda la impresión de estar cayéndose a pedazos. Únicamente la intensa vigilancia que lo rodeaba, hacía presagiar que allí nada era lo que parecía a primera vista.

En su interior, la impresión que ofrecía era bien distinta. Aquello se parecía al enorme plató de una superproducción de ciencia ficción Made in Hollywood.

Paralelamente al proyecto “Have Blue”, los ingenieros de la Nasa habían desarrollado su último invento: Un auténtico y extraordinario Platillo Volante absolutamente

identificado. La nave utilizaba un novísimo sistema de última generación basado en las variaciones del campo magnético. Habían conseguido elevarlo a varios metros del

suelo. Sin embargo, el ingenio tenía dos hándicaps importantes: La enorme cantidad de energía necesaria para moverlo y el auténtico cordón umbilical que constituían los enormes mazos de cable necesarios para transmitirla y que le unían, indefectiblemente, a tierra.

Los altos cargos decidieron que, a pesar de todo, la NASA necesitaba una fuerte inyección de publicidad, prestigio y dólares. El fantástico prototipo salió a la luz y su foto salió reflejada en las páginas de los periódicos de medio mundo.

El tiempo transcurrido desde entonces había puesto, obviamente, las cosas en su sitio y marcado las lógicas y necesarias distancias.

La increíble aeronave que Tony y Bob contemplaban en aquellos momentos, era el resultado de la simbiosis casi perfecta entre la tecnología de un avión Harrier, la filosofía del “Have Blue” y el proyecto de Platillo Volante desarrollado por la NASA.

-Pero que cosa más fea eres pequeña, pareces cualquier cosa menos un avión por muy prototipo ultra secreto que seas – .

Efectivamente, aquella aeronave parecía un engendro.

Su color era plateado y tenía apariencia metálica. El aspecto recordaba a una

forma “delta” o triangular y su tamaño es considerablemente superior al de

cualquier reactor convencional. Lo que más llamaba la atención era la singular

panza situada en el centro, donde estaba ubicada la cabina y de cuyo interior se

desplegaban unas patas puntiagudas.

Las superficies intentaban ser angulosas con la idea de que aquellos ángulos

desviasen las ondas de los radares enemigos. Para luchar contra posibles sistemas

IR que detectaban fuentes de luz y calor, el aparato era capaz de disfrazar sus

emisiones. Las toberas estaban ocultas y casi no producían chorros visibles. La

estructura del fuselaje tenía pequeñas partículas de hierro que absorbían y

desviaban los radares.

Sus reactores le proveían de una velocidad cercana al 0,9 Mach y eso que carecían

de dispositivos post-combustión para reducir la señal infrarroja.

- Desde luego serás lo último en tecnología pero te aseguro que pareces un ladrillo

y eres tan difícil de manejar como uno de ellos. Estoy seguro de que nadie ha visto

nada parecido a ti jamás y espero que no te vean nunca, no vaya a ser que se

mueran del susto. Ja, Ja, Ja …… – .

Cuando Bob García vio aparecer a su amigo Tony “Charles” Laughton, andando torpemente en medio del hangar, vestido con aquella escafandra tan estrafalaria y un casco enorme y desproporcionado, no pudo contener la risa. -¿Pero de que cojones se supone que vas disfrazado?. ¡Menudo cabezón tío!-.

- No me hables, no me hables. Esto parece un puzle de desechos o de restos de serie. Estoy convencido que este traje lo han hecho de trozos de escafandra espacial y de uniformes de piloto de la Primera Guerra Mundial. Menuda pinta llevo . Para colmo estas botas tan atrabiliarias me vienen muy demasiado grandes y de los guantes no te digo nada. Este trasto pesa un montón te lo aseguro, casi no puedo moverme. Y en el casco han incorporado nuevos sistemas de intercomunicación, parece que hayan juntado dos cascos de astronauta en uno … ni que fuese a viajar a la Luna ¡Maldita sea! . – .

Se acercó otro de sus amigos, apenas podía hablar a causa de las tremendas carcajadas. – No te quejes, vas tan a la última moda que ésta no se ha inventado todavía. Ja, Ja, Ja …. Ahora hablando en serio, hemos incorporado por fin la nueva fuente de alimentación, común para todos los sistemas. La última placa electrónica la hemos terminado de montar hace unos momentos. Espero que no te dé problemas …… en fin ya sabes, las prisas… los presupuestos….- .  – Por vuestro bien más os vale. Cruzaré los dedos para que así sea – .

Al principio todo fue a pedir de boca. La verdad es que aquel ingenio, a pesar de todos los inconvenientes, era una auténtica maravilla. Una vez cogido el “tranquillo” casi todo era coser y cantar. Repostó en vuelo.

Tony estaba disfrutando con aquella máquina realmente increíble. Revisó, testeó y comprobó todos los sistemas y verifico el rumbo. Según las coordenadas se acercaba a territorio español, convendría alejarse para no ser visto.

Un segundo después y por asombroso que pareciese se veía metido de lleno en medio de una feroz tormenta. Maniobró, rápidamente y con suma habilidad para salir de allí, azotado como estaba por fuertes turbulencias. En medio de una de estas, casi descomunal, todo el avión pareció vibrar de una forma realmente extraña y entonces……

La cabina se convirtió en una auténtica discoteca, luces y sirenas se encendían y apagaban a un ritmo frenético. Todos los sistemas fallaban, la aeronave parecía haberse vuelto loca. Intentó varias veces pasar de control automático a manual pero fue en vano. El avión se desplazaba a una velocidad diabólica y sin control.

Hacía muy poco que había anochecido, no conseguía ver nada apenas y los sistemas de navegación estaban averiados.

En medio de aquel caos, vislumbro a lo lejos unas luces en el cielo y el pánico estuvo a punto de paralizarle. Su nave a la deriva, parecía dirigirse irremisiblemente hacia un avión de apariencia militar ¿un Mirage? . El brutal choque en pleno vuelo parecía irremediable y lo que era aun peor inminente.

Marco Ambrosio no da crédito a lo que ven sus ojos y avisa a su sobrino, bastante

alterado.

-¿Qué leches es eso? – . – ¿Pero qué? – .

Justo enfrente, a las 10 en su posición 1, ven un foco luminoso. Aquello, lo que

sea, debe de estar a unas cuatro millas del Mirage y en rumbo convergente.

-¡Joder tío, lo tenemos en rumbo de colisión! – .

Se aferró a los mandos y comenzó a rezar, inútil. Desesperado y a punto de perder el autocontrol encendió y apago todos los interruptores que tenía a su alcance. Nada. Descargando su ira, golpeo fuertemente los paneles mientras lanzaba unas cuantas maldiciones. Algo pareció funcionar, el piloto automático parpadeó y se apagó momentáneamente. Con enorme sangre fría y un esfuerzo sobrehumano consiguió cambiar el rumbo y apartarse justo a tiempo. A su velocidad el impacto hubiese sido cuestión de segundos.

El foco cambia a un rumbo paralelo a ellos, a una distancia de separación de unos 4

NM y entonces aquello desciende.

-¡ Coño, esto ya es demasiado, intenta conectar con GCA 4 de Valencia y pide

instrucciones! – .

Desde allí les informan de que no tienen ningún eco radar en pantalla y lo que es

más extraño, tampoco hay vuelo alguno en su entorno.

El Mirage III – D , está en 14 NM y comunica que el objeto no identificado se

desvía a la izquierda.

Un irritante pitido resonó en la cabina. Los sistemas y el escudo anti detección de radar y rayos infrarrojos fallaron.

En ese instante, el operador del radar observa en la pantalla un eco parásito y se les

comunica de inmediato. El Mirage desciende a una velocidad vertiginosa.

Un nuevo puñetazo y todo pareció volver a la normalidad. Tenía que salir de allí lo más rápido que pudiese, había sido detectado y el Mirage III que había tenido justo enfrente se lanzaría sin duda a cazarle en cuanto se recuperasen del susto y la sorpresa los pilotos.

Consiguió poner la aeronave a velocidad máxima y salió disparado, como lanzado desde una catapulta titánica.

Los sistemas volvieron a hacer de las suyas. Tenía que parar, aterrizar cuanto antes, desaparecer pero ¿cómo y dónde? .

Bajo el se extendía una enorme superficie desolada, casi lunar. Un poco más allá vio un gran campo de maíz que parecía abandonado a su suerte. No podía pensárselo más, inicio de inmediato las maniobras de aterrizaje de emergencia.

Y entonces todas las luces tanto interiores como exteriores, incluidos señalizadores

y focos se encendieron de golpe. La nave parecía una antorcha rodeada de luces de colores. Nuevos golpes, esta vez fue inútil. Dominando los nervios y la angustia consiguió posarse en el suelo suavemente y sin más contratiempos que un zumbido enorme que parecía taladrarle los oídos.

Por increíble que parezca un auténtico OVNI acaba de aterrizar sobre el maizal encharcado y aparentemente abandonado. Justo allí mismo, a unos treinta y tantos metros.

Todo aquello parecía irreal y absurdo y a Tony “Charles” Laughton se le ocurrió una idea más absurda todavía. El amuleto de su padre aun estaba guardado en un bolsillo de su manga … y luego estaba lo de la danza. Si le había funcionado a su progenitor ¿Por qué no a él? .

Abrió la escotilla y salió al exterior acariciando el querido amuleto. La luz que irradiaba la nave era tan cegadora que no era capaz de ver nada a dos palmos más allá de donde se encontraba. Tenía tanta prisa que ni se dio cuenta de que no se había desprendido del traje. Tampoco de la rara mochila que lleva en la espalda dotada con dispositivos especiales y un depósito de oxigeno para respirar en circunstancias extremas.

Se escucha un sonido metálico, como un chasquido. La irreal luminosidad que envuelve el aparato se hace más intensa.

Y, de improviso, recortado en medio de la luz cegadora, aparece un extraño ser.

Su altura es enorme, parece vestido con un mono metálico, flexible y

aparentemente, su cabeza es mucho mayor de lo que debería ser, en proporción

al resto del cuerpo.  No se distingue facción alguna en ella y parece reflejar la luz,

fundiéndose en ocasiones con la misma. Parece dotado de manos y pies

extremadamente grandes. Aquella criatura aparenta caminar con cierta dificultad y

comienza a rodear la nave muy despacio y ejecutando extraños movimientos.

Alfonsín se siente, literalmente, en el limbo. Del carro de fuego ha salido un ser

enorme, vestido todo de un blanco refulgente. ¡Y además, de su espalda surgen unas raras protuberancias!, ¡Alas, son alas!. No tiene ninguna duda, aquel cura lo ha descrito a la perfección.

Alfonsín sabe lo que está viendo: ¡Un Arcángel! .

Angelito se ha despertado, tal vez por el fuerte zumbido y observa en silencio.

Al principio ha pensado que estaba soñando.

- Un OVNI esto es un OVNI como los de la serie de televisión del UHF – .

Sin saber muy bien porque, sus manos se aferran a su muñeco favorito.

Gira la cabeza, queda como extasiado y todo interés por lo que está ocurriendo

desaparece por completo.

Desde la ventanilla del coche que ha estado a punto de golpearlos, los ojos mas

enormes, bonitos y grises que ha visto en su vida le están mirando fijamente.

Es una niña preciosa y le sonríe. Parece querer decirle algo.

Él mira su muñeco y lo deja pegado a la ventanilla.

Anita ha observado con curiosidad la criatura que ha bajado del aparato y a continuación ha dirigido la mirada hacia la ventanilla del coche de al lado.

En el R8 todos duermen tranquilamente, excepto ella.  Y no parece impresionada en absoluto.

Aquello lo ha visto en un montón de películas y lo percibe como algo casi

natural. Además, hay otra cosa que le atrae como un imán.

En la ventanilla del coche con el que han estado a punto de chocar hace un

momento, hay un niño. Está vuelto hacia la nave y en su mano sujeta

un muñeco. Y ese muñeco, precisamente, es lo que le llama tan poderosamente la

atención.

A Ángel parecen dilatársele las pupilas. Se siente en tensión pero no asustado.

De la nave ha bajado alguien a tierra y por más que lo intenta no puede creerse lo

que está viendo.

Alicia y sus hijas duermen todavía.

Comenzó a caminar lentamente alrededor del aparato e intento a su manera repetir los cánticos y movimientos que había visto efectuar a su padre. Rodeo la nave un par de veces mientras ejecutaba la supuesta danza mágica ritual y al final se detuvo. Llegaba el turno del golpeteo y Tony pensó que lo mejor era añadir como cosecha propia, el ritmo del “Son of my father” de Chicory Typ le pareció de lo más apropiado.

Golpeteo con sus enormes puños enguantados el fuselaje, con todas sus fuerzas y esa cadencia. El sonido de los materiales de los que estaba fabricada la aeronave se le antojó fantasmal con cada golpe.

El extraño gigante que ha salido del OVNI se detiene súbitamente y se gira hacia la

astronave. Su imagen se recorta en medio de un resplandor insoportable.

Inesperadamente, se escucha un extraño sonido, como unos golpes. Y entonces,

Iker, nota como su pulso se acelera y el ritmo de su corazón parece desbocarse.

Aquello parece ser una secuencia definida, como un código.

- ¿Será Morse? . Juraría que ese lo que sea intenta comunicarse con nosotros – .

La secuencia de sonidos se repite por segunda vez.

Y ocurrió.

En uno de aquellos impactos, el golpe brutal de semejantes puños se transmitió al fuselaje y de este a una determinada placa electrónica. Un contacto se desplazó y quedó firmemente sujeto, encliquetado definitivamente en su alveolo.

La intensidad de las luces comenzó a descender paulatinamente, los ruidos y los zumbidos extraños también.

Milagrosamente, todo parecía volver a la normalidad.

Entonces, aquel gigante extraterrestre pasa por delante de unos pequeños árboles y su sombra se cuela entre las retorcidas ramas. Ángel lanza una exclamación de asombro absolutamente perplejo. – ¡Pero!, ¡Pero! -.

Iker Benítez del Oso siente como una especie de corriente eléctrica recorre su

cuerpo y, tras ella, un hormigueo general.

El periodista que lleva dentro parece implosionar dentro de sí. Sale del coche y abre el maletero. De su interior saca un bloc y un par de lapiceros y comienza a tomar

nota, de todo lo que observa, sin perder detalle. Da la vuelta a la hoja y se pone a

dibujar.

Loco de alegría echó a correr hacia la cabina. Al pasar junto a unos árboles, tropezó y a punto estuvo de caerse. Consiguió enderezarse pero una de las ramas había desgarrado la manga de su traje espacial. Algo cayó al suelo.

Tony, ajeno a todo, se puso de nuevo a los mandos y salió de allí despegando como alma que lleva el diablo.

Iker es un excelente dibujante y ejecuta un bosquejo tras otro, maquinal y compulsivamente, con singular maestría. Las imágenes viajan directamente de sus

retinas a la punta del lápiz sin ser procesadas por su cerebro. Y eso es, sin duda, una verdadera lástima, una auténtica jugarreta del destino.

Porque de haberse fijado más, de haber mirado además de ver, de haber codificado y almacenado su mente correctamente aquello que le transmitían los ojos… la vida de Iker Benítez del Oso hubiese cambiado por completo.

