Directorio de Usuarios

Member Listing

  • Avatar de usuario
    Blogs: g!
    Última actividad
  • Avatar de usuario
    Blogs: al fin solos
    Última actividad

    G. D. Rincón ha escrito una nueva entrada en el blog: Lotería   hace 2 años, 5 meses · Ver
    Tomó el número setenta y siete, y se apoyó en la pared a  esperar, iban por el sesenta, la cola no avanzaba. No le importó, tenía un buen número. Miró la hora, su entusiasmo aumentó al comprobar que eran las once y diecisiete. “Vaya” pensó. Sacó el libro que guardaba en el morral. Lo abrió. Sabía [...]

  • Blogs:
    Última actividad

    G.E. ahora pertenece al grupo AvatarCuentos, relatos y microrelatos   hace 2 meses, 1 semana · Ver

  • Última actividad

    G.E. VILLALOBOS ha creado el blog G.E. Villalobos: The Brave Dreamer   hace 2 semanas, 1 día · Ver

  • Avatar de usuario
    Blogs:
    Última actividad

    G.L. Daniel ahora pertenece al grupo AvatarCiencia Ficción   hace 1 año, 2 meses · Ver

  • Avatar de usuario
    Blogs:
    Última actividad
  • Avatar de usuario
    Última actividad

    gabbylu ha publicado una actualización:   hace 1 año, 3 meses · Ver
    EN TAN SOLO DOS HORAS
    Había un silencio total en la casa. Solo se podía escuchar una gota de agua que caía del grifo de la cocina, que sonaba constantemente. Lucía Tapia esperaba a que dieran las cinco de la tarde, para salir a encontrarse con Camilo Jiménez. Estaba nerviosa y desesperada, cada poco tiempo se levantaba, se veía al espejo y se preguntaba a sí misma si estaba lo suficientemente atractiva. Se echaba perfume en el cuello y más brillo de labios en aquella boca que tanto le gustaba besar a Camilo.
    Desde que él se había casado, hacía ya quince años, ellos no dejaban de ir al cine un jueves al mes. Ella sabía que él se había casado por la influencia que ejercía su padre sobre él, ante la unión de la familia Jiménez con la familia Romano. Por ello, aquella sosa y débil esposa, no había sido suficiente para que Camilo dejara de ver a Lucía. Ellos se veían frecuentemente en casa de Lucía o en algún hotel en las afueras de la ciudad, pero estar en el cine era lo que ella esperaba con ansias.
    El cine era uno de los lugares favoritos de Lucía, se emocionaba al ver las películas de sus actores favoritos, en aquella oscuridad, en donde solo las acciones ocurridas en la pantalla tenían importancia, y se olvidaba de la realidad, de su soledad.
    Lucía se acercó a la taquilla, compró su boleto y entró a la gran sala. Lo buscó en la fila de arriba, pues sabía que era el lugar predilecto de Camilo. Lo encontró y se sentó a su lado.
    Se vieron fijamente a los ojos y acercaron lentamente sus labios, y se besaron suave pero intensamente. Ella sintió cómo el beso recorrió todo su cuerpo, y sintió también la reacción que había causado en Camilo, pues éste agitó su respiración de inmediato y llevó sus manos al cuello de Lucía, apretándolo con fuerza.
    No dejaron de besarse apasionadamente hasta que las pocas luces de aquella sala se apagaron y la película dio inicio. Lucía pensó que lo que más le gustaba de estar con Camilo en el cine era que la hacía sentir como adolescente. Cuando ellos estaban solos en cualquier habitación, se encontraban, se besaban rápidamente, se quitaban la ropa y hacían el amor; pero en el cine era diferente. Allí habían muchas personas y no podían hacer lo mismo que cuando estaban solos, pero la sensación de desearse tanto y tocarse, era un éxtasis superior y una excitación mayor. Ellos creían que la pasión de ellos no menguaba gracias al cine y los sentimientos que estar allí les producían.
    La película empezó, era un drama a cerca de unos padres que pierden a su pequeño hijo en un accidente de tránsito y cómo deben afrontar la situación.
    Mientras Lucía trataba de concentrarse en el film, Camilo introdujo su mano entre las piernas de ella y rosó su ropa interior. De inmediato sintió la humedad que de ahí provenía y continuó rosándola más allá, de la manera que él sabía que a ella le gustaba. Inmediatamente ella dejó de ver la pantalla, y se volteó hacia Camilo, y comenzó a besarle la cara, lentamente, y a decirle algunas cosas al oído, muy callado, pero lograban que Camilo cumpliera un mejor papel con sus manos.
    Lucía también comenzó a tocar a Camilo, y metió su mano dentro del pantalón, su objetivo era que manualmente él lograra eyacular, pues a esas alturas ella ya se había corrido una vez y esperaba correrse de nuevo.
    Así pasaron los minutos, aquellos amantes se re descubrían cada vez más y se amaban, entre la multitud que veía una película, que Lucía no había entendido por completo. En esos momentos, ellos habían alcanzado un nivel de satisfacción que pocos experimentan. Lucía supo que ella era la mujer que hacía feliz a Camilo. Terminaron sus juegos y pusieron atención a la película. Llegó el final, los padres del niño, aparecían en París y se daban un abrazo y comenzó a sonar una canción romántica de fondo, seguida por las letras que nos muestran a todo el equipo de actores y productores que habían hecho posible aquella cinta.
    Se encendieron las luces, y los dos se levantaron, salieron separadamente, llegaron a la puerta y cada uno tomó su camino. Cualquiera que los hubiera visto en la calle no se habría imaginado lo que su sucedía entre ellos, y no tenía ni idea de qué pasaba cada vez que esos amantes se encontraban, un jueves al mes, en una sala de cine.

  • Avatar de usuario
    Última actividad

    Gabi ahora es un usuario registrado   hace 2 años, 5 meses · Ver

  • Avatar de usuario
    Blogs:
    Última actividad

    Gabi ahora es un usuario registrado   hace 2 meses, 2 semanas · Ver

  • Avatar de usuario
    Última actividad

    Gabii Uliambre ahora es un usuario registrado   hace 1 año, 3 meses · Ver

|  red social literaria de Random House Mondadori
css.php