Alfred

Alfred Batlle

Barcelona, España

Alfred Batlle supo a los ocho años que quería ser escritor al ver su nombre escrito en la tapa de una libreta. Al revelar a su familia su incipiente vocación le regalaron la obra completa de Alejo Carpentier. Sin saber qué hacer con tanta palabra que aún no comprendía se dedicó a otras aficiones como la tebeofilia, la bibliofilia o la computofilia. Tres décadas después se atrevió, por fin, a leer toda la obra de Carpentier. Supo, entonces, que fue un regalo acertado. alfredbatlle@hotmail.com