Al concentrase en sus dos últimos dibujos habría observado lo mismo que ha dejado tan perplejo a Ángel y desinteresado completamente tanto a Angelito como a Anita.

Y muy posiblemente, habría entendido la razón de que ambos contemplasen, con tan enorme interés, el muñeco Madelman vestido con el traje de 2001 Odisea en el Espacio que el niño sujeta firmemente ante la ventanilla del coche.

El gigante interestelar, ha pasado caminando por delante de una zona de sombra y desde el ángulo en que se encuentran, todos ellos, han podido ver algo extraordinario en el costado de la nave. Lo mismo que pende en la manga de la escafandra que protege a aquel ser y se puede ver en su casco, algo idéntico a lo que ha dibujado Iker en un rincón de sus dos últimos bocetos, a lo reflejado en sus dos últimas fotos: Un escudo… un precioso escudo adornado con las barras y estrellas de la bandera de los Estados Unidos…

Tony “Charles” Laughton se llevó la sorpresa más desagradable de su vida. Por más que miraba su imagen ante el espejo no podía dar crédito a lo que veían sus ojos. Una de las mangas de su traje estaba desgarrada. – Joder y precisamente esta. ¿Y ahora que le digo yo a mi padre? – .

Había llegado felizmente y sin mayores problemas a su Base en Fort Worth y una vez

allí informo detalladamente sobre el incidente sufrido. Respondidas todas las preguntas y resueltas todas las dudas ante sus superiores, se encontraba en aquellos momentos en su vestuario.

Efectivamente, su manga estaba desgarrada y el famoso amuleto de su padre había desaparecido.- Se va a llevar un disgusto enorme el viejo. Vaya que sí – .

No era para menos, aquel objeto era irreemplazable y se trataba de una auténtica rareza. A Franck Laughton se lo había entregado su padre, muchos años atrás y a este se lo había regalado un auténtico hechicero Apache en señal de profunda amistad.

Una preciosa mañana, tras una terrible tormenta en la que todos los elementos parecían haber sido desatados por el mismísimo infierno, el gran hechicero encontró un extraño cúmulo hincado en la tierra. Parecía una roca pero su forma era demasiado rara y no tenía nada que ver con la composición de los materiales que la rodeaban. El hombre miró al cielo.

Su intuición o sabiduría le indicaban que su origen había que buscarlo mas allá, ¿sería aquello un pedacito de estrella? .

Acertó. Lo que ahora acariciaba con sus manos procedía precisamente de allí, del espacio. Se trataba de un fragmento de meteorito.

Dada su procedencia, el hechicero lo tomo por algo mágico y poderoso.

Al golpearlo se dio cuenta de que era relativamente fácil de manipular y ayudado por sus toscas herramientas consiguió convertir una pequeña parte de aquel meteorito en una especie de burda tablilla.

Después, con sus propias manos había intentado efectuar unas toscas grabaciones en su superficie, un jeroglífico.  Para reforzar y potenciar los poderes mágicos de lo que él ya concebía como un amuleto, eligió como idioma una forma arcaica de la lengua de sus antepasados. En aquel dialecto lo que había esculpido en la tablilla significaba exactamente “Buena Suerte”.

Nadie podría dudar del poder y la sabiduría del gran hechicero Apache pero como esculpidor o grabador, la verdad era que no tenía nada que hacer. Los signos quedaron como quedaron, a medio grabar y desdibujados.

De cualquier manera, tal y como le había quedado la tablilla se la ofreció a su querido y nuevo amigo quien la guardo como un auténtico tesoro.

GUTIÉRREZ

Hundió sus hombros apesadumbrado. Se sentía frustrado y hasta cierto punto

traicionado. Más que una desilusión aquel papel había supuesto un auténtico mazazo. Llevaba años en aquella oficina del gobierno, recopilando información. Lo que había comenzado como un pasatiempo espoleado por la curiosidad se convirtió poco a poco en casi una obsesión. Cientos de páginas de periódicos y publicaciones de todo el mundo lo atestiguaban.

-Y ahora esto, ¡Santo Dios! – .

Remiró por cuarta vez aquella hoja como intentando encontrar algún mensaje oculto, un resquicio, algo a lo que agarrase para acallar la amarga certeza que le iba corroyendo poco a poco.

Las órdenes habían sido claras y concisas: Devolver aquella cámara, el bloc y las fotos a su legítimo dueño.

Se rebeló el carrete y fotocopió el cuaderno. después se depuraron convenientemente sus contenidos arrancando unas hojas de notas, un par de dibujos y haciendo desaparecer dos de las fotografías, negativos incluidos.

El resto tenía que introducirse en un paquete, convenientemente protegido para que no se dañase en el transporte y enviarse a la dirección de un periódico del entorno de Madrid. Todo lo demás quedaría archivado bajo el típico sello de ALTAMENTE CONFIDENCIAL.

Hasta ahí la parte del protocolo más o menos habitual. Lo realmente lacerante era todo lo que había detrás, las autenticas razones para que órdenes e instrucciones venidas de muy pero que muy arriba fuesen exactamente las que eran.

- Así que era esto. ¡Menudo marrón! – .

Se había producido un serio incidente sobre territorio español que a punto había estado en convertirse en tragedia. El ejército del aire se había visto involucrado y para desgracia de todos los testigos eran muy numerosos.

Teléfonos, teletipos, mensajes cifrados y no, se habían entrecruzado de un lado a otro del Atlántico.

Responsables, altos cargos, departamentos y autoridades habían sido convenientemente informados, desinformados, asesorados, instruidos o manipulados convenientemente sobre el particular.

Las órdenes fueron impartidas con enorme celeridad. El factor tiempo corría velozmente en contra.

Había que investigar por supuesto pero también acallar rumores y tapar toda aquella mierda. Simplemente nunca había ocurrido, únicamente si tal objetivo fuese absolutamente imposible de cumplir y como ultima y desesperada solución, desviar la atención y lanzar una enorme y espesa cortina de humo.

Uno de los testigos presénciales, un civil, joven periodista recién escudillado, había efectuado por su cuenta y riesgo una serie de dibujos y fotografías e incluso se había dedicado a entrevistar a todo bicho viviente que encontró a su paso. Aquello parecía

malo, muy malo … solo en un principio.

Tras un profundo y meticuloso análisis de urgencia se llegó a la conclusión de que todos y cada uno de los testigos del incidente lo habían relacionado directamente con el aterrizaje de un OVNI.

Ni más ni menos y eso no era todo, estaban absoluta y firmemente convencidos de que del interior de la nave había salido un auténtico extraterrestre.

El periodista, al parecer de nombre Iker Benítez del Oso, parecía estar tan absolutamente convencido de todo ello que hubiese sido capaz de poner ambas manos directamente sobre el fuego.

Especialistas en la materia, tenían la certeza de que tales ideas sería muy difícil quitárselas de la cabeza a toda aquella gente, por no decir prácticamente imposible.

- Primero hay que intentar, por todos los medios al alcance, negarlo todo y a toda costa. Solo en caso de que sea absolutamente imposible, simulen maniobras de ocultación de datos desviando la atención del objetivo y posteriormente denle a ese periodista todas las facilidades del mundo, eso sí, es muy importante que no sea consciente de ello. Diríjanlo lo más sutilmente posible hacia un objetivo determinado lejos del foco real. Devuélvanle todo su material debidamente censurado con la mayor celeridad. Lo lógico es que piense que esta ante el reportaje de su vida, pues bien, que lo tenga. Cuanto antes salte la noticia a las primeras páginas de los periódicos mejor. Entiéndanlo, es preferible que se siga esa línea de investigación periodística antes de que sea descubierta la autentica verdad. ¡Por Dios, estamos en plena Guerra Fría!, no podemos permitirnos el lujo de cometer errores y mucho menos de dar facilidades al enemigo.

¿Queda claro? . Nos jugamos mucho y no solo dinero en este envite – .

- Pues sí, más que claro transparente – . Gutiérrez resopló disgustado. – Así que todo se reducía a eso. Tantos años estudiando el fenómeno OVNI, venciendo mil y una dificultades y obstáculos, recopilando datos y toda la documentación que caía en mis manos y al final todo parece quedar en unos secretos militares. Al menos en su mayoría.

- Sí, es posible que algún caso sea real y que carezca de explicación científica para nosotros pero lo que es en este asunto todo parece muy pero que muy clarito. ¡Joder, vaya mierda! – .

Un súper sofisticado prototipo, un avanzado ingenio militar casi de ciencia ficción propiedad de los Estados Unidos, una nave ultra secreta, había estado a punto de estamparse contra un Mirage III- D  de las Fuerzas Aéreas Españolas en pleno vuelo.  Posteriormente se había visto obligado a efectuar un delicado aterrizaje de emergencia en pleno desierto de los Monegros … y todo ante una multitud de testigos.

El piloto, gracias a su pericia, experiencia y sangre fría había sido capaz no solo de controlar y posar la nave sino que además consiguió repararla y regresarla a su base justo a tiempo. Desde luego se merecía, al menos, una medalla. Gracias al Señor no había ocurrido ninguna desgracia y ahora tocaba el tiempo de ocuparse de los flecos y zanjar el asunto de una vez por todas.

A Gutiérrez se le iluminaron los ojos y sonrió maliciosamente.

- Creo que tengo la solución a este galimatías. ¿Por qué no?. Después de todo a mí este material no va a servirme ya para nada – .

Recogió su tesoro, arrancó cuidadosamente las hojas de periódico y publicaciones, repletas de anotaciones y subrayados de su propio puño y letra. Después, meticulosa y pulcramente, tal y como era él, fue convirtiéndolas en regulares pelotas de papel casi idénticas.

- Continúa mi obra querido desconocido, sigue la estela, tal vez llegues a donde yo nunca hubiese sido capaz de llegar.  Y no te quejes, el paquete te va a llegar en perfecto estado, con este relleno es casi imposible que sufra ningún percance – .

IKER Y AURELIO

Iker Benítez del Oso lo había conseguido, por fin. Después de mucho trabajo, tirar de innumerables hilos y hacer uso y abuso de casi todas sus influencias lo tenía ante sí y estaba a punto de entrevistarle.

Había merecido la pena tanto esfuerzo, Marco Aurelio fue uno de los pilotos que a punto había estado de colisionar con “su OVNI” como él lo llamaba, aquella intrigante noche de hacia una eternidad.

Tras agradecerle fervientemente que hubiese aceptado recibirle y someterse a la entrevista le paso toda la documentación que poseía sobre el caso. Incluidas sus propias notas y aquel sobre de papel de estraza que tanto le había intrigado y supuesto, desde entonces, para él.

Marco Aurelio lo estudio todo con paciencia y gran interés. De cuando en cuando, hacia una mueca de aprobación o asentimiento. Incluso dejo escapar alguna interjección de asombro o afirmación.

Iker le pregunto si le permitía grabar la conversación mientras iba tomando notas y Marco Aurelio acepto encantado.

Primero le relató amplia y pormenorizadamente lo que había ocurrido esa noche, sus impresiones y las de su sobrino, las vivencias, la sensación de peligro y la preocupación por lo que ocurriría después. también los problemas que tuvieron que afrontar tras todo aquello, los interrogatorios.

- …. Así es que el MOA puede decir lo que quiera, tanto Aurelio como yo supimos desde el principio que lo que vimos no fue Venus, ni mucho menos… – .

El momento clave estaba a punto de llegar, Iker tragó saliva, estaba prácticamente seguro de lo que iba a escuchar a continuación.

Marco Aurelio pareció darse cuenta de ello y le dedico una extraña sonrisa que consiguió desconcertarle. El hombre le miro fijamente a los ojos.

- Yo también he estudiado el fenómeno OVNI, no tan a fondo como usted pero lo he estudiado. Soy plenamente consciente de que está esperando mis conclusiones sobre el particular y sé también lo que espera oír. Sin embargo, me va a permitir que parafrasee una frase y cite, textualmente, otra – .

Iker asintió intrigado.

- …. La primera de ellas la dejo por escrito un tal José Luís Jordán, testigo presencial de la supuesta toma de tierra de un platillo volante en el barrio de Aluche, muy cerca de la madrileña Casa de Campo, el 6 de Febrero de 1966. Trasladándola a nuestras impresiones de aquella noche quedaría más o menos así: Desde el primer momento nos percatamos Aurelio y yo de que lo que teníamos ante nosotros no era un helicóptero, un aerolito o un planeta, pero de ahí a que alguno de los dos interpretase aquello como un vehículo proveniente de los espacios siderales va un largo trecho. No podíamos ni debíamos descartar la posibilidad de que aquello se tratase de una experiencia (por supuesto reservada en grado sumo), realizada por las fuerzas aéreas americanas en nuestra península… – .

Iker Benítez del Oso se quedó de una pieza, evidentemente, aquello no era lo que esperaba ni deseaba escuchar. Su interlocutor continuó.

-La segunda frase, que como ya le he dicho antes, citaré textualmente dice así:

“…Actualmente se encuentran en construcción modelos nuevos de aviones de diseño radicalmente distinto del seguido hasta ahora y estamos entrando en un periodo de técnica aeronáutica en el que comenzarán a aparecer aparatos de configuración poco frecuente y distintas características de vuelo. Los nuevos aviones se remontarán verticalmente, sin necesidad de pista de despegue. Su vuelo será supersónico y probablemente darán a los espectadores la ilusión de tratarse de platillos volantes…” – .

Iker abrió la boca con intención de contestar algo, Marco Aurelio se le adelantó unos segundos.

- … Amigo mío, esta última frase la dijo públicamente el mismísimo Donald A. Quarles, Secretario del Aire de Estados Unidos… ¡El 26 de Octubre de 1955!…. – .

Iker pareció acusar el golpe, se llevó las manos a la cabeza, sacudió este un par de veces y carraspeo pero no se arredró lo más mínimo.

- De acuerdo, como usted diga, pero sé que tengo razón. Yo vi un auténtico OVNI plantarse justo delante de mis narices y de él salió un extraterrestre tan real como usted y como yo, incluso intento comunicarse… – .

- Querido amigo, no se lo discuto. He leído sus notas al respecto y he ojeado sus dibujos y la instantánea que usted mismo disparó aquella noche. De acuerdo, usted vio lo que vio… y nosotros vimos lo que vimos. Es posible que no tuviesen relación ambos sucesos, que fuese todo fruto de la más absoluta de las casualidades, cosas más raras se han visto. Sin embargo, me veo en la obligación de defender nuestra postura. La impresión que obtuvimos tras los hechos, las conclusiones a las que llegamos tras muchos interrogatorios, careos, conversaciones privadas entre ambos y después de muchísimo pensar es la que es y le he comentado. No podíamos afirmar que aquello, fuese lo que fuese, se tratase de una nave extraterrestre. Desde el principio nos inclinamos por una explicación mucho más racional. Ambos fuimos pilotos de aviación militar y aunque pueda parecer que peco de inmodestia, considero que de los buenos y experimentados. Sabíamos que iba el tema … yo respeto su opinión señor Benítez, le ruego tenga usted la deferencia de intentar al menos respetar la nuestra – .

Iker agitó los brazos con vehemencia, desde luego no estaba dispuesto a dar su brazo a torcer.

