Prosas Peregrinas - Ensayos

Prosas Peregrinas - Ensayos

  • Relatos cortos
  • 6 capítulos

¿Te gusta la obra? ¡Anímale a publicar con tus aplausos!

Lecturas 51
Guardado en favoritos 5
Comentarios 6

Me gustan la letras, la música, el arte en general, el mate, el ajedrez, así como deportes y actividades en la ciudad y naturaleza. Soy...

  • 6
  • 51

Descripción

En esta obra se entregan ensayos y relatos breves para sentipensar, que con sentida sencillez intentan captar los detalles que dibujan la vida cotidiana del autor y de la sociedad. (Obra semi-concluida. Quizá agregaré nuevos textos en adelante). Incluidos hasta ahora: Pies descalzos / Sincronía / El paso de los días / Redescubriendo los sentidos / Desde ahora y para siempre ¡¡Gracias a los que leen y comentan!!

¿Te gusta? ¡Díselo al autor!
Publica tu reseña sobre el manuscrito

Para comentar, hay que estar registrado

  • Heidi Vivas

    Heidi Vivas - jueves, 16 de julio de 2020

    Muy puro y diáfano tu decir. Me agrada que en pocas líneas me has transportado a mi niñez, ya muy lejana. ¡Muy buen decir!

  • J.  M.

    J. M. - domingo, 5 de julio de 2020

    Deliciosos, me han encantado. De una gran sensibilidad, y el mismo tiempo sencillos. Un placer.

  • Norberto Roman

    Norberto Roman - viernes, 26 de junio de 2020

    Hola. Qué tal? Me alegra muchísimo que crucemos nuestro lápiz Alejandro en esta web y ambos pongamos nuestro punto de vista a nuestras obras. Recibe un inmenso saludo...La vida es maravillosa de niños. Somos similar a un perro en el buen sentido que se maltrata y al segundo el pobre olvida. Más en cambio, cuando creces quedan esas espinas en lo más profundo de nuestro subconsiente, en nuestro interior y en nuestro corazón. Es como si la vida te contara en susurro para luego gritarte en un solo suspiro que no seas melancólico y mucho menos alérgico al sabor de ella misma... qué es la vida que va de prisa marcando nuestra senda alocada... qué es la vida si a su antojo mueve nuestros pies descalzos o con zapatos si todo lo que hay en la atmósfera está en sus delicadas manos y no tarda en pasar la factura con sus navajas. Sus heridas dejan cicatrices profundas para toda la vida y ni tu ni yo podemos esquivarla. Me he aguantado mucho. El paso de los días se siente fresco con un buen ritmo cristalino que te invita a profundizar en tan pocas palabras y eso es justamente lo que se necesita en un micro. Por otra parte, creo que sí mezclas más la poesía, sea rimada o no. Tendrás mejor encaje a tu interior y podrás hablar con mucha más soltura. Me refiero a que la palabra que uses tome de la mano a la que está atrás y de paso a la de alfrente, osea ambas halen con presicion la fuerza del concepto que quieres trasmitir... gracias por dejarme entrar en tu mundo creativo...

  • Alejandro Palma

    RE:

    Alejandro Palma - martes, 30 de junio de 2020

    Gracias por tus comentarios Norberto, los valoro mucho. Tienes mucha razón en tu apreciación, sobre todo tu consejo final. Es de alguna manera lo que busco actualmente. Muchos de estos escritos son antiguos, pero no por eso significa que ya he logrado mejorar en esos aspectos, así que lo valoro profundamente. Un gran abrazo! nos seguimos leyendo =).

  • Manel Artero Badenes

    Manel Artero Badenes - domingo, 7 de junio de 2020

    Genial metáfora la de los pies. El mundo visto desde la perspectiva de lo que nos conecta con las dos dimensiones básicas. Esos pobrecitos pies a los que, cuando vistes de fiesta: calcetines y zapatos, encierras en el mundo ciego del que ya no ve con los ojos infantiles sino con la mirada adulta del desencanto. Lo dicho, me ha impactado, y eso, puedo decirte que apenas me sucede en MGE. Recibe un cordial saludo.

  • Alejandro Palma

    RE:

    Alejandro Palma - lunes, 8 de junio de 2020

    Muchas Gracias Manel, tal como describes: encierras en el mundo ciego del que ya no ve con los ojos infantiles sino con la mirada adulta del desencanto. Agradezco mucho tu valoración del texto. Saludos cordiales y me pasaré a leer lo mas nuevo que tengas en tu perfil también.

Más en Relatos cortos

Ver todos