Tayri

Tayri Witi

, México

“¿me permites escribirte una última vez?, quisiera dedicarte las últimas líneas, me encanta tu sonrisa… la forma en como salían al hablar de tus recuerdos, de tus lagrimas que solo una vez mire, de tu luz y de tu oscuridad. Realmente fuiste lo que dijiste ser, una persona difícil. Temes al igual que todos estar en soledad. Pero veo como le das la sonrisa a todo lo que pasas, mirar tus gestos que aun al cerrar mis ojos aparecen, es un paraíso, pero el paraíso ni siquiera nuestros antepasados pudieron cuidarlo. Lamento lo que te he hecho. Lamento haberme convertido en un recuerdo más. Hare lo mismo que un día te vi hacer, abriré tu conversación, veré tu foto y dándole un beso tan solo diré “uno más para mi colección”. Si algún día escribo un libro ten por seguro que serás el capítulo final. Te he de extrañar como se extraña la brisa del mar en medio de la ciudad. Llevare tu recuerdo a los lugares donde siempre los había llevado. Y me quedare con eso. Decido quedarme con las sonrisas que al darte un detalle salían, me quedo con tus abrazos. Me quedo con la persona que conocí aquella noche en ese parque… fue un placer coincidir contigo”