- ¡Ya estamos otra vez con la hipótesis del arma secreta!…. De verdad, ¿cree usted que si una potencia mundial poseyese la tecnología necesaria para producir semejantes armas podría mantenerlo tan en secreto como hasta ahora? …… o peor aún, ¿se iba a dedicar a exhibirlas tan alegremente? . ¿Seguirían gastando ingentes cantidades de dinero en armamento convencional? . Y una cosa más, ¿continuarían utilizando anticuadas naves para los viajes espaciales disponiendo de tales tecnologías? … – .

Marco Aurelio le miro tristemente al tiempo que se encogía de hombros y afirmaba con la cabeza.

- … Me temo que mi respuesta a todas sus preguntas es sí. Las cosas casi siempre son más sencillas de lo que nos empeñamos en creer. Tenga por seguro que a ellos les interesa y mucho que la gente que piensa como usted sea cuanta más mejor.

En segundo lugar, quiero que entienda que si algo constituye un alto secreto … es un alto secreto … y si ese alto secreto trata de algo de índole militar todavía con mayor motivo.… Por mucho que usted y miles como usted intenten por todos los medios acceder a ello para descubrirlo al mundo. Siempre es posible que alguien cometa un error o se produzca un accidente. ¿Cuántos avistamientos ha habido últimamente? . Yo se lo diré, pocos, muy pocos. Por otro lado, ¿para qué va una potente industria militar a matar moscas a cañonazos?, ¿Y la NASA en sus vuelos espaciales?.

¿De verdad piensa usted que es necesaria semejante tecnología para ganar una

guerra? . ¿Por qué va a derrochar esa tecnología la ingeniería espacial hoy por hoy? . Para lo que hacen y harán en un futuro próximo no les hace falta. Quizás más adelante, cuando lo crean necesario, piensen que ya están preparados o que lo está la mismísima humanidad.

De momento, si poseen tales tecnologías, que seguro que las poseen, las tendrán guardadas y a buen recaudo. En alguna ocasión tendrán que comprobar que sus desvelos y su inversión han dado los frutos apetecidos experimentando con ellas, pero nada más. Mientras tanto intentarán, entre otras cosas, rentabilizar parte de su inversión sacando pequeñas porciones al exterior. Inventos y tecnologías que usted y yo utilizaremos habitualmente en un futuro o que ya disfrutamos actualmente.

En cuanto a las guerras, amigo mío, le ruego que no se lleve a engaño … al fin y al cabo se trata de matar hombres no superhombres ni superhéroes. El ser humano es mucho más frágil de lo que parece …. – .

Iker asintió con tristeza. Lo sabía de sobra, recientemente había perdido a su mejor amigo a causa de una enfermedad degenerativa de índole muscular. El pobre Antonio, su mejor amigo de aquella vieja y lejana “colla” de Rosas, un buen día se había dado cuenta de que no podía ni atarse los cordones de los zapatos. No tenía fuerza en las manos. Asustado acudió al médico. Pruebas y más pruebas, tratamientos y tratamientos. Todo inútil, su enfermedad no tenia cura.

Recordó con enorme amargura la última vez que había estado con él.

Estaba tremendamente delgado, su masa muscular se había degradado hasta dejarle en aquella situación. No podía moverse de aquella silla en la que le había depositado amorosamente su hijo. No podía valerse por sí mismo. Ninguno de sus miembros funcionaba. Necesitaba ayuda absolutamente para todo. So voz era muy débil y le costaba mucho vocalizar las palabras. Los músculos de sus labios también estaban afectados. Únicamente su cerebro funcionaba a la perfección. Era absolutamente consciente de su situación y conocía su destino, su final: Un día, tal vez una noche, los pulmones o el músculo que es el propio corazón se pararían definitivamente. Fin.

Cada mañana, al abrir los ojos se decía a sí mismo: Otro día que estoy vivo. Intentemos disfrutarlo como si fuese el último.

Iker intento animarlo, juntos rememoraron viejos tiempos, antiguas vivencias, desempolvaron recuerdos, incluso consiguió hacerle reír recordando aquella noche en Barcelona en la que el Dani había decidido ejercer de anfitrión tomándoselo tan a pecho que casi termina con ellos. En un momento dado le preguntó: ¿Crees en algo?, Iker sabía que su querido amigo siempre había sido profundamente religioso: ¿Crees que después de esto hay algo más?. Antonio le sonrió: A estas alturas ya no creo en nada.

¿Tiene alguna cura o la puede tener en un futuro más o menos cercano? . Antonio negó levemente con sus ojos: Es posible que un tratamiento a base de células madre … no sé, parece que empiezan a hablar de ello … pero no creo que lleguen a tiempo, pueden pasar años y además la Iglesia está en contra

. ¿Quieres seguir luchando? . Su voz era casi imperceptible: Estoy muy cansado.

- …… La industria en general se mueve por el dinero que gana en cada ejercicio. La industria militar también. Le aseguro que es mucho más productivo fabricar armamento más o menos convencional que lanzar una bomba definitiva que termine con el enemigo rápida y finalmente.

Siempre se saca más beneficio mediante un tratamiento paliativo administrado al paciente durante un prolongado periodo de tiempo que terminando con un cáncer de golpe. Desgraciadamente, lo que mueve la humanidad no es el bien de la misma sino el beneficio que obtiene la empresa de turno, los grandes intereses económicos y comerciales o los grupos de poder y los políticos que comen de su mano. Y tenga en cuenta que hablamos de beneficios: dinero contante y sonante, no de entelequias.

Siento decirlo pero ante el poder la vida no vale nada. Si para conseguir sus fines; para hacerse más rico y poderoso o simplemente para imponer sus ideas, tiene que sacrificar a miles de los suyos, víctimas inocentes e incluso a niños … ese poder lo hará sin que le tiemble el pulso ni pestañear, no lo dude …. – .

Iker se sentía cada vez más molesto, comenzó a golpetear el bolígrafo contra el bloc, se puso en pie y a punto estuvo de apagar la grabadora. Intento pensar en otra cosa, nada estaba saliendo como esperaba. Volvió a recordar a su amigo.

No, no quería pensar en ello, le hacía daño. Siguió escuchando con atención renovada a Marco Aurelio.

- … Siento de veras no regalarle los oídos con lo que usted quiere oír, señor del Oso, yo tengo mi opinión y pienso que es tan válida al menos como la suya. Piénselo, yo fabrico un prototipo y lo exhibo durante un tiempo. ¿Han visto ustedes lo que soy capaz de hacer?, ¿hasta dónde puedo llegar?. Bien, pues ahora me toca esperar a que los demás muevan ficha y mejoren mi tecnología y después vuelta a empezar.          Esa fue la filosofía de la Guerra Fría. …. Y mientras tanto la industria militar en general continúa con su producción a gran escala, sus trabajadores cobran el sueldo y los accionistas y todos los que se mueven a su alrededor sus enormes beneficios… – .

Miro distraídamente hacia la ventana, había comenzado a llover, las gotas resbalaban lentamente por el cristal. De repente todo se había tornado gris.

-…Amigo Iker, estamos hablando de prototipos. Un prototipo vale mucho pero que muchísimo dinero. Una escudería de Fórmula 1 lo crea, condensando toda la última tecnología que es capaz de desarrollar en él, después lo prueba a puerta cerrada y sigue invirtiendo dinero. Un buen día lo saca a la luz y lo luce en los circuitos de todo el mundo. Al final la escudería de la competencia lo copia o intenta copiarlo y volvemos al principio. Un prototipo como ya le he dicho cuesta mucho dinero, en él van incorporados los últimos avances tecnológicos y los mejores hallazgos, pero se fabrican unos pocos. Esos prototipos que nosotros vemos, ganan o pierden en un circuito y una pequeña parte de su tecnología se incorpora con cuentagotas en los vehículos que después salen a la venta. Pero, ¿ha visto usted prototipos circulando por las carreteras convencionales?, ¿Concibe usted un prototipo de esas características produciéndose a gran escala en una gran cadena de montaje

industrial? . No, querido Iker, el costo sería brutal, desproporcionado, absolutamente prohibitivo …. – .

Iker había tomado con enorme ternura las manos de su amigo y le había mirado directamente a los ojos: ¿Merece la pena seguir luchando? . Un susurro: me temo que ya no. Sabes que te quiero como al hermano que nunca tuve, que eres, ha sido siempre y serás mi mejor amigo. Una sonrisa: Lo sé. Iker intento medir las palabras pero le salieron del corazón, de lo más profundo del alma: Antonio, si yo fuese tú, te lo digo con toda la sinceridad del mundo, si yo fuese tú … dejaría de luchar, creo que me habría merecido sobradamente un descanso … el descanso.

Antonio le sonrió dulcemente.

-… La tecnología siempre va infinitamente por delante de lo que cualquier ser humano de a pie conoce o le permite conocer. Esos adelantos saldrán a la luz muchos años después, tal vez décadas. ¿Cree usted que el gran Julio Verne fue un visionario o un profeta? . No Iker no, yo estoy convencido de que ese genial escritor supo rodearse de sabios y científicos. Fueron sus enseñanzas y conocimientos los que volcó e incorporó a sus relatos y novelas con singular acierto… – .

Se levantó nervioso, necesitaba andar, relajarse. Escucho los últimos argumentos paseando por la habitación, sacudió la cabeza. – O sea, usted es de los que piensan que estamos solos en el universo, que no hay nadie más ahí fuera … – .

- No querido amigo, yo no he dicho tal cosa, simple y llanamente he pretendido explicarle lo más claro posible cuál fue nuestra opinión sobre lo que vimos aquella noche y las conclusiones a las que llegamos. No pretendo convencerle con mis argumentos, son míos y me temo que intransferibles. Soy plenamente consciente de que no voy a influirle en su forma de pensar, ni tan siquiera lo intento. ¿Otros mundos?, ¿otras tecnologías?, ¿vida extraterrestre inteligente?, ¿alguno de los avistamientos que se han efectuado a lo largo de la historia se trataba, efectivamente, de auténticos OVNIS?. No lo sé, no podría afirmar lo contrario. ¿Quién sabe?, después de todo el universo es inmenso y al parecer Jesucristo quiso dejarlo bien claro, según las Sagradas Escrituras: “… En la casa de mi Padre hay muchas moradas…” (Juan14, 2)  o también : ….  “Tengo otras ovejas que no son de este aprisco…” (Juan 10, 16) – .

Iker Benítez del Oso apagó su grabadora. Era cierto que no había esperado escuchar aquellas palabras de su entrevistado, pero tales argumentos ya los había oído innumerables veces. Él seguiría pensando cómo pensaba, allá cada cual con sus creencias. Cada uno es o debería de ser libre para elegir su verdad.

- Le estoy sinceramente agradecido por su atención y su paciencia señor Marco Aurelio. Ha sido usted tremendamente amable al recibirme y concederme su tiempo. Es cierto que tengo una opinión sobre estos asuntos que difiere enormemente de la suya pero quiero que sepa que respeto profundamente sus opiniones, aunque no las comparta – .

- Soy consciente de ello y de que lo dice de corazón. A estas alturas de la vida uno cree saber ya a qué atenerse con respecto a las personas y opino que usted es una de las que merece la pena conocer y tratar. Espero que sigamos en contacto. Por mi parte, quiero que sepa que aún conservo mis amistades e influencias. Si me enterase de algo o recibiese cualquier información que yo entendiese podría serle de utilidad, no dude en que me pondré en contacto con usted para hacérselo saber. Tome mi tarjeta … – .

Se quedó gratamente sorprendido, después de todo aquella entrevista no había sido del todo en balde. Aquel hombre le agradaba. Deposito en la mesa una de sus tarjetas personales y sonrió.

-… Puede que este sea el principio de una grata amistad … – .

- Caramba Casablanca, Ja, ja… usted parece un auténtico pozo de sorpresas… De acuerdo querido amigo, así sea. ¡Ah!, y la próxima visita procure que sea más larga y avisarme con más tiempo. Me gustaría invitarle a comer, todos dicen que cocino una paella como para chuparse los dedos… – .

- Amigo Marco Aurelio, ahí sí que acaba de tocar uno de mis puntos más sensibles. Venero la comida bien hecha y una buena paella es una tentación que ni soy capaz de vencer ni estoy dispuesto a hacerlo. Cuente con ello… – .

Se dieron un fuerte apretón de manos.

En la calle seguía lloviendo y sin embargo a Iker ya no le parecía que todo fuese tan triste, tan gris.

Tres días después de la última visita a su amigo Antonio, sonó el teléfono.

- Antonio murió anoche mientras dormía, no ha debido de darse cuenta de nada y tampoco creo que haya sufrido – . – Gracias a Dios, descanse en paz – .

Ya descansas en paz querido amigo….

EPÍLOGO

EPÍLOGO

El 29 de Marzo del 73 terminaba la retirada de tropas americanas del Vietnam.

Estados Unidos había perdido la guerra. Para entonces 57.685 estadounidenses habían resultado muertos, unos 153.303 heridos y, según estimaciones más o menos actualizadas, 2.500 todavía permanecen desaparecidos.

Atrás queda la fotografía del fotógrafo coreano Nick Ut premiada con el Pulitzer 1973:  La pequeña niña sud vietnamita de nueve años Kim Phuc, desnuda y con los pies envueltos en llamas, huyendo aterrorizada de los efectos del napalm con que un avión de Vietnam del Sur bombardeó su pueblo Trang Bang.

También los defoliantes, la divulgación de las atrocidades cometidas por el ejército estadounidense en dicha guerra, la controvertida publicación de los “Papeles del Pentágono” (Documentos del gobierno de Estados Unidos relativos a la situación Vietnamita), los poderosos movimientos pacifistas liderados entre otros muchos por Bob Dylan, Janis Joplin, John Lennon o Jane Fonda, las grandes marchas y las manifestaciones en contra de la guerra.

El Presidente Salvador Allende, murió el 11 de septiembre de 1973 en la Casa de la Moneda. Fue una víctima más del golpe de estado ejecutado por Pinochet en Chile. El General Augusto Pinochet, traicionó a su pueblo y a quien hasta el último momento le creyó leal: su Presidente Salvador Allende. “El Puma” Pinochet abanderó un golpe militar e instauro una sangrienta dictadura bajo su mando. Aquel mismo año fueron asesinados 1.823 civiles, entre ellos Víctor Jara.

Salvador Allende se suicidaría aquel mismo día, en defensa de su honor, en medio del asedio militar.

El 20 de diciembre de 1973, el Presidente del Gobierno Español Almirante Don Luís Carrero Blanco, saltaba literalmente por los aires víctima de un mortal atentado de ETA.  El que parecía destinado a ser el delfín de Franco murió en uno de los atentados más salvajes que se recuerdan.

A las 9,30 de la mañana tres minas anticarro colocadas bajo Claudio Coello, céntrica calle madrileña, catapultaban a más de 20 metros el Dodge del Presidente del Gobierno. El vehículo chocó con una cornisa de un edificio de cinco pisos, rodó por el tejado y fue a caer convertido en chatarra sobre la terraza del patio interior del Convento de Jesuitas donde minutos antes Carrero, según su costumbre, había recibido la comunión. López Bravo, que había asistido a la misma Santa Misa y se encontraba en el interior del templo creyó en principio que se trataba de un terremoto. Afuera un enorme socavón de unos 10 x 7 metros, interrumpía la calle y se llenaba de agua.

