La red social literaria que publica tu talento

Recursos para escritores

Todo lo que necesitas para convertirte en autor

La teoría del iceberg de Hemingway

La teoría del iceberg de Hemingway

Nos gustaría compartir una breve entrada sobre teoría del Iceberg de Hemingway. Es simple pero efectiva y nos ayudará a dotar a nuestro cuento de todo ese subtexto y mundo interior que tanto nos gusta cuando lo descubrimos en los relatos de los grandes escritores.

 

El Iceberg de Hemingway

Gran parte de la obra del escritor estadunidense parece que flota sobre el agua. Y, a pesar de eso, sus historias no naufragan. Y es que toda la estructura narrativa que aguanta sus relatos (y en ese saco metemos también su simbolismo) está bajo el agua, sosteniendo el relato, sugerida o pincelada en el mismo. Esa realidad convierte la literatura del Hemingway en un océano por el que navegar y vivir más de una aventura en cada lectura.

La teoría en cuestión es sencilla. Según Hemingway, todo relato debe reflejar tan sólo una parte pequeña de la historia, dejando el resto a la lectura e interpretación del lector, sin evidenciar el veradero fona. tal y como sucede con un iceberg.

Eso significa que debemos conocer y dominar todos los puntos de la historia de nuestros relatos, se lleguen a plasmar en palabras o no. 

 

 

No hablamos de moralejas o de dobles sentidos (que también). El concepto va mucho más allá: si quiero hablar del amor, quizá puedo centrar mi relato en una pareja que se pelea por la vacaciones. A través de esa pelea, por ejemplo, entraremos en una realidad mucho mayor (la amor en sí), sus consecuencias (cómo afecta el tiempo en la vida de un pareja, la incomunicación), y grandes temas de la humanidad… Todo ello sin que se haga referencia o se describa de una manera explícita en el relato.

En confidencia, hay mil maneras de conseguir que un relato nos atrape precisamente por lo que no se dice. El contraste, la descripción vaga, la expresión de un estado de ánimo…

Dicen que durante el año 1923, después de terminar su cuento Out of Season, fue cuando empezó a madurar esta teoría. “Omití el verdadero final (refiriéndose al cuento) el cual era que el anciano se ahorcó. Esto se omitió en el contexto de mi nueva teoría, que se puede omitir cualquier parte... y la parte omitida reforzaría la narración”, dice Hemingway en el libro que refleja su experiencia como escritor en París, París era una fiesta.

Uno de sus biógrafos, Carlos Baker, dice que el escritor aprendió entonces “cómo sacar el máximo provecho de lo menor, cómo podar el lenguaje y evitar movimiento residual, cómo multiplicar la intensidad y la forma de decirle nada más que la verdad de una manera que permite para contar más de la verdad”.

 

Un pequeño ejercicio

¿Os animáis a probarlo? Es fácil, escribid en los comentarios de este artículo un pequeño cuento de dos o tres oraciones en el que, con muy poca información, se cuente todo un universo. Y, una vez leáis los del resto de escritores/as, comentad cómo lo mejoraríais (si es necesario). ¡No es necesario que hable del martes! ¡Tema libre! ¡Al ataque!

 

Las opiniones de la comunidad (10)

Regístrate o haz logon para añadir un comentario.

  • Jo hana Loville

    Jo hana Loville - domingo, 15 de mayo de 2016

    Llegó arrastrándose dejando marcas en la arena y sosteniendo su pecho , no dejaba de toser ni de recordar lo ultimo que le dijo

  • Margarita del Brezo

    LA HORA DE LA VERDAD.

    Margarita del Brezo - viernes, 20 de febrero de 2015

    Cuando llegó a casa, vio que el reloj de arena yacía en el suelo. Roto como un juguete sin cuerda. Y supo que había llegado la hora.

  • Piteas De Adunte

    RE: LA HORA DE LA VERDAD.

    Piteas De Adunte - lunes, 23 de febrero de 2015

    Me gusta. Corto y rotundo.

  • Helena Vélez

    RE: LA HORA DE LA VERDAD.

    Helena Vélez - lunes, 20 de abril de 2015

    La Hora de la verdad, me pareció buen cuento. La aplicación en él del iceberg de Hemingway, fue interesante.

  • Leonardo Velarde

    Leonardo Velarde - martes, 10 de marzo de 2015

    Me recuerdo postrado, enfermo en la cama. Ahora, ahora estoy aquí.

  • ToneTTi Fz

    Sábanas manchadas

    ToneTTi Fz - jueves, 26 de febrero de 2015

    Estaba confuso; pero ni todas esas emociones contradictorias impidieron que apretara el gatillo. Dos veces.

  • Alba

    Inframundo

    Alba - martes, 24 de febrero de 2015

    Mil almas se arrastran por un suelo negro y sucio, y tan áspero que el roce es suficiente para desgarrar la carne. Sobre sus cabezas, se herije una figura colosal cuya visión arranca alaridos de las gargantas más valientes. Su boca es una cruel caricatura de sonrisa que hiela la sangre en las venas, y sus ojos hediondos destilan el más malvado goce.

  • Piteas De Adunte

    Viaje vespertino

    Piteas De Adunte - lunes, 23 de febrero de 2015

    Lucylle se aflojó discretamente el corsé: se lo había tenido que ajustar mucho para dibujar las curvas que su cuerpo aún no tenía. Pero James y el coronel ya no le prestaban atención, ambos miraban absortos como dejaban atrás el desvenzijado hangar. Con un zumbido sordo, el zepelin les adentraba lentamente en el ambarino cielo de Venus.

  • Piteas De Adunte

    Viaje vespertino

    Piteas De Adunte - lunes, 23 de febrero de 2015

    Lucylle se aflojó discretamente el corsé: se lo había tenido que ajustar mucho para dibujar las curvas que su cuerpo aún no tenía. Pero James y el coronel ya no le prestaban atención, ambos miraban absortos como dejaban atrás el desvenzijado hangar. Con un zumbido sordo, el zepelin les adentraba lentamente en el ambarino cielo de Venus.

  • Juan López Parejo

    Tormenta

    Juan López Parejo - jueves, 19 de febrero de 2015

    Apreté los puños, era la hora. Sentía el rugir de un millar de almas como si de una tormenta se tratase. Era la hora, habían anunciado mi nombre y, aunque los nervios se agarraban a mi garganta como alambre de espino, ya no había marcha atrás. A cada paso el ruido atronador era más ensordecedor. Agarré el mástil de la guitarra con todas mis fuerzas y salí al escenario... ya no hay vuelta atrás.