Post del MEGUSTAESCRIBIR

Los nombres establecen un sinfín de relaciones semánticas con quien es nombrado. Lo mismo sucede con la literatura. El título de una novela, de una antología poética o de una compilación de cuentos son una huella dactilar que delatan a varios culpables: el autor, la historia, sus personajes… Podemos seducir a los lectores de mil […]

Últimos Post

Alcé el cuenco de los años los de leche y los de sal y lo derramé en mi boca.   Sentí la disonancia de los opuestos, un silencio que sabe a corchea o un dedo que apunta a las palabras no pronunciadas.   Era un líquido espeso y azul, como el bosque donde se perdió […]

Hoy tengo el inmenso placer de presentarte el prólogo de mi segunda novela: “El Visitante Maligno II” de Fernando Edmundo Sobenes Buitrón. Ojalá sea de tu agrado… BOOK TRÁILER   Hace tres años, Francys Perrys fue el único sobreviviente a la masacre de su familia a manos de su padre… Hace tres años, lo que […]

 ESTAMOS LEJOS EN TU MENTE En una habitación donde siempre se encontraban los peluches de Ana; Caramelito una osita que había dormido por mucho tiempo con ella y un día decidió separarse y colocarla encima del closet, en ese lugar ya no podía charlar todo el tiempo con sus amigos: Cruu la rana entrometida la […]

- ¡Uy! – dijo Ángel con la mejor de sus caras de culpabilidad Lo miré, como se mira a alguien que te acaba de manchar la camiseta blanca que estabas estrenando, pues es eso lo que ocurrió, sentí como me salpicaba en el brazo la grasa que suelta el langostino al ser decapitado. – ¡Joder […]

Me levanté del taburete, preguntándome, ¿por que, después de más de veinte años, sigo viniendo a este bar? -       ¡Pedro!, ¿Es este nuestro plato? – Le indicaba con mi índice Pedro asintió, mientras hablaba de política con otro cliente. Cogí el plato y me volví a la mesa, me di cuenta que Ángel le estaba […]

Ángel miraba a la freidora, como cuando alguien mira el ataúd de un ser querido recientemente fallecido. -       Os puedo preparar cualquier otra cosa, pero nada frito – Dijo Pedro, que continuaba lamentándose -       ¡Venga!, Haznos unos langostinos a la plancha – Me dirigí a María y Ángel, asintiendo Ángel cambió su semblante, su tristeza […]

Esta vez no fue una patada en la espinilla, María me propició un pisotón, mientras se sentaba, que ríete tu del que Stoichkov le dio a Urizar Azpitarte. Le dedique la mejor de mis miradas de odio, llevaba unas zapatillas de tela y ella unos zapatos de tacón negros, con unos 10 centímetros de longitud, […]

|  red social literaria de Random House Mondadori
css.php