Amadeus, Julia y el niño

Amadeus, Julia y el niño

  • Relatos cortos
  • 2 capítulos

¿Te gusta la obra? ¡Anímale a publicar con tus aplausos!

Lecturas 353
Guardado en favoritos 10
Comentarios 8

Alguien que solo pretende indagar en lo potencial mas allá de las convenciones y de los rebuznos de los que se creen sabios. Alguien que...

  • 138
  • 646

Descripción

Al cansancio lo sintió como una joroba en la espalda, pero su conciencia estaba limpia. Dejaba de subsumirse a pesadillas en terribles ciudades y aldeas, y a aquello que lo había falsificado. La Corona lo situó entre los amados y los detestados, y él no supo jugar dentro de esa demarcación. Desde lejos juzgó que una mujer le acarrearía una derivación milagrosa. Ella le había pedido que se alejara de la Corte, recuperara la alegría, y se engrandeciera dentro del anonimato. Por su intermediación ejecutaba ese plan de trazos sencillos. Con Julia a su lado, se desligaría más cómodamente de lo que antes consideró imprescindible. El hombre emprendió su marcha por un área espesa. Había zanjas que rivalizaban en tamaño entre sí y hacían añicos la frágil dirección; los enredos de esos espacios le resultaban perturbadores. La naturaleza era agitada por el viento y las excesivas vegetaciones tapaban lo que se sucedía más allá. Le tomaría tiempo tamizar esas distancias en un sendero juicioso. Pero si su fervor decaía y se encarecían los que lo habían denunciado malamente, perdería esa pequeña pleitesía que le concedía lo temporal. Si arribaba al recluido lugar en que lo esperaba Julia, ya no sería aplaudido ni vituperado.Cuento, 12 páginas.

¿Te gusta? ¡Díselo al autor!
Publica tu reseña sobre el manuscrito

Para comentar, hay que estar registrado