Richard Nixon se vio forzado a dimitir ante el mayúsculo escándalo desatado por el tristemente famoso Caso “Watergate”. El 17 de junio de 1972 se produjo el allanamiento de la sede central del Partido demócrata (en el edificio de oficinas Watergate), con el fin de realizar escuchas ilegales. En marzo del 74 el Gran Jurado Federal consideró al presidente copartícipe, sin cargos formales, en una conspiración para obstruir la acción de la justicia en la investigación del escándalo.

En la tarde del 8 de Agosto de 1974, Nixon anunciaba su dimisión. Le sucedió, como presidente de los Estados Unidos, Gerald Ford.

La Guerra de Vietnam, finalizo en 1975.

El Generalísimo y Caudillo Francisco Franco Bahamonde, fallecía, según el parte del equipo médico habitual y el lloroso Carlos Arias Navarro, un 20 de noviembre de 1975.

Aurelio murió joven, víctima de un desgraciado accidente. A su familia la acogieron gustosamente sus tíos Marco Aurelio y Amparo. Hoy viven todos juntos

y en buena armonía en El Perelló. A muchos les recuerdan a la “Gran Familia”.

Ángel falleció en el 89 víctima de un cáncer. Su recuerdo, influjo y cariño permanecen, aun hoy, vivos en el corazón de los suyos y también entre quienes le conocieron o trataron. ¿Será eso un trocito de vida eterna? .

Alicia gracias a su entereza, amor sin límite y enorme valía tomó las riendas de la familia y el testigo de su marido valerosamente, con pulso firme y enorme acierto.

Hoy vive rodeada de sus hijos, yernos, nuera y nietos. A poco que se descuide la harán más pronto que tarde bisabuela.

Richard Nixon dejó este mundo el 22 de Abril de 1994 en la Florida (EE. UU.).

Doña Pura descansó en el Señor, habiendo recibido los Santos Sacramentos y la Bendición Papal, por supuesto, en el 2004 a los 101 años de edad. Se mantuvo fiel a sí misma hasta el final. Ya se sabe: Genio y figura hasta la sepultura.

Antonio Martínez nos dejó en el 2005 a causa de un infarto de miocardio. Su cuñado Carlos Molina está convencido de que su “sanguijuela particular”, como él le llamaba, la palmó reventado de tanto comer, beber y chuparle la sangre. Su mujer, a la sazón hermana de Antonio, por supuesto no comparte dicha opinión.

Pilar y su hijo Julito, dignos sucesores de la saga familiar, siguen viviendo a costa de los Molina mientras dure.

Anita está casada con Angelito y junto a sus hijos llevan su vida aparte y feliz.

Augusto “Puma” Pinochet dejo el reino de los vivos liberándolo de su atroz tiranía el 10 de Diciembre del 2006.

Tony “Charles” Laughton vive su dorado y merecido retiro en su rancho de

Ruidoso, rodeado de todos los suyos. Nunca se ha olvidado de su querido

amuleto. Lleva buscándolo desde entonces, incluso ha llegado a visitar España en varias ocasiones con toda su familia, sobre todo en vacaciones de verano.

En el transcurso de uno de aquellos viajes y después de mucho investigar, de recabar informaciones y datos, logró dar con el paraje exacto donde había conseguido aterrizar su nave aquella aciaga noche. Se encontró los alrededores de aquel maizal abandonado convertidos en una auténtica urbanización. No les gustó nada en absoluto, les pareció vieja, mal construida y además estaba situada en medio de un auténtico secarral.

La última vez que tuvo noticias de la querida y añorada tablilla de su padre, quedó absolutamente perplejo y a punto estuvo de tirar definitivamente la toalla. Según su fuente (que le fue presentada como digna de toda confianza, aunque ahora Tony albergue sus serias dudas), la pieza permanecía escondida en un rincón recóndito y secreto del mismísimo Palacio del Pardo.

Iker Benítez del Oso entró en la habitación que le hacía las veces despacho con un gran tazón de café con leche humeante en una mano y un enorme cruasán en la otra.

Deposito todo cuidadosamente junto al ordenador. Removió con la cucharilla al tiempo que observaba de reojo la pantalla de plasma. Se escuchó un sonido característico. Acababa de recibir un e-mail. Pulso las teclas correspondientes distraído. Recibía cientos de correos cada día.

Unto el cruasán en el café con leche con fruición, lo llevo a su boca y empezó a tragar.

Le falto muy poco para atragantarse, abrió los ojos desmesuradamente al tiempo que tosía estruendosamente.  La imagen que aparecía en el monitor era casi perfecta, se veían claramente los trazos a lápiz de un dibujo. Parecía estar ejecutado sobre un papel cuadriculado, un bloc.

Abrió la boca asombrado.

- ¡La madre que me parió!, ¡No te jode! … ¡Este dibujo es mío… y este otro… y estas dos fotografías también! …coño, no me lo puedo creer… estos dibujos y estas fotos son…. Tienen que ser….los que me habían desaparecido, los que fueron requisados. Amplió la imagen y volvió a ampliarla de nuevo… ¡Santo Dios, ¿Qué es esto?! … pero no puede ser, ¿Qué es lo que dibuje aquí yo? …¿y aquí? … Y es lo mismo que se ve en las dos fotografías… ¡Santo cielo, no es posible! … ¡No puede ser posible! – .

Al resto de los personajes de esta historia no les afectaron, en absoluto, los

extraordinarios sucesos acaecidos aquel 15 de Agosto de 1973, festividad de la

Asunción. Unos porque no se enteraron de nada, otros prefirieron no ver, alguno

hubo que no quiso oír y muchos prefirieron callar.

La gran mayoría de ellos eligieron simplemente olvidar.

El resultado del proyecto iniciado en 1973 bajo el nombre clave de “Have Blue” fueron dos prototipos XST (Experimental Tactical Stealth), los definitivos fueron construidos en 1975. Su primer vuelo fue a mediados de 1977. Ambos se estrellaron poco después pero sus resultados fueron satisfactorios. En 1978 se dio luz verde a la construcción, mediante un contrato ganado por la empresa Lockheed Advanced Development Proyects de California, de su primer descendiente directo: El famoso

F-117 Nighthawk. El primero voló en Junio de 1981 desde la base aérea secreta de Groom Lake (supuesta Área 51). El primer F-117 fue probado en 1982. Su existencia no fue reconocida hasta 1988 cuando se publicó el hallazgo de los primeros restos, encontrados tras un accidente. Su debut en combate tuvo lugar durante la invasión de Panamá pero fue durante la Guerra del Golfo donde consiguió rebasar todas las expectativas. Durante la crisis de golfo Pérsico los aviones indetectables Lockheed F-117 iniciaron la operación Tormenta del Desierto en el amanecer del 17 de Enero de 1991. Tomo parte activa con enorme éxito en la guerra de Bosnia en 1995. Durante el conflicto de Kosovo, el 27 de marzo de 1999, se reconoció oficialmente el primer derribo en combate de un F-117, a manos de la artillería serbia. En estos momentos están siendo construidos las nuevas generaciones de aviones Stealth invisibles al radar: el bombardero B-2 Spirit y el famoso F-22 Raptor.

Gizmo y Los Gremlins, saltaron a la fama de la mano de Steven Spielberg como

Productor y Joe Dante como Director, en sendas películas: Gremlins (1984) y

Gremlins 2 (1985).

FIN

1973

1973

ESPAÑA

España, para bien o para mal, seguía siendo diferente. Todo parecía estar en transformación, en cambio, y hasta entrar en colisión.

Vivíamos el tardofranquismo, todavía bajo el puño de hierro del Generalísimo Francisco Franco Bahamonde pero hasta su presión parecía querer ceder, al menos, algún grado: El 9 de junio Franco abandonaría la Jefatura del Gobierno.

Los españoles nos debatíamos entre la férrea dictadura y las ansias de libertad, entre la pobreza o el atraso al signo del bienestar e incluso el despilfarro, entre el hambre canina y la dolce vita al alcance del españolito medio, entre el proverbial oasis y las sombrías sorpresas.

Aquí también sufríamos el terrorismo: ETA se empeñó en hacerse notar a principio y a finales de año, sobre todo y brutalmente a final de año. El FRAP, La Extrema Derecha Española y sus Guerrilleros De Cristo Rey también dejaron tarjetas de visita.

POLÍTICA

En España vivíamos bajo la dictadura de Su Excelencia, Jefe del Estado y Generalísimo Señor Don Francisco Franco Bahamonde, su Régimen autoritario-represivo de derechas y todo el aparato que le rodeaba.

Y como en toda dictadura que se precie corrían tiempos duros para la política, sobre todo si las inquietudes o simpatías de cada cual se aproximaban a la izquierda más o menos radical: léase Partido del Trabajo, Maoístas, Larga Marcha, Comunistas…

El derecho a la huelga o manifestación no se reconocía, los partidos políticos tampoco. La lucha contra la dura represión del régimen franquista se libraba en el tajo, las aulas y la calle.

Huelguistas y manifestantes terminaban, casi siempre, estrellados contra una sólida barrera de temidos grises montados o no a caballo. Sus cruentas porras marcaron profundas huellas en la carne y el alma de muchos.

Eran tiempos de asambleas de universitarios y camaradas proletarios, de citas de Marx, Trostky e Himno de la Internacional brotando de gargantas enaltecidas. También de parias de la tierra y esclavos sin pan intentando levantarse y de hombres hermanos de hombres con el brazo en alto y el puño cerrado, clamando a los vientos por sus derechos y libertades, en lucha contra la opresión.

Fue, aquella, época de pisos francos, golpes, detenciones y multicopistas echando humo editando panfletos revolucionarios, clandestinos que luego serian repartidos bajo riesgo cierto de cárcel en fabricas y facultades.

Los vencedores habían sido otros y se aplicaban en recordarlo cada día. Estar en el bando de los vencidos o atreverse a pensar como ellos se cobra forzosamente su alto precio.

La derecha se mantenía en una piña, cohesionada, apoyándose y defendiéndose unida, ¡todos a una!. ¿Y la izquierda?, ¡Ay la izquierda!. Nuestra izquierda parecía ir a lo suyo, dividida y lanzándose puyazos a sí misma cuando no sacándose los ojos o estampándose mutuamente los sesos hasta esparcirlos por el suelo.

Como ya hizo durante la II República, en el Golpe de Estado, militar por supuesto, que nos vendieron como Alzamiento Nacional y que acabo con el sueño de una legalidad libre, democráticamente elegida y establecida, como en el transcurso de la Guerra Civil, como en la Posguerra…Como casi siempre.

Tu estira de la estaca por aquí que yo la estiraré por allá y de paso intentaré ponerte una zancadilla, a ver si te caes de bruces.

Miedo o ira, rojo o azul, izquierda o derecha, Abel y Caín, las mismas eternas dos Españas frente a frente.

Mientras, el poderoso haciéndose cada vez más poderoso, los poderes fácticos imponiendo su ley, el patrono explotando y sobreexplotando al obrero, el rico tanto más rico cuanto más pobre hacía al pobre, cada uno a ocuparse de sus cosas y al que no esté de acuerdo, se queje, se cantee o simplemente lo intente, palo, reja y tentetieso. Todo atado y bien atado por la gracia de Dios.

Y, en medio de todo aquel barullo, sobresalió una buena parte de la juventud de este país y se sumó a la lucha. Comprometidos, concienciados políticamente, con ideales,

sueños, ansias de libertad, de igualdad y sobre todo pasión.

Pasión por la vida, la justicia social, la lucha contra la opresión y un inequívoco afán de cambio. Por sus venas corría una excitante mezcla de idealismo, búsqueda de sí mismo y de otras verdades distintas de la oficial, quimeras, respeto, amor libre, lecturas más o menos arriesgadas, canutos, largas melenas, bigotes excesivos, pantalones acampanados y una, hasta cierto punto, estimulante sensación de incierto peligro. Juventud divino tesoro.

En nuestro país no existía la libertad de expresión en ninguno de los órdenes, libertad de prensa menos. De todo ello ya se ocupaban la censura omnipotente y omnipresente, la asombrosamente ubicua Social (policía secreta)…y la dinamita. En 1971 el Ministerio de Información y Turismo clausuraba el diario Madrid amparándose en supuestas irregularidades administrativas pero no era suficiente: en abril de 1973,

80 kilos de dinamita volaron, oficial y extraoficialmente, su sede. Como dijo Jaime Campmany: “Ha sido como el final de la destrucción de uno de los templos de nuestra libertad de informar, de opinar, de leer”. En abril de aquel año el mundo se enteró, de forma harto espectacular, de la liquidación de un periódico por causa de fin de temporada liberal.

Tampoco disfrutábamos de libertad de asociación, al menos legalmente, salvo que se hiciese dentro del marco del Sindicato Vertical (de derechas claro, bajo el yugo de la patronal y el único oficial que existía) o en alguna de las asociaciones afectas al régimen.

Libertad de opinión o pensamiento, bien mirado, sí que había. Cada uno podía pensar y opinar lo que quisiese siempre y cuando lo guardase para sí mismo. Exponerlo públicamente era ejercicio en exceso arriesgado so pena de hacerlo en el más estricto ámbito familiar o el mas intimo de los círculos y con sumo cuidado, andándose con pies de plomo que uno nunca sabía con quien se estaba jugando los “cuartos”……. o la libertad.

ÁMBITO SOCIAL

Por lo general, el sufrido españolito de a pie se había adaptado a su entorno, vacunado como estaba por la Guerra Civil y procuraba mirarse su propio ombligo, entregándose con denuedo a la dura lucha por la supervivencia diaria. Unos se olvidaban de veleidades políticas o sociales y los otros comulgaban gustosamente con el orden establecido.

Para la inmensa mayoría ya era suficiente con sacar adelante a los suyos y pagar las letras del pisito, los electrodomésticos, el coche familiar y los estudios de los hijos (a ser posible en colegio de pago con curas o monjas al timón).

Aquí cada uno miraba por lo suyo. Los pequeños comerciantes de un país como el

nuestro, en tránsito hacia la sociedad de consumo, comenzaban a observar con suspicacia la presencia de una nueva raza de competidores: Los Hipermercados, familiarmente conocidos como Híper.

Por su parte, los monopolios nos aconsejaban fumar menos, viajar en tren en Primera Clase, poner más octanos en el combustible y usar el teléfono Góndola que quedaba más Antonioni.

Definitivamente corrían buenos tiempos para el pluriempleo y mucho más si la familia era numerosa. Y de esas había muchas ya que el Régimen se encargaba de potenciar y hasta premiar tan sana costumbre.

LA IGLESIA

El poder fáctico de la Iglesia Católica se mantenía intacto en la práctica totalidad de los ámbitos de aquella España nuestra y seguía siendo palpable y absoluto. Todavía se podía sentir del vientre materno a la pila bautismal, desde la Primera Comunión al cachete (con renuncia a los pecados de Satanás, a sus pompas y vanidades) de la Confirmación. De la Confesión a la Penitencia, del altar del Matrimonio hasta que la muerte os separe y lo que ha unido Dios que no lo separen los hombres al Santo Sacramento de la Extremaunción cuando te alejabas de este mundo cruel en busca de otra vida mejor y supuestamente eterna.

Su influencia continuaba impregnándolo todo, del primer catecismo en el más tierno parvulario cara al sol hasta la más grandiosa de sus catedrales.

Desde la primera cartilla escolar a la más pequeña e inocua de las publicaciones, del más recóndito plato de cine, televisión o el más perdido de los escenarios teatrales hasta la más lejana de las ondas hertzianas.

No se libraba ninguna de las artes, las ciencias o de las letras de tamaña inquisición Nacional Católica.

Aquella Santa Madre Iglesia Católica, Apostólica y Romana seguía viviendo tiempos de gloria y esplendor. Enraizada, entretejida, incardinada, enrocada y en aparentemente perfecta simbiosis con el régimen dictatorial de Franco.

En su gran mayoría formaba parte entusiasta de su cohorte, protegiendo, admirando, reverenciando y venerando bajo palio a su Caudillo desde la Sacrosanta Cruzada por Dios y por España. Y sin embargo estaban surgiendo los problemas, las fricciones y aunque todo intentaba ser igual parecía ser distinto. ¿O no?.

Por un lado estaba el asunto del concordato firmado entre la Iglesia y el Estado español veinte años atrás, este ya no respondía a la situación socio-religiosa del país. Aquellas normas se habían quedado caducas.

Incluso dentro de la Iglesia se enfrentaban dos tendencias: Una fuertemente tradicional anclada en el pasado y mirando con extrema suspicacia cualquier novedad por mínima que esta fuese. La otra, partidaria de un aggiornamento en busca de una libertad que creían necesaria para ser fieles a su finalidad evangelizadora y desligarse así de cualquier atadura de poder.

Surgieron los curas obreros y lo que es peor, una corriente contestataria y hasta cierto punto radical de clérigos, en su mayoría jóvenes, unidos a militantes laicos deseosos de un mayor compromiso con la problemática político-social que desde hacía años conmovía este país.

Un jesuita, el padre Diez-Alegría, saltó entonces a la palestra publicando su

Best-Seller: ¡Yo creo en la esperanza!. Aquello no gusto nada en determinados sectores y se armó la marimorena: fue vetado en conferencias, actos públicos y criticado ampliamente por la prensa Vaticana. Al final, Diez-Alegría se retiró momentánea y voluntariamente de la Compañía de Jesús y se refugió, entre emigrantes y mendigos, en el madrileño Pozo del Tío Raimundo junto a otro jesuita que rompía moldes y esquemas: el padre Llanos.

Para terminar de salpimentar el guiso, tanto el episcopado como el pueblo fiel soportaban apenas sus graves contradicciones internas. En la jerarquía Obispal coexistían obispos que fueron dados en llamar “halcones”: el Cardenal Primado Monseñor González Martín o Monseñor Guerra Campos, con Obispos “palomas”: Monseñor Enrique Tarancón, el Arzobispo de Barcelona Doctor Juban o Monseñor Setién entre otros.

La cosa se puso lo bastante fea como para que algunos comandos de extrema derecha agrediesen de palabra y obra a sacerdotes y jerarquías de la Iglesia por su deseo de desvincularse de la identificación con el estado Español vigente desde la Guerra Civil. Incluso hubo algún Ministro que llego a señalar que estaban dispuestos a revisar el Concordato con la Santa Sede y Monseñor Tarancón le contesto que la Iglesia también podía hacer lo mismo. Al final todo quedaría en agua de terrajas.

Los buenos oficios de don Laureano López Rodó como Ministro de Asuntos

exteriores, Monseñor Agostino Cassaroli titular de la “Secretaria para los Asuntos Públicos de la Iglesia” y el Nuncio de Su Santidad Pablo VI: Monseñor Dadaglio,

consiguieron retomar las aguas a su cauce natural. Finalmente, los textos aprobados

por la Asamblea Episcopal Española quedaron “tibios” tanto para los cristianos

radicales de izquierda como los de derecha. Al fin y al cabo el episcopado se

manejaba en un signo más bien conservador o por lo menos moderado y el

Catolicismo Español siguió manteniendo su carácter marcadamente tradicional

LA MUJER

En lo concerniente a la situación de la mujer en aquella sociedad machista profunda era la que era pero había comenzado tímidamente su transformación.

Según se ocupaban de enseñarnos desde la más tierna infancia su origen fue una costilla de Adán (el divino hacedor, fuese quien fuese, se adelantó prodigiosamente a su tiempo practicando la clonación con singular acierto).

Así es que, por un lado y partiendo de esa base, lo que seguía esperándose de ella y el lugar que se supone le correspondía era más de lo mismo y a saber:

Madre amantísima, pilar, sostén de la Patria y guardiana de sus esencias, fértil vientre procreador de futuros cristianitos españoles, abnegada trabajadora de sus labores propias del hogar o del Servicio Social, compañera fiel, sumisa y tantas veces sufrida portadora de los cuernos que le ponía su amado esposo.

Señora de su señor y santa esposa, educadora tenaz y entregada de la prole, eficaz administradora de las familiares finanzas, “jefa de la casa”, paño de lagrimas, reposo y tantas veces diana o punch de boxeo de su guerrero.

La mujer era plenamente consciente de donde estaba su sitio: en casa y con la pata quebrada salvo que su caballero feudal condescendiese en sacar a pasear a la “parienta” por la calle, presentarla en sociedad o ejercitar las relaciones sociales.

La mujer casada necesitaba autorización del marido para montar un negocio por ejemplo o simplemente para hacer un contrato de cualquier tipo, incluso para el de la luz o el teléfono.

Existía a pesar de todo y en extraña cohabitación otra vertiente de la realidad, otras caras del mismo prisma: se anunciaba oficialmente que casi 200.000 españolas tomaban la píldora.

En nuestro Documento Nacional de Identidad empezaba a figurar la categoría de “separada” con los mismos derechos que “casada” o “soltera” y un sacerdote español, Díaz Moreno, denunciaba el problema moral de los 30.000 abortos anuales que, supuestamente, se producían en nuestro país.

LOS DEPORTES

Urtain y el boxeo, Buscato, Santillana y Estrada en Baloncesto, Paco Fernández Ochoa y su medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sapporo, El Tour de Francia ganado por Luís Ocaña ante un Pulidor hundido y un Eddy Merck ausente de la prueba, Ángel Nieto en motociclismo. La verdad es que no faltaron estrellas españolas en los palmares de ese año.

Sin embargo, uno era sin duda el deporte rey, tal y como lo es hoy: El Fútbol.

El mundo del balompié estaba que ardía aquel 73. La contratación de futbolistas

extranjeros, convirtió el mercado español en una nueva quimera del oro.

LOS TOROS

La Fiesta Nacional brillaba en todo su esplendor. Aquellos primeros espadas levantaban pasiones tanto dentro como fuera de España. A su alrededor se movían intelectuales y artistas. Los toreros brillaban con luz propia, citemos alguno de tan afamados diestros, por aquel entonces en la cresta de la popularidad: Luís Miguel Dominguín, Santiago Martín “el Viti”, Antonio Bienvenida, Curro Romero, Paco Camino, Rafael de Paula, Julio Vega “Marismeño”, Raúl Aranda, Francisco Rivera “Paquirri”, Sebastián Palomo Linares, El Niño de la Capea, y como no Manuel Benítez “El Cordobés”.

En el lado negativo las dramáticas imágenes de la cogida mortal en la madrileña Plaza de Las Ventas del banderillero Joaquín Camino, hermano de Paco Camino y miembro de su cuadrilla, dieron la vuelta al mundo.

EL CINE

En España el Séptimo Arte, alcanzaba altos grados de esquizofrenia paranoide con desdoblamiento de personalidad. Por un lado la escalada del cine nacional y sus censuras. Por otro las versiones eróticas de películas españolas filmadas para el extranjero (en Santiago de Compostela se llegó a pasar por error una de aquellas cintas destinada a la exportación: Las Melancólicas. Tremendo escándalo).

Y en el otro extremo del triángulo Le Dernier Tango á Paris (El Último Tango en Paris) de Bernardo Bertolucci, protagonizada por Marlon Brando y María Schneider.

La famosa escena de la mantequilla reinventaba la emigración de los españoles … Pero esta vez camino de Perpignan, Ceret y Le Boulon entre otras ciudades francesas reconvertidas en centros de peregrinaje para españolitos a la búsqueda casi compulsiva del visionado de películas “indecentes”. El éxito de este filme fue tal que el 31 de Marzo de aquel año, más de cinco mil coches con matrícula de Barcelona cruzaron la frontera con Perpignan y convirtieron su sala del mismo nombre en un centro cinematográfico mundial.

De cualquier modo, si había un lugar donde soñar, viajar con la imaginación, conocer otros mundos o lejanas gentes y evadirse de la realidad viviendo otras vidas, este se encontraba sin duda allí, entre las cuatro paredes, el aparato proyector, el patio de butacas, la blanca pantalla y la mágica oscuridad de una sala de cine.

Las había de tres clases: Estreno, Arte y Ensayo y Reestreno.

Las películas comenzaban siempre con el NODO, noticiario y pura propaganda franquista: consignas, auto bombo y autocomplacencia de Caudillo, Ministros y aparato franquista, cortes de cintas en pantanos, paradores nacionales e inauguraciones varias.

Y sin embargo también había un pequeño hueco para las notas de sociedad, el mundo de la cultura, la crónica de artistas de diversas índoles incluidas estrellas internacionales y breves apuntes de los tipos, usos, costumbres, folclore, acaeceres y tipismos propios de la rica diversidad de los pueblos de España.

Visto desde la perspectiva actual, y guardando las necesarias distancias tanto sus archivos como los de Televisión Española constituyen un valiosísimo documento de primera mano y primer orden para conocer nuestra historia más o menos cercana, más o menos presente.

Por cierto, el edificio del NODO estuvo a punto de desaparecer físicamente ese año a causa de una asombrosa explosión de gas en la madrileña calle de Joaquín Costa. Afortunadamente y a pesar de estar tan cerca de la catástrofe no fue afectado y la empresa cinematográfica pudo seguir poniendo el mundo al alcance de los españoles con pasaporte en regla y servicio militar obligatorio cumplido.

¿Qué se veía en nuestras pantallas en aquel año 1973? . Pues un poco de todo, como en botica. La producción española era de lo más variada. Entre nuestros cineastas el cine de terror alcanzó gran predicamento y actores como nuestro incombustible Paul Naschy se codearon con el mismísimo Christopher Lee, el Drácula por antonomasia: Drácula 73, La novia ensangrentada, Drácula contra FranKenstein, Pánico en el Transiberiano, El Castillo de Fu Manchú, La furia del Hombre Lobo, La Campana del Infierno, El jorobado de la Morgue, Ceremonia sangrienta o La Rebelión de los Muertos son algunos ejemplos.

Nuestro Espagueti -Western made in Almería y similares parecía estar en pleno apogeo, bien en régimen de producción o de coproducción: También los Ángeles comen judías, Yo los mato tu cobra la recompensa, Tedeum, Una ciudad llamada Bastarda, Abre tu fosa llega Sartana…Clint Eastwood, Jack Palance, Lee Van Cleef, Giuliano Gemma, Bud Spencer entre otros muchos actores y actrices internacionales se pasearon por nuestros platos cinematográficos.

La comedia a la española recogió aquel año una buena cosecha: Las juergas del señorito, Horror Story, La Descarriada, A mí las mujeres ni fu ni fa, Una monja y un Don Juan, Un beso en el puerto, El abuelo tiene un plan, Lo verde empieza en los Pirineos, Manolo la Nuit, Le llamaban la Madrina…Peret, Manolo Escobar, José Luís López Vázquez, Alfredo Landa, Lina Morgan, Los hermanos Calatrava…

Hubo también producciones más o menos comprometidas como La Duda, Casa Flora, La Guerrilla, Don Quijote cabalga de nuevo, Flor de Santidad, El niño es nuestro, La casa sin fronteras.

También Ana y los Lobos, No encontré rosas para mi madre, Separación Matrimonial, La chica del Molino Rojo, Las señoritas de mala compañía, El espíritu de la Colmena o La leyenda del alcalde de Zalamea.

Aquí, no cabria la lista de directores ni de intérpretes y muchos de ellos aún siguen en activo.

Para finalizar este breve repaso por nuestra cinematografía de ese año tres rarezas exóticas: La Isla Misteriosa y ¡Dos películas de Tarzán!: Tarzán en la Minas del Rey Salomón o Tarzán y el Misterio de la Selva.

Aquel 1973 el Oscar a la mejor película extranjera lo ganó el aragonés Luís Buñuel por su película francesa Le Charme Discret de la borgeosie (El discreto encanto de la Burguesía).

Dicho máximo galardón le fue otorgado en la misma ceremonia en que arraso la película Cabaret y Marlon Brando envió a la bella piel – roja de Rodilla Herida (Wounded Knee) Pequeña Pluma para renunciar al suyo y de paso criticar la humillación con que el cine americano había tratado siempre a los pieles – rojas en todos sus filmes.

El Soja -Western hongkonés y el Kung-Fu comenzaban su arrolladora moda mundial. La comedia italiana estaba en todo su esplendor, también sus películas del Oeste.

Algunas películas del otro lado del Telón de Acero se podían ver en los cines de Arte y Ensayo pero eran las producciones y superproducciones americanas las que, casi siempre, llenaban las salas.

Los géneros eran lo de menos, podían ir de un musical como Siete novias para siete hermanos o la citada Cabaret a Sueños de un seductor, la ultima de Woody Allen.

Clint Eastwood se metió por segunda vez en la piel del duro Harry Callahan en Harry el Fuerte y el final de año nos trajo una nueva entrega de la saga de James Bond con Roger Moore como el famoso 007: Vive y deja morir.

Sin embargo, hubo una película que marcó un antes y un después quedando grabada en la memoria de muchos y resultando un escándalo para bastantes: A Clockwork Orange (La naranja mecánica) de Stanley Kubrick con el actor Malcolm MacDowel como protagonista.

LA TELEVISIÓN

Lo normal era verla en blanco y negro aunque aquel año comenzó lo que se denominaría guerra del color entre los sistemas PAL y el SECAM.

TVE acabaría por decantarse por el sistema PAL. A finales del 73 se realizaron los ensayos de la televisión en color y se emitieron diez horas y media diarias en este formato. De cualquier forma tanto estos adelantos como la Cablevisión y los satélites de los que ya se comenzaba a hablar, tardarían muchísimo tiempo en dar el salto a la mayoría de los hogares españoles.

Aquella jovencita que ya contaba con diez y siete añitos presumía de sus dos cadenas:

La Primera Cadena (Programa Nacional) abría sus emisiones sobre las 11,45 los domingos o festivos, las 13,45 los laborables, con la musiquilla de la Carta de Ajuste y la cerraba a las 24 o las 0,15, según fuese día de labor o no, con Oración, Despedida y Cierre. El escudo de España, con su águila de San Juan, el yugo y las flechas

sobre impresionado en la pantalla, los acordes del Himno Nacional, un largo pitido y la amable voz de la locutora diciendo aquello de: “Ha finalizado nuestra emisión, no olviden apagar sus receptores, gracias”, ponían punto final a la emisión.

La Segunda Cadena (programa en UHF), no llegaba a todos los receptores. Se iniciaba con la Carta de Ajuste y la finalizaba a las 23,35 ó 23,50 con Ultima Imagen.

¿Y qué programas triunfaban?: El circo de TVE para los más pequeños, con Gaby, Fofo y Miliki. ¡¿Cómo están ustedes?!. La casa del reloj. Los Chiripitiflauticos.

La Gente quiere Saber, dirigido por Tico Medina y presentado por José María Íñigo, Estudio Abierto también con Íñigo, Los musicales Estelar y La Gran Ocasión, la tarde de los sábados. Mónica de Medianoche con Mónica Randal dirigida por Pilar Miro, Una Mujer de Casa con Elvira Quintilla, Compañera te doy de Alfonso Paso con Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo, por entonces pareja en la vida real.

Juan Español con Juanjo Menéndez, Fernando Fernán Gómez y su Juan Soldado, Datos para un Informe con Miguel de la Cuadra Salcedo y su Caos en Managua.

Si Las Piedras Hablaran de Antonio Gala, 24 Horas con Manuel Martín Ferrand, Semanal Informativo con José Antonio Silva, Crónicas de un Pueblo y Los Pajaritos de Mercero (gran triunfador con su: La Cabina).

Los Camioneros protagonizada por Sancho Gracia, por supuesto él Un Dos Tres de Chicho Ibáñez Serrador, La Chica de la Tele, Colombo, Kung Fu y Cannon que se emitía en color.

Estrellas del medio fueron entre otros: Matías Prats, Jesús Hermida o Alfredo Amestoy.

Aquel año TVE programó ciclos de grandes intérpretes del cine y fueron muy apreciados por les telespectadores. ¿Sus protagonistas?: Marlon Brando, Montgomery Clift, Bette Davis y Henry Fonda.

También hubo fracasos sonados que terminaron desapareciendo de la programación. ¿Ejemplos?: El ocaso del Tarde Para Todos presentado por Juan Antonio Fernández Abajo y Las Supersabias, un programa de Torrebruno que solo alcanzo las seis emisiones.

Para seguir puntualmente la programación y los avatares de los protagonistas estaban Teleradio y sobre todo Teleprograma, el famoso TP, amén de los espacios dedicados al mundo del espectáculo en la radio, los diarios y las revistas.

Como curiosidad decir que en España, el parque de televisores en color alcanzaba la escalofriante cifra a final de año de 30.000 receptores.

LA RADIO

Todas las emisoras lanzaban sus ondas al éter en Frecuencia Media y en determinadas franjas horarias, más amplias los fines de semana y festivos, en FM (Frecuencia Modulada). Había emisoras desperdigadas por toda la geografía española, cada una con sus propios programas. Unas agrupadas y otras por libre. Sin embargo, puede que las emisoras punteras fuesen para la mayoría Radio Nacional, por supuesto y La Cadena Ser.

¿Programación?: Club Familiar del Rosario Radiado, Santa Misa, Conciertos de música clásica, Noche de estrellas, Hispanoamérica, Tertulias, Carrusel, Quinto Programa.

Embajada de la alegría, La hora Francis, Noticiarios hablados, Fiesta, Radio

deporte, Antorcha deportiva y para la gente joven o público en general amante de la música más actual y del mundo del disco El Gran Musical (En directo canciones y entrevistas con las voces más famosas del mundo del disco) y Los 40 Principales

claro.

LA MÚSICA

Por supuesto que la Música Clásica, el Flamenco, la Copla, el Bolero y la Canción Española tenían su público y gozaban de extraordinaria salud pero lo que más se escuchaba, sobre todo entre la gente joven, eran otras cosas, como no.

En el panorama nacional y entre los chicos, los que más se oían eran Juan Pardo, Mike Kennedy, Júnior, Camilo Sesto, Patxi Andión, Pablo Abrarira, Pedro Ruy Blas, Micky, Serrat, Aute, Luís Llach, Nino Bravo, Julio Iglesias, Miguel Ríos, Raphael …

Entre las chicas: Mari Trini (Quizás), Cecilia (Nada de nada, Mi gata luna), Ana Belén, Jeannette…

Triunfaban también los grupos músico vocales: Mocedades, La Compañía, Jubal, Nuestro Pequeño Mundo, Santa Bárbara y solían colar sus canciones entre los primeros puestos de las listas de éxitos y revolucionar a fans de todo tipo y condición. Mención especial merecen los Formula V. Este grupo consiguió coronarse como los reyes de la canción del verano de aquel año con su Eva María.

Los Festivales de la Canción atraían a muchísima gente. En el 73 el de Benidorm lo gano Emilio José con Soledad y en el de Eurovisión, España quedó en segunda posición con el tema Eres Tú, interpretado por Mocedades. Todo un clásico.

En el panorama internacional se podía encontrar absolutamente de todo.

Rock Sinfónico: Emerson, Lake&Palmer (Pictures at an Exhibition), Electric Light Orchestra ELO (Roll over Beethoven), Grupos: Chicago (Chicago VII), The Bee Gees (A quien pueda interesar, How can you menu a broken Heart, My World), Deep Purple (Fireball, Woman for Tokyo), The Rolling Stones (Exile on Main Street), Pink Floyd, (Money), The Who, Black Sabbath, Osibisa, Santana (Love Devotion Surrender, Caravanserai).

Solistas: Mina ( Palabras, Palabras ), Mireille Mathieu ( Corsica, Dieu te garde), Janis Joplin ( Dentro de mi ), Andy Williams ( Amor ámame dulcemente ),Gilbert

O ´Sullivan (Clair), Carole King (Rhymes & Reasons, Sweet – Seasons), Roberta Flack (Killing me softly with his song), Don MC Lean (American Pie), Cat Stevens

(Morning has broken, Moon Shadow), Elton John (Crocodile Rock), Rod Stewart (Angel, Your Wear it Well), Michael Jackson (Rockin´Robin, Ben),

Elvis Presley (I was born 10.000 years Ago), Barry White & Love Unlimited Orchestra (Love’s Theme), Neil Diamond (Song sung blue), Stevie Wonder, Bob Dylan, Bob Marley & The Wailers (Catch a Fire), James Brown, John Lennon, Ike & Tina Turner, ….

Y sobre todo 1973 fue el de la gran explosión del tan odiado y admirado movimiento Glam Rock, aquí bautizado por nuestros disc jockeys como Gay Power.  El Pop Music buscaba nuevos caminos y lo encontró entre aquellos interpretes de aspecto ultra afeminado, con maquillajes, rímel en las pestañas, rojo en los labios y profusión de encajes, volantes y smocks: David Bowie ( Space Oddity , The Jean Genie, Star Man, Life on Mars), Alice Cooper ( School ´s Out), T Rex ( Electric Warrior), Roxy Music  (Stranded),Slade, The Sweet, Gary Glitter.

LAS DISCOTECAS

Aquellos eran auténticos templos de la música y la diversión para varias generaciones de jóvenes y no tanto en este país. En las discotecas ya comenzaba a dibujarse lo que sería la época de oro de la Música Disco de los 70´s y estos locales se encontraban en plena eclosión. Solían enfocarse a diferentes segmentos de la sociedad: Los Pijos, los Progres, los Bohemios y hasta los Macarras.

Los pinchadiscos o disc jockeys no se conformaban con poner la música que sonaba en la radio o la televisión. Quien más quien menos procuraba adelantarse programando desde sus mesas de mezclas tanto producto nacional como de importación, siempre lo último de lo último. Las agujas acariciaban los surcos de vinilo que se movían a 45 ó 33 r.p.m. y las bolas de espejos, los focos de colores y el flash se encargaban del resto. Entre cubatas varios: Cuba Libre, Destornillador, cócteles como el san Francisco o el Pipermín, cervezas y alcoholes destilados de distintas raleas, uno podía llevar una conversación con los amigos, entenderte sin gritar demasiado con las féminas y entablar relaciones más o menos serias. De aquellas pistas de baile saldrían muchísimas parejas, novios y futuros matrimonios de pro.

Y es que no todo era agitar de cuerpos a calambrazos, mover compulsivamente el esqueleto y chunda chunda pom pom, no. En cada sesión se guardaban dos huecos para el baile lento, heredero directo del “agarrao” de los famosos guateques.

Tiernas baladas, sonidos y ritmos sugerentes. Una buena ocasión para ligar, para bailar pegados sintiendo los cuerpos temblar de deseo con su dosis justa de temor, pasión más o menos contenida y reprimida, viaje a lo desconocido y despertar, tantas veces, de los instintos. ¡ Cuantas caricias y besos unas veces robados y otras no!.

Era el momento de la conversación (podías oírte sin dificultad y hacerte entender), la confidencia, los susurros al oído y el dejarse llevar por los sentidos mecidos por cada nota musical. También una ocasión para los “salidos”, las “calienta poyas”, los rellenos en las tetas y los calcetines ocultos en la entrepierna marcando paquete.

Como curiosidad citar que, en Semana Santa, tiempo de recogimiento religioso a la fuerza aunque fuese la de la costumbre, cuando tanto los cines como la televisión programaban casi en exclusiva películas con temática religiosa, bíblicas o péplums romanos.

Cuando las radios retransmitían música sacra y clásica a gogó, muchas discotecas también abrían sus puertas, sobre todo en la costa y lugares de vacaciones. Sin embargo, de sus altavoces tan solo surgía música clásica. Mezclada con los focos y las bolas de colores, resultaba extraña de veras y francamente especial, casi irreal.

HUMOR GRAFICO

El “boom” del humor grafico y critico convirtió a la revista Hermano Lobo (Summers, Perich, Chumy Chúmez, Ops, Forges: Los cinco magníficos) en uno de los negocios editoriales más prósperos de España. Por supuesto estaban los tebeos de toda la vida y la editorial Bruguera con todos sus grandes genios. Otro género que disfrutó de gran crecimiento y predicamento fue el del Terror: Creepy, Vampus, Dossier Negro.

TURISMO Y HOSTELERÍA

Los mundos de la Hostelería y del Turismo andaban seriamente preocupados. Organizaciones gigantescas, al abrigo del turismo de masas, habían empezado a ejercer un control sobre nuestra industria turística francamente asfixiante e intolerable. Los llamados Tour Operators habían desembarcado con ímpetu terrible y extendían sus tentáculos amenazadoramente.

Para colmo de desdichas, las prestigiosas revistas europeas que desde siempre habían cantado las excelencias de los paraísos españoles de sol y mar, se despachaban ahora con serios informes sobre las insalubres condiciones de vida en Torremolinos y otras aglomeraciones turísticas por el estilo.

¿QUÉ FUE NOTICIA AQUEL AÑO? .

ENERO:

10 . López Rodó anuncia ante la comisión del Consejo Nacional de Trabajadores que la economía del país ha alcanzado un ritmo de crecimiento superior a los demás países de Occidente.

11. Establecimiento de relaciones diplomáticas entre Alemania Oriental y España.

Una nueva explosión atribuida al mal estado de las conducciones de Gas, provoca cinco heridos en Barcelona. También ardería la Telefónica de la ciudad. El Consejo de Ministros decide estudiar la supresión provisional del suministro de gas natural a Barcelona.

15. El Instituto Nacional de Estadística anuncia que el coste de la vida subió un 7,25 % en 1972.

16. La ETA secuestra al industrial Felipe Huarte, hijo del desaparecido Félix Huarte, creador de la potencia constructora de primer orden Huarte y Cía. Felipe Huarte controla unas 30 fábricas en Pamplona. El secuestro parece estar relacionado con un conflicto laboral en Tornifasa.

20. La Asamblea Episcopal aprueba el documento “La Iglesia y la Comunidad Política”.

25. Consejo de guerra contra varios militantes de ETA acusados del secuestro del

Industrial Zabala. Son condenados a penas de 17 y 21 años de cárcel.

27. Puesta en libertad del industrial navarro Felipe Huarte, secuestrado por ETA.

28. En nombre del Jefe del estado, López Rodó, Ministro de Asuntos Exteriores firma en Bruselas el protocolo adicional del acuerdo España – CEE.

FEBRERO:

1. Consejo de Guerra en Zaragoza contra seis estudiantes acusados de incendiar el Consulado Francés de esta ciudad en el que perdió la vida el Cónsul Roger Tur. El

tribunal condena a cinco de ellos a penas de 30 años y al sexto lo absuelve.

6. Embarranca en Arrecife de Lanzarote el pesquero “Doménech de Varo”. 10 muertos.

9. Delincuencia juvenil en España. Según circular del Tribunal Supremo desde enero 1972 han sido desarticuladas un centenar de bandas de delincuentes y se han practicado 500 detenciones. Otras mil personas fueron acusadas de tráfico o consumo de drogas.

MARZO:

5. En plena huelga de controladores civiles en los aeropuertos franceses, un DC-9 de Iberia choca en el aire con otro aparato sobre la región de Nantes. 68 muertos.

8. El Consejo de Ministros anuncia la firma de un acuerdo de establecimiento de relaciones diplomáticas con la República Popular de China.

13. Marruecos amplia a 70 millas sus aguas jurisdiccionales a efectos de pesca. Se aplazan indefinidamente las negociaciones pesqueras con Marruecos. A partir de ahora proliferaran los apresamientos de barcos españoles.

23. El Consejo de Ministros eleva el salario mínimo interprofesional a 186 pesetas diarias y aprueba las nuevas bases de la Seguridad Social.

28. El Discreto encanto de la Burguesía, de Buñuel, resulta galardonada en Hollywood con el Oscar a la mejor película extranjera.

30. Atraco al Banco Atlántico en plena Gran Vía de Madrid por un comando de

extrema derecha. Se llevan unos 6 millones de pesetas. Serán detenidos cinco días más tarde.

ABRIL:

7. El conjunto músico vocal español Mocedades se clasifica en segundo lugar en el Festival de Eurovisión.

8. Fallece en Mougins el genial pintor español Pablo Picasso, entre lápices y dibujos, a los 92 años de edad.

14. Doce obreros quedan sepultados en las obras del Metro madrileño Pío XII. Tres de ellos son rescatados ya muertos.

A los pocos días ardería la Casa de la Radio en Prado del Rey.

16. El famoso cantante Nino Bravo se deja la vida en un accidente de coche en la localidad conquense de Tarancón y entra de lleno en la leyenda.

19. Eustaquio Mendizábal, dirigente de ETA, es muerto a tiros en un encuentro con la policía.

MAYO:

1. Un comando del FRAP (Extrema Izquierda), acuchilla a la dotación policial de un coche 091. Uno de ellos, subinspector de policía, muere. Se desencadenó una durísima acción policial contra el FRAP y hubo varias manifestaciones públicas lideradas por la extrema derecha española con Blas Piñar a la cabeza. Consideraban extremadamente blandas las medidas tomadas por El Ministerio de Gobernación.

Cuando los Movimientos Católicos Obreros celebraban un acto, presididos por el Obispo Auxiliar de Madrid, varios sacerdotes son agredidos por los “Guerrilleros de Cristo Rey”.

JUNIO:

2. La policía Sevillana captura al quinqui Eleuterio Sánchez El Lute, junto a su hermano. La foto souvenir con un grupo de policías, todos sonrientes incluido el propio Lute, copa todas las portadas.

8. Siete pesqueros españoles apresados por unidades navales marroquíes.

9. El general Franco abandona la jefatura del gobierno y coloca en su lugar a don Luís Carrero Blanco como Presidente del Gobierno.

12. Se hace pública la creación de un nuevo gobierno encabezado por don Luís Carrero Blanco y su composición.

25. Fuertes explosiones a consecuencia de un escape de gas en la calle Joaquín Costa de Madrid. Treinta heridos y muchos daños en edificios, obras y pavimentos.

Incomunicación telefónica en gran parte de la capital.

JULIO:

2. Comienza en Santander Consejo de Guerra contra cinco supuestos participantes en el secuestro de Huarte.

4. El Ministro de Asuntos exteriores López Rodó reclama Gibraltar ante la Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea de Helsinki.

5. López Rodó conferencia con Monseñor Cassaroli Secretario del Consejo de asuntos públicos de la Iglesia.

7. Visita oficial de los Príncipes de España a Guipúzcoa.

15. Casi simultáneamente se producen en Cataluña 28 incendios forestales.

AGOSTO:

13. Un avión de AVIACO se estrella en las proximidades del Aeropuerto de Alavedro (La Coruña). Ochenta y cinco muertos.

22. Se comunica el nombramiento de don Manuel Fraga Iribarne como embajador en Londres.

27. La malagueña Amparo Muñoz es elegida Miss España en Arrecife de Lanzarote.

OCTUBRE:

19. Graves inundaciones en el sur de España. Se calculan más de 200 muertos y desaparecidos.

22. Muere en San Juan de Puerto Rico, a los 96 años, el violonchelista español Pablo Casals.

NOVIEMBRE:

13. España defiende ante la ONU los derechos del Pueblo Palestino.

19. Atraco a una furgoneta del Banco Coca en Madrid: 17 millones de pesetas.

El 6 de Diciembre detendrían a su autor Giuseppe Silvio.

20. La película española “La Cabina” de Antonio Mercero protagonizada por José

Luís López Vázquez galardonada con el premio “Emmy” el Oscar de los medios audiovisuales.

DICIEMBRE:

9. Luís Ocaña proclamado mejor ciclista profesional de 1973.

11. Trágico incendio en la tapicería Bonafonte de Zaragoza. Un fuego pavoroso se cobra la vida de los 23 obreros que no pudieron huir de las llamas.

20. Comienza el juicio por el Sumario 1001 en Madrid.

ETA asesina a Carrero Blanco.

Don Torcuato Fernández Miranda ocupa la Presidencia del Gobierno.

22. Se atribuye oficialmente a ETA el atentado contra Carrero Blanco.

Se efectúan rigurosos controles fronterizos para evitar la fuga de los autores y se solicita la ayuda de Scotland Yard.

Misa de “Córpore insepulto” por el alma del Presidente del Gobierno Español Almirante Luís Carrero Blanco. En representación de su Excelencia el Jefe del Estado Francisco Franco, presiden la ceremonia los príncipes de España, sus Altezas Reales Don Juan Carlos y doña Sofía.

28. El Gobierno español entrega una nota de protesta al gobierno francés por su protección a miembros de ETA.

El famoso boxeador español Urtain vence al mexicano Mongol Ortiz.

29. El TOP dicta sentencia a los procesados de Comisiones Obreras: 19 y 12 años

de reclusión. La pena máxima.

Carlos Arias Navarro es elegido Presidente del gobierno por el Consejo del Reino. Navarro se convierte en la primera persona civil que ocupa dicho cargo desde la Guerra Civil Española.

31. Se llega a un acuerdo de pesca entre España y Marruecos.

En 1973, sesudos especialistas y reputados historiadores coinciden en situar el principio de nuestra Transición.

Fuente: MEMORANDA 73. Murano. Difusor Internacional S.A. y Hemerotecas

1973

MUNDO

Estados Unidos lideraba el mundo Occidental, la URSS el bloque soviético de los Países del Este. Y ambos estaban enfrentados en su particular juego de ajedrez de la Guerra Fría.

Los de Israel se enzarzaron una vez más con los árabes, los árabes cerraron el grifo del petróleo y lo pusieron a precio de oro… negro y negras se las hicieron pasar al resto de los países que tuvieron que hacer restricciones incluso en sus economías. también intentaron fastidiar a los americanos en protesta por su descarado apoyo a Israel pero en este caso el efecto del castigo no fue el apetecido.

¿Y los palestinos?, como siempre, en medio y como víctimas. Y eso que aquel año se hicieron notar y oír, aunque fuese mediante acciones de comandos terroristas: léase Septiembre Negro.

El Ulster ardía, el lenguaje de las pistolas, las metralletas, los desordenes las protestas airadas, la violencia y los atentados con bombas incluso en el mismísimo centro de Londres no se entendía demasiado bien con las palabras de paz o los Libros por muy Blancos que fuesen. Sin duda había demasiado ruido.

Nombres propios como: Richard Nixon, Henry Kissinger, Leónidas Breznev, Edgard Heath, Willy Brandt, Georges Pompidou, Mariano Rumor, Tito, Marcelo Caetano, Mamarios, Papadopoulos, Golda Meir, Moshe Dayan, Abba Eban, el Rey Faysal, Yasser Arafat, Bumedian, Hussein, Hassan II, Sadat, Gaddafi, Allende, Pinochet, Stroessner, Marcos, Fidel Castro, Héctor José Cámpora, Juan Domingo Perón, Isabel Martínez de Perón, Salvador Allende … , regían y gobernaban el destino de las naciones.

¿QUÉ FUE NOTICIA ESE AÑO?

ENERO:

1. Dinamarca, Gran Bretaña e Irlanda ingresan oficialmente en el mercado Europeo.

5. El volcán Etna entra en erupción, la isla de Stromboli es sacudida por una gran

actividad sísmica.

A causa del recrudecimiento del terrorismo, el gobierno argentino decide mantener el estado de sitio.

Hanói vuelve a acusar a los Estados Unidos de ataque al norte del paralelo 20.

En la lucha contra la contaminación, USA fabrica gasolina sin plomo.

7. Los presidentes de Egipto y Libia se reúnen en Trípoli para estudiar la situación en Oriente Medio.

Se reanudan en Paris las conversaciones de paz en Vietnam, quedan suspendidas el día 18 sine díe.

8. Incursión de cuatro horas de aviones israelíes sobre el espacio aéreo Sirio. Encuentros en el Golán.

Nueva Orleans: Un hombre de raza negra se atrinchera en un hotel y comienza a disparar. Mata a tres policías y finalmente es abatido en la terraza del hotel.

9. Se implanta en Chile racionamiento alimentos básicos. El gobierno intenta detener la inflación y acabar con el mercado negro.

11. El presidente egipcio Sadat anuncia que la próxima guerra contra Israel será la más feroz de la historia.

12. Yasser Arafat es reelegido presidente del Consejo Nacional Palestino.

14. Belfast: tres policías muertos y tres gravemente heridos en el transcurso de dos atentados en Irlanda del Norte.

Nuevos choques armados entre Irán e Irak . Crece la tensión entre ambos países.

Terminan las conversaciones entre Kissinger y Le Duc Tho. Veinte mil personas se manifiestan en Bonn contra la guerra de Vietnam.

15. Nixon ordena supresión bombardeos y neutralización de minas en los puertos norvietnamitas.

Audiencia especial del Papa Pulo VI a la primer ministro Israelí Golda Meir.

16. Panamá reclama ante el Consejo de Seguridad de la ONU la soberanía sobre el canal.

17. Manila: Presidente Marcos decide promulgar nueva constitución sin someterla a referéndum y manteniendo ley marcial.

Numerosos incidentes preelectorales en Chile. En concepción es ametrallado automóvil de Eduardo Frei pero este resulta ileso.

20. Nixon inaugura su segundo mandato. Unos 150 parlamentarios no asisten a las ceremonias en protesta por guerra Vietnam.

22. George Foreman gana a Joe Frazier llevándose el título de los pesos pesados en Kingston, Jamaica.

Fallece en Texas a los 65 años el ex presidente de los Estados Unidos Lyndon Johnson.

25. Van Thieu anuncia que no habrá elecciones en Vietnam del Sur mientras no se retiren las fuerzas de ocupación vietnamitas.

27: La Paz llega a Vietnam. Los acuerdos de paz, tras una conversación informal de los Ministros de Exteriores de Vietnam del Sur y el Vietcong, se firmaron en

Paris. El cese de las hostilidades entró en vigor a la una de la madrugada.

30. Terremoto en México: 40 muertos y centenares de heridos.

FEBRERO:

3. Kissinger y Van Thieu amenazan con utilizar de nuevo la aviación si continúan violaciones alto el fuego.

4. Nueva jornada de terror en Belfast: 8 muertos en 28 tiroteos en una sola noche.

5. Fin de semana sangriento en el Ulster: 18 muertos.

6. Un incendio destruye colegio segunda enseñanza en Paris: 18 niños y tres profesores fallecen en el siniestro.

8. El Arzobispo Makarios proclamado por segunda vez como presidente de la República de Chipre.

9. Dimite el gobierno uruguayo después de la presión ejercida por las fuerzas armadas.

11. Según afirma el presidente de la República Argentina, general Lanusse, no habrá impedimento para ningún partido en las próximas elecciones.

Un niño de 14 años reconoce ser el autor que destruyo el colegio de la rúe

Édouard – Pailleron en Paris.

12. Alfredo Stroessner reelegido presidente de la República de Paraguay.

13. USA devalúa el dólar un 10 %.

17. El mando de las fuerzas USA en el Pacífico, anuncia nuevos bombardeos de sus

B-52 en Laos y Camboya.

18. Fallece en hospital de Nueva York, Franck Costello, que fue cabecilla de los gánsters neoyorquinos.

19. Accidente Tupolev soviético: La cifra de muertos del accidente sufrido al estrellarse avión en el aeropuerto de Praga es de 66 personas.

20. Ataque israelí contra supuestas bases de guerrilleros palestinos en el Líbano.

21. Avión libio de pasajeros derribado por cazas israelíes cuando volaba perdido en medio del Famsin (el siroco egipcio) sobre el monte Sinaí.

22. Violentas manifestaciones y enfrentamientos con la policía en el centro de Atenas. Docenas de jóvenes resultan heridos.

25. Israel anuncia que indemnizara a las víctimas civiles del avión libio derribado, al parecer por error, por sus cazas.

Más de 700.000 trabajadores británicos se declararan en huelga los próximos días protestando contra las medidas inflacionistas del gobierno.

26. Huelga general en Italia. Toman parte 14 millones de trabajadores y

empleados.

28. Trescientos indios Sioux se rebelan en Wounded Knee, Dakota del Sur. Retienen a 10 blancos como rehenes e intercambian disparos con la policía. Exigen de

Washington examine de nuevo los tratados firmados por sus antepasados.

MARZO:

2. Un comando palestino de Septiembre Negro, ejecuta a tres de los cinco rehenes

que había secuestrado en Jartum a cambio de una serie de exigencias. Las victimas:

dos diplomáticos americanos y el encargado de negocios belga.

4. En las elecciones legislativas de Santiago de Chile, la Unión Popular, el partido

de Salvador Allende, obtiene el 43,39 % de los votos.  Allende ve su puesto reforzado.

8. Dos bombas de gran potencia estallan en el centro de Londres, un muerto y 250 heridos. El Ira Provisional, que había avisado con tiempo suficiente por teléfono, se hace responsable.

Se levanta el estado de sitio en todo el territorio argentino.

11. Los indios Sioux de Rodilla Herida, en Dakota del Sur, se declaran independientes e impiden la entrada de blancos en la localidad. Al día siguiente son sitiados por las fuerzas federales.

16. Son arrojadas desde un avión gubernamental, dos bombas sobre el palacio presidencial Phnom-Penh, residencia del mariscal Lon Nol: 38 muertos y un centenar de heridos. En Camboya se declarara el estado de excepción.

17. El alto mando portugués anuncia que un avión de las fuerzas aéreas portuguesas ha sido derribado por las fuerzas nacionalistas del FRELIMO.

19. Concluye la huelga de los controladores franceses y comienza la de los británicos.

20. Se presenta en los Comunes el “libro blanco” sobre el Ulster con nuevas formulas constitucionales. No será aceptado por los extremistas protestantes.

24. Once técnicos son detenidos en Italia acusados de participar en el montaje de una amplia red de espionaje telefónico en Roma y Milán.

26. El presidente Sadat, de Egipto, anuncia su decisión de acumular las funciones de Jefe de Estado y presidente del consejo.

27. En el nuevo gobierno chileno de Salvador Allende los ministros militares del anterior gabinete son reemplazados por políticos civiles.

28. Cabaret de Bob Fosse, protagonizada por Liza Minnelli, arrasa en la ceremonia de los Oscar de Hollywood.

29. Termina la retirada de tropas americanas del Vietnam.

30. Buenos Aires: La junta que dirige el general Lanusse declara que Héctor Cámpora ha sido elegido presidente de la República.

ABRIL:

4. Argentina: Un comando extremista asesina en plena calle al coronel Héctor Alberto Iribarre jefe del servicio de información militar.

5. Las autoridades de los EE. UU. aceptan la modificación del tratado de 1868 con los indios Sioux.

7. La cantante Anne Marie David, de Luxemburgo, obtiene el primer puesto en el Festival de Eurovisión celebrado en Luxemburgo

9. Atentado de comandos palestinos contra la residencia del embajador de Israel en Chipre.

10. Un comando Israelí ataca por sorpresa a varios centros palestinos en el Líbano, dando muerte a varios guerrilleros entre ellos a jefes de “Al Fatat”.

13. Willy Brandt reelegido jefe del partido Social – Demócrata alemán.

17. Algo huele, definitivamente, a podrido en la Casa Blanca. El escándalo Watergate que afecta directamente a Richard Nixon, es examinado independientemente por un Tribunal Federal y una comisión senatorial.

23. La dirigente irlandesa Bernardette Devlin contrae matrimonio, casi de incógnito, con un maestro de escuela.

27. Violentas manifestaciones antigubernamentales en Chile.

28. En EE. UU. dimiten el director del FBI, Patrick Gray y el subsecretario de comercio a causa del caso Watergate.

30. Libia: El presidente Gaddafi lanza un movimiento popular cuyos pilares son el mahometismo y el nacionalismo. Sustituye la legislación anterior por el Corán e impulsa un cambio de costumbres.

MAYO:

1. Richard Nixon asume su responsabilidad en el caso Watergate.

6. Israel celebra el XXV aniversario de su fundación.

Grave situación en Chile. Se establece el estado de emergencia y las fuerzas armadas asumen la responsabilidad del orden público.

Es galardonado con el premio con el Premio Pulitzer el periódico Washington Post, que difundió el escándalo Watergate.

8. Finaliza la sublevación de los indios Sioux en Wounded Knee.

14. Puesta en órbita del Skylab con un fallo en el desarrollo de las placas solares que pone en peligro las posibilidades técnicas del laboratorio espacial.

17. Atentado anarquista en Milán con una granada de fabricación israelí lanzada contra la puerta de una jefatura de policía: 1 muerto y 40 heridos graves.

22. Se descubre la implicación de miembros del gobierno inglés en un asunto de prostitución y chantaje. Dimisión de lord Lambton y lord Jellicoe.

25. Héctor José Cámpora toma posesión de la República Argentina.

Son lanzados desde Cabo Cañaveral los tres astronautas, tripulantes del Skylab.

26. Delicada situación en Chile. un clima de guerra civil se va consolidando en muchos ambientes.

28. Los tripulantes del Skylab logran reparar las graves averías del laboratorio espacial.

Varios altos oficiales de la marina griega son detenidos por supuesta complicidad con intentos de rebelión.

29. Se anuncia oficialmente el próximo matrimonio de la princesa Ana de Inglaterra con el teniente Mark Phillips.

30. Por primera vez en la historia, la ciudad norteamericana de Los Ángeles elige un alcalde de raza negra.

Se inicia en Inglaterra, a petición del primer ministro Edgard Heath, una investigación sobre el caso de las “call girls”.

JUNIO:

1. Papadopoulos, primer ministro y regente de Grecia, instaura la república y derroca al rey Constantino.

3. Un avión supersónico soviético Tupolev 144 se estrella ante la mirada horrorizada de 300.000 espectadores que asistían a la clausura del trigésimo Salón de la Aeronáutica y del Espacio celebrado en Gousainville, cerca del Aeropuerto de Le Bourget, en París. Perecen todos sus tripulantes y los restos del aparato destruyen numerosas casas en una zona poblada de Goussainville.

6. Debate en el consejo de Seguridad de la ONU sobre Oriente Medio. Egipto exige la retirada incondicional de Israel de los territorios ocupados durante la guerra de 1967.

9. Amplio eco mundial de la designación del almirante Carrero Blanco como presidente del gobierno español.

15. Entra en vigor el nuevo acuerdo de paz alcanzado en Paris sobre Vietnam firmado por Kissinger y Le Duc Tho.

19. Mariano Rumor es encargado de formar nuevo gobierno en Italia.

20. Cuando una inmensa muchedumbre esperaba al Jefe del Justicialismo, ex presidente argentino Juan Domingo Perón, para rendirle homenaje en el aeropuerto de Ezeiza, se produce un tiroteo que causa docenas de muertos y centenares de heridos. Tanto Perón como el presidente Cámpora se ven obligados a aterrizar en un aeropuerto militar.

21. Perón hace llamamiento a la concordia nacional tras sucesos Ezeiza.

Manifestación popular en apoyo del presidente chileno Allende.

23. Los astronautas del Skylab regresan a la tierra a bordo del Apolo.

25. Graves acusaciones de John Dean, ex consejero del Presidente, ante comisión Senado responsabilizando del asunto Watergate al Presidente Richard Nixon.

27. Golpe de estado en Uruguay del Presidente Bordaberry clausurando el parlamento con el apoyo de las fuerzas armadas.

Intento fallido de atentado contra el jefe del ejército chileno, general Prats.

30. Eclipse de sol considerado uno de los más importantes del siglo

El gobierno italiano disuelve la “Liga Comunista”.

JULIO:

3. Racionamiento de gasolina y fuel – oíl en Italia.

4. Levantado en Chile estado de emergencia.

Medidas de austeridad en el consumo de energía eléctrica recomendadas por la administración en USA.

6. Representantes de los mayores bancos mundiales se reúnen en Basilea (Suiza)

7. En Italia Rumor forma gobierno.

El coronel Nazem Kazar, jefe de los servicios de seguridad iraquíes y 21 de sus compañeros son fusilados, en el fallido golpe de estado del 30 de junio.

9. Nuevo gobierno en el Líbano, presidido por Takieddin Al – sohl.

Graves disturbios en Montevideo.

11. Ciento veintidós muertos al estrellarse un Boeing 707 brasileño cerca del aeropuerto parisiense de Orly.

13. Nuevas elecciones en Argentina tras anunciar sus dimisiones el Presidente Cámpora y el Vicepresidente Solano.

14. Perón acepta presentarse como candidato a la presidencia de la República Argentina.

Se rumorea que Paul Getty III “El Hippie de Oro”, nieto del rey del petróleo, ha sido secuestrado.

15. Atentado en Chile contra el contralmirante Huerta.

18. Se recrudece violencia en el Ulster. El ejército británico recibe orden de disparar contra cualquier sospechoso.

21. Se efectúa explosión nuclear francesa en atolón de Mururoa.

Disturbios en Santiago de Chile en señal de protesta ante carestía vida y manifestaciones en Nápoles a causa subida pan.

26. Huelga general de camioneros en Chile.

27. Atentado mortal contra el ayudante naval del presidente Allende, capitán de navío Arturo Araya, jefe de la casa militar.

28. Lanzamiento desde Cabo Cañaveral, USA, de la segunda tripulación del Skylab a bordo de una cosmonave Apolo.

Segunda explosión nuclear francesa en Mururoa.

29. Atenas: Referéndum abolición monarquía e instauración República. Victoria de Papadopoulos.

30. Abrumadora mayoría del Presidente Marcos en referéndum filipino.

AGOSTO:

3. Tragedia en la isla de Mann, Gran Bretaña , en el incendio de un casino y parque de atracciones: 53 muertos. Al parecer fue causado por tres muchachos.

Dimiten todos los ministros del gabinete de Allende.

4. El ex primer mandatario, general Juan Domingo Perón y su segunda esposa Isabel Martínez de Perón, son elegidos respectivamente candidatos a la presidencia y vicepresidencia de Argentina por el Partido Justicialista. Su triunfo se proclama en Buenos Aires con una gigantesca manifestación el 30 de aquel mismo mes.

9. Al Suroeste de Houston, Texas, aparecen los cadáveres de once jóvenes asesinados por el maniático homosexual Dean Corll.

14. Enfrentamiento de fuerzas Navales Egipcias e Israelíes.

19. Nueva explosión nuclear Francesa en el atolón de Mururoa.

20. Se descubre una posible conjura para asesinar a Nixon. El FBI canceló un paseo del presidente por las calles de Nueva Orleans. Un ex policía ha sido detenido como presunto instigador del complot.

21. La balsa transatlántica Álcali, sorprendida por el huracán Brenda, es remolcada a la isla mexicana de Cozumel, después de finalizar su crucero de 102 días de duración desde las islas Canarias.

22. Henry Kissinger es nombrado Secretario de Estado por el presidente Nixon.

24. Un atracador armado, Jan Eric Olsson, se hace fuerte en el Banco de Crédito de Estocolmo con cuatro rehenes: tres muchachas y un hombre. Exige la libertad del asesino de dos policías Clark Olofsson y una importante cantidad de dinero, a cambio de su libertad. Atracador y rehenes acabarían atrincherados en el banco, bajo la amenaza de volar el edificio. Posteriormente se refugiarían en la cámara de seguridad del banco. Cinco días después Olsson sería detenido sin causar víctimas pero el extraño comportamiento de sus rehenes, quienes terminaron por ponerse de su lado y hasta defenderle y congeniar con él, dio lugar a lo que hasta hoy se conoce como Síndrome de Estocolmo.

26. Detención en Chile del jefe del movimiento de ultraderecha “Patria y Libertad”.

28. Violento terremoto en México, más de 600 muertos.

31. Fallece el célebre cineasta americano John Ford.

SEPTIEMBRE:

1. Violentos incidentes entre estudiantes allendistas y de la oposición en la Universidad de Valparaíso. Chile.

11. CHILE. El General Augusto Pinochet, abandera un golpe militar e instaura una sangrienta dictadura. Salvador Allende, aparentemente, se suicidó ese mismo

día.

13. Nuevo gobierno en Chile, presidido por el general Pinochet: 13 militares y dos civiles.

15. Israel concentra tropas en las alturas del Golán.

21. Disolución en Chile de los partidos políticos marxistas. La URS rompe relaciones diplomáticas con el país.

23. Muere en Chile el poeta Pablo Neruda.

Elecciones presidenciales en Argentina. Perón obtiene el 61 % de los votos.

25. Ameriza en Pacifico la nave Apolo con los astronautas del Skylab a bordo.

26. El nuevo gobierno chileno disuelve la Central Única de Trabajadores y la junta militar decide poner precio la cabeza de los dirigentes de la Unión Popular el partido

de Salvador Allende.

30. Paulo VI recibe en audiencia especial al Dalai Lama

Santiago de Chile: La Junta Militar congela los salarios y reorganizar las universidades.

OCTUBRE:

6. Fuertes combates Árabe – Israelíes en el Canal de Suez y en los altos del

Golán.

Las fuerzas egipcias y sirias lanzan un ataque contra Israel en Jerusalén.

10. Dimite el vicepresidente norteamericano Spiro Agnew a causa caso Watergate.

Jerusalén: las autoridades anuncian que las fuerzas armadas de Israel han vuelto a ocupar el Golán.

12. Gerald Ford propuesto vicepresidencia USA.

13. Tropas de Jordania entran en combate en frente Sirio junto a las de Irak , Marruecos y de Arabia Saudita.

15. Expulsión de Santiago de Chile de numerosos periodistas extranjeros.

Gestiones e iniciativas para poner fin a la lucha en Oriente Medio.

16. Sorpresa mundial ante la designación de Kissinger y Le Duc Tho como Premios Nobel de la Paz.

17. Kuwait: La organización de los Países Árabes exportadores de petróleo deciden reducir su producción de petróleo mensualmente hasta que los israelíes se retiren de los territorios ocupados y restituyan los derechos del pueblo palestino.

21. Acuerdo Kissinger – Breznev para poner fin a la guerra de Oriente Medio.

Varios países árabes deciden suspender la exportación de petróleo a los países amigos de Israel.

23. Guerra de Yom Kippur. Millares de muertos y heridos, enormes pérdidas económicas y ríos de odio. Ese es el saldo de la cuarta guerra Árabe – Israelí después de que las tropas Israelíes cruzaran el canal de Suez y ampliaran su penetración en Egipto.

25. Alto el fuego en Oriente Medio. La ONU prepara el envío inmediato de “cascos azules”.

Se agrava la situación energética en Occidente, La crisis petrolífera hace que muchos países establezcan medidas de emergencia, tales como prohibir el empleo de coches privados en los días festivos o establecer un racionamiento de la gasolina.

NOVIEMBRE:

4. Primer domingo sin gasolina en Holanda.

Arafat y Bumedian se entrevistan en Damasco.

7. Egipto y los EE. UU. reanudan sus relaciones diplomáticas rotas desde 1967.

8. Egipto e Israel aceptan la primera fase del plan Kissinger.

10. Una oreja y un mechón de cabellos – pretendidamente de Paul Getty III – es enviado al diario romano Il Messagero.

11. Se firma el armisticio entre árabes e israelíes.

14. Enlace Ana de Inglaterra con el capitán Mark Phillips.

16. Enviada la tercera y última tripulación del Skylab.

17. Ley marcial en Grecia decretada por el gobierno para terminar con la aguda revuelta estudiantil.

Los secuestradores de Paul Getty III, amenazan con enviar un pie del secuestrado si no reciben su dinero en cinco días.

Heath y Pompidou firman acuerdo de construcción conjunta túnel bajo Canal de la Mancha.

18. Salvo para Holanda, se reduce el boicot petrolífero árabe a Europa.

22. Dramático mensaje de Paul Getty III a sus familiares diciéndoles que le han cortado una oreja y rogándoles que paguen antes de que le corten la otra.

Según el rey Faysal, Arabia Saudita mantendrá su embargo hasta que Israel no se retire de los territorios ocupados.

23. La norteamericana Majorie Wallace, elegida Miss Mundo 1973.

Alemania Federal suspende la entrada de trabajadores extranjeros.

25. Golpe de estado en Grecia. El ejército al mando del general Fedon Ghizikis se hace cargo del poder.

27. Muere asesinado en la prisión de Walpole, Massachusetts, Albert Desalvo “El estrangulador de Boston”.

29. Kumamoto, Japón: se incendian unos grandes almacenes, 107 muertos.

Gran Bretaña comienza la distribución de cartillas de racionamiento de gasolina.

30. Situación de máxima alerta en Oriente Medio. Ruptura negociaciones entre Egipto e Israel.

DICIEMBRE:

1. Roma. Comienza el régimen de austeridad debido a la restricción de petróleo.

Muere a los 87 años en Tel Aviv, Ben Gurion, fundador del estado de Israel.

4. Jackie Stewart y Kornelia Ender elegidos mejores deportistas 1973.

8. Kissinger inicia una gira por Europa y Oriente Medio.

9. La OPAEP decide reducir otro 5% en el suministro de petróleo.

En Dacca, un ciclón causa 2.000 muertos.

10. Entrega de los premios Nobel por el rey Gustavo Adolfo de Suecia.

Se celebra mundialmente el XXV aniversario de la fundación de los Derechos Humanos.

12. Carlos Andrés Pérez elegido nuevo presidente de Venezuela.

15. Paul Getty III es puesto en libertad por sus secuestradores.

17. En el aeropuerto de Fiumicino, Roma, un comando palestino arroja varias granadas a un Boeing de la Pan American causando 31 muertos. Entre ellos figuran dos miembros del gobierno marroquí. El comando secuestra otro Boeing de Lufthansa dirigiéndose a Atenas

18. La URS lanza el Soyuz XIII.

21. Los autores de la matanza de Fiumicino amenazan con realizar nuevos atentados si continua la ayuda USA a Israel.

Se decreta día de luto nacional en Portugal y Argentina por la muerte de Carrero Blanco, asesinado el pasado día 20.

Paris: Pierre Messmer declara que no habrá restricciones de gasolina.

25. Fallece en Paris, Gabriel Voisin, el creador del Biscuter.

26. Los Países Árabes productores de petróleo, acuerdan en Teherán un importante aumento de los precios del crudo. Impusieron además el embargo total a Estados Unidos por el apoyo prestado a los israelíes en Oriente Medio.

27. Según una crónica desde Paris, el “Frente de Liberación de Bretaña” se solidariza con la ETA .

28. La General Motors decide proceder próximamente al despido de 86.000 empleados, debido a la crisis de la energía.

Fuente: MEMORANDA 73. Murano. Difusora Internacional S.A. y Hemerotecas

BIBLIOGRAFÍA

MEMORANDA 73. Murano. Difusora Internacional S.A.

Heraldo de Aragón. Pueblo. Ya. Cambio 16. ABC.  Año 1973

Heraldo de Aragón. El Periódico de Aragón.

La Televisión en España 1949 – 1995 Lorenzo Díaz.

La tele que yo he vivido 50 años de televisión en España José María Íñigo.

José Luís Trasobares y Jaime Armengol: Diversos artículos sobre El negocio Inmobiliario en España (El Periódico de Aragón).

Luís García Nieto: La Muerte del Puma. ( El Periódico de Aragón ) .

Juan Bolea: A este lado del Cierzo. ( El Periódico de Aragón ) .

El Gran Enigma de los Platillos Volantes. Antonio Ribera.

Venus Detectado en un Radar. Bruno Cardeñosa.

Enciclopedia del Cine Español Cronología. Pascual Cebollada, Luís Rubio Gil

Diccionario de películas españolas, José Luís López

El Cine Español en sus intérpretes, Carlos Aguilar, Jaume Genove.

Una Historia del Pop y el Rock en España, los 70. José María Íñigo, José Ramón Pardo. RTVE

Historia de la Música Pop. Salvat Editores.

La discoteca ideal de la música Pop. José Ramón Pardo.

Enciclopedia Microsoft Encarta 99.

La Biblia

Internet (Muchos de los datos que figuran en esta novela han sido aportados vía Internet como respuesta a diversas cuestiones sobre los mismos, en ocasiones de forma anónima.En dichos casos el autor desconoce las fuentes).


¿Te gusta? ¡Compártelo!

Deja un Comentario

|  red social literaria de Random House Mondadori
